Navigation

¿Qué hacer en caso de acoso sexual?

El acoso sexual en el trabajo es tema de discusión en Suiza. Keystone/Gaetan Bally

Cuando las acusaciones de conducta sexual inapropiada por parte del parlamentario suizo Yannick Buttet se produjeron hace algunas semanas, el discurso sobre el acoso sexual en Suiza pasó de que podría ser posible a qué debemos hacer al respecto.

Este contenido fue publicado el 13 diciembre 2017 - 16:00
Jessica Davis Plüss

Aunque un estudio encargado por el Gobierno reveló que el 28%Enlace externo de las mujeres en Suiza experimentan acoso sexual a lo largo de su vida profesional, rara vez estos casos aparecen en los titulares como sucedió con el escándalo de Harvey Weinstein y los ejemplos subsiguientes en Estados Unidos. Sin embargo, el caso Buttet y las recientes acusaciones contra el profesor Franco MorettiEnlace externo, junto con la campaña global #metoo en las redes sociales han contribuido a trasladar lo que en gran medida ha sido visto como un asunto privado, a la conciencia pública.

¿Qué debe hacer si sufre acoso sexual en un lugar de trabajo en Suiza? ¿Qué recursos prácticos y canales legales están a su disposición y qué tan efectivos son? swissinfo.ch responde preguntas clave sobre los derechos de los empleados y las responsabilidades del empleador con respecto al acoso sexual en el lugar de trabajo.

1. ¿En qué medida el acoso sexual es un problema en Suiza? ¿Qué tan agudo es?

“Definitivamente, es un problema aquí”, dice Franciska Krings, profesora de comportamiento organizacional en la Universidad de Lausana y coautora de un estudioEnlace externo que compara el acoso sexual en las diferentes regiones lingüísticas y culturales de Suiza. Según esa investigación y un estudio realizado en 2008Enlace externo por encargo de la Oficina Federal de Igualdad de Género, alrededor de la mitad de las mujeres y hombres encuestados en las diferentes áreas lingüísticas del país dijeron que experimentaron “conductas potencialmente de acoso” en el lugar de trabajo, como bromas, burlas, y flirteos.

Sin embargo, cuando se les preguntó si habían sufrido acoso sexual, las tasas fueron sorprendentemente diferentes de acuerdo con las regiones y géneros. Alrededor del 18% de las mujeres y menos del 8% de los hombres en el cantón de habla italiana del Tesino y en la Suiza francófona dijeron que sí, en comparación con el 30% de las mujeres y el 11% de los hombres en la parte de expresión alemana. Krings explica que, “las personas pueden estar más conscientes del problema en esta última, pero también podría ser que algunas culturas alientan a las mujeres a hablar más fácilmente”.

2. ¿Cómo define la ley suiza el acoso sexual?

El acoso sexual es una forma de discriminación basada en el sexo y es ilegal bajo la ley suiza. La Ley Federal sobre la Igualdad entre Hombres y MujeresEnlace externo de 1995 describe los comportamientos de acoso como amenazas, promesas de ventajas, el uso de la coerción y el ejercicio de presión para obtener favores de naturaleza sexual. Las observaciones sexistas, el contacto corporal no deseado o la exhibición de material ofensivo en una oficina también pueden considerarse acoso sexual. Lo que importa no es la intención del acosador (a), sino cómo afecta su conducta a la persona en cuestión y si es indeseable o bienvenida.

Cuando un empleado es atacado y el comportamiento se repite durante un cierto período, el acoso sexual puede ser una forma de intimidación, conocida como ‘mobbingEnlace externo’ que busca marginar o excluir a una persona en su lugar de trabajo. Como explica la política de la Universidad de BaselEnlace externo, “el principal motivo detrás del acoso no tiene nada qué ver con el erotismo o la atracción sexual. El aspecto sexual se presta a este tipo de comportamiento de acoso, porque es un área donde las víctimas son especialmente vulnerables”.

Le invitamos a continuar con el tema del acoso sexual en Suiza a través de nuestra segunda entrega mañana jueves, 14 de diciembre.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.