Navigation

Pilatus tendrá nuevos dueños

Permanecerá en manos suizas. Keystone

El consorcio industrial Unaxis, ex Oerlikon Buerhle, vende su fábrica de aviones Pilatus a un grupo de inversores, de mayoría suiza. La transacción, cuyo monto se desconoce, sería concluida a fines de enero de 2001. No habría despidos.

Este contenido fue publicado el 21 diciembre 2000 - 13:09

Se trata de una venta ya anunciada por Unaxis en el marco de la reorientación de su estrategia que pone énfasis en la concentración de sus actividades en los sectores de servicios y de la tecnología de la información.

Según el comunicadode Unaxis, la fábrica de aviones Pilatus está en condiciones de convertirse en empresa autónoma y de entrar pronto a la Bolsa.

Jörg Burkart, de Zúrich, Hilmar Hilmarsson, de Grepen, el consorcio IHAG, de Zúrich y la Caja de jubilaciones del grupo químico - farmacéutico Hoffmann-La Roche, de Basilea, figuran en el grupo de inversionistas que se hará cargo del futuro de Pilatus.

En vista de que la operación será cerrada a fines de enero de 2001, las partes prefieren mantener en reserva el monto de la misma. El comunicado informa, empero, que los nuevos dueños mantendrán el actual equipo de dirección de la fábrica de aviones asentada en Stans, región central de Suiza.

En los planes tampoco figura una eventual reducción de la plantilla integrada actualmente por unos 1.000 trabajadores.

Blanco de críticas

La fábrica de aviones Pilatus, fundada en 1939 para prestar apoyo a la Fuerza Aérea de Suiza, optó temprano por el diseño y la fabricación de sus modelos propios. Desde entonces ha construido varios tipos de aviones eficaces para fines civiles y a veces militares.

Adquirió notoriedad singular con su modelo PC-7, cuyas características de avión de entrenamiento ofrecían la posibilidad de introducir cambios técnicos sencillos para convertirlo en avión artillado. Vendió un total de 450 unidades de este tipo.

Los aviones Pilatus no han servido siempre a propósitos civiles. Durante la guerra de Vietnam se fabricó, bajo licencia, el modelo armado del PC-6, que fue empleado en operaciones especiales.

Pero el uso militar del PC-7 en varios países, sobre todo de América Latina y Africa, es el que causó más dolores de cabeza a la fábrica de Stans. En numerosas ocasiones se la acusó de violar la ley suiza sobre exportación de material de guerra. Para resolver esta controversia impuso modificaciones técnicas que impedirían transformar un avión de entrenamiento en uno de guerra.

Marca de tradición

Pilatus es una empresa importante en la industria de la aviación europea. Su volumen de negocios en 1999 se elevó a 435 millones de francos y en el tercer trimestre del presente año expandió sus ventas en un 20 por ciento. La cantidad de encargos recibidos en este período creció en 64 por ciento, equivalente a 492 millones de francos.

La venta de Pilatus al grupo de inversores, en su mayoría suizos, parece asegurar la perspectiva de independencia de la empresa y de conservar los puestos de trabajo en Suiza y en el extranjero. "Estamos convencidos de que es una solución bien fundada" dijo al respecto el presidente de Unaxis, Willy Kissling.

swissinfo y agencias







Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.