Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Plantas y razas raras Un día en la granja Pro Specie Rara

阿彭策尔山羊

La graciosa cabra de Appenzell es una de las imágenes más tradicionales asociadas a Suiza.

(邵大海,瑞士资讯swissinfo.ch)

El cerdo lacustre de Mangalica, el ganado gris Rético, la manzana miel o la ciruela Chézard: son términos que se escuchan pocas veces en nuestros días, a no ser que nos encontremos en la Ferme des sens, una granja especializada en la conservación de especies raras.

La Ferme des sensEnlace externo se ubica en la localidad de Châtel-St-Denis, en el cantón de Friburgo, que es bilingüe (alemán-francés). Stéphane, su propietario, nació en la década de los años 70 y ha hecho de este lugar una granja orgánica, pero también un modelo de ecosistema a pequeña escala que alberga y reproduce casi todo tipo de especies de frutos, hortalizas, aves de corral y ganado que están en la lista de especies en peligro de extinción de Suiza.

Son las 5 de la madrugada, la luna aún brilla sobre los campos cuando Stéphane inicia su jornada laboral. Entra en el corral con sus principales herramientas agrícolas. Un día típico en su vida comienza con el sonido de la máquina de ordeño, que rasga el silencio de las primeras horas del día.

Las cabras Appenzell

Las cabras del corral de Stéphane son Appenzell, una de las razas autóctonas más antiguas de Suiza, inscrita en la lista de las especies que podrían desaparecer. Quedan pocos criadores que se ocupan de su conservación y reproducción. Desde el punto de vista económico, las Appenzell son menos atractivas que otras razas más modernas que crecen más rápido. Sin embargo, su resistencia, cuerpo robusto y generosa producción de leche son particularmente adecuadas para un país de montañas como Suiza.

Las cabras Appenzell son de un color blanco puro y poseen un pelaje de longitud media. Constituyen la imagen tradicional que el mundo ha tenido durante siglos de las cabras helvéticas. Además, las Appenzell tienen un significado histórico y cultural especial para Suiza.

Tras ordeñar este rebaño, la primera parte de las tareas agrícolas de Stéphane queda concluida. Para entonces, mientras el sol se levanta, el campo comienza a cobrar vida. De lunes a viernes, es el momento en el que Stéphane lleva a su hijo a la escuela en la ciudad, para luego regresar a su granja y llevar a las cabras a pastar a las laderas y también para conceder un rato de libertad a sus nueve vacas grises Rético que se alimentarán en los pastizales.

Ganado gris Rético

Este ganado, también en vías de extinción, es particularmente llamativo. A diferencia de la mayoría de las vacas alpinas, el ganado gris Rético no tiene manchas de color. Su pelaje gris es monocromático, recuerda el color de la tinta. Y cuando una manada se mueve a lo largo de las laderas, produce un efecto visual sorprendente.

Su aportación económica también es importante para Suiza: es un ganado más pequeño que el que caracteriza a las razas "cosmopolitas", como la Zebuína asiática. Sin embargo, el ganado gris Rético es más baratos a la hora de alimentar, porque se contenta con heno y pastizales de baja calidad.

Esto permite que crezca el valor económico de algunas hierbas de montaña (que no son consumidas por este tipo de ganado). Y son reses que se adaptan bien a las praderas de las escarpadas montañas porque son ligeras y con pezuñas relativamente grandes.

Especies en riesgo

A diferencia de la mayoría de las razas modernas, muchas especies en peligro de extinción son antiguas, más pequeñas que las modernas y con características genéticas que han evolucionado naturalmente. Como consecuencia, su ciclo de crecimiento es más largo y su producción de carne, menor. Esto ha hecho que muchas razas antiguas se vuelvan impopulares y que, en algunos casos, se hayan extinguido.

Las razas antiguas, no obstante, también tienen ventajas: sus características genéticas son más estables, pueden adaptarse con mayor facilidad al clima y al entorno en el que viven y son más resistentes a las enfermedades. Además, pueden alimentarse con hierbas y heno, aunque no sean de gran calidad. Todo esto les ha permitido sobrevivir a lo largo de los siglos.

Pro Specie Rara

Es una fundación suiza sin ánimo de lucro, fundada en 1982 para preservar razas de ganado y plantas de cultivo en vías de extinción.

Durante más de tres décadas, Pro Specie Rara ha liderado esta tarea en Suiza y trabaja en estrecha colaboración con asociaciones, ganaderos y criadores. Tiene 3 000 miembros entre particulares e instituciones privadas. Recibe donativos privados para realizar su trabajo.

Esta organización considera que muchas especies locales se han salvado de la desaparición gracias a su trabajo. Un esfuerzo que es reconocido a nivel nacional e internacional, ya que Pro Specie Rara es pionera en el mundo en la misión que realiza.

Fin del recuadro

Pero la agricultura moderna, que pone el acento en los beneficios económicos y que privilegia la producción a gran escala, no concede demasiada importancia a las características de las razas antiguas. La extinción de este tipo de animales se ha acelerado, provocando una menor diversidad genética en los ganados.

Una falta de diversidad genética que se traduce en poblaciones de animales de granja mucho más homogéneas y endogámicas, y menos capaces de reaccionar favorablemente ante riesgos externos, como las enfermedades.

Esta realidad ha caracterizado la agricultura desde que inició la industrialización de esta actividad económica hace ya 200 años. Esta transformación agrícola también ha tenido un impacto en el desarrollo sostenible y en la biodiversidad. De ahí la importancia de la Fundación Pro Specie Rara, que no persigue fines lucrativos. Su único objetivo es proteger a aquellas especies que pronto podrían extinguirse.

Cerdos y gallinas

Stéphane es parte de un grupo de alrededor de 3 000 personas e instituciones que conforman Pro Specie Rara. Hace siete años decidió hacerse cargo de la granja de su abuelo, que estaba casi abandonada, y comenzó a cultivar los campos en barbecho y a reparar la granja. Comenzó a criar animales y plantas Pro Specie Rara, en peligro de extinción, y creó zonas de vida silvestre que facilitan, naturalmente, el desarrollo de mariposas y arañas. Por realizar esta labor, Stéphane recibe apoyo financiero del gobierno pero, sobre todo, del cantón de Friburgo.

Entre el resto de los animales que habitan la granja, también hay algunos ejemplares de las singulares gallinas blancas suizas y de las gallinas barbudas Appenzell, además de 13 cerdos Mangalica.

Un tipo de cerdo caracterizado por ser lanudo y más pequeño que los lechones comunes. Su pelaje de oveja lo hace particularmente agradable a la vista. Su carne no es tan magra como la de un cerdo rosado, pero es una raza mucho más tolerante al frío.

Los cerdos Mangalica pueden pasar más tiempo en el exterior, asegurando con ello el crecimiento de algunas plantas del entorno y propiciando un mayor equilibrio y protección a nivel ecológico.

Trabajo duro

Ordeñar, alimentar, segar, cultivar y administrar: la vida de un agricultor es mucho más dura que la urbana. Pero, dado que debe cumplir además con los estándares de una granja orgánica y que su ganado tiene un menor rendimiento, Stéphane está obligado a trabajar el doble. No se queja, lo disfruta y jamás se ha arrepentido de haberse hecho cargo de la granja.

Es un convencido de la importancia que tiene la relación entre la biodiversidad y la agricultura sostenible, así que no teme que los procesos sean más largos y los rendimientos sean menores.

Pero, considerando que la granja no produce suficientes ingresos para cubrir las necesidades de su familia, Stéphane está obligado a trabajar en las tardes en un hogar para personas con discapacidad mental. Esto le ha permitido conseguir una conexión especial entre dos lugares de trabajo que parecerían no tener nada en común: Stéphane invita regularmente a los habitantes de este hogar a visitar su granja, en donde pueden ayudar con alguna actividad y gozar del contacto con la naturaleza.

Por ejemplo, la tienda de la granja está abierta todos los viernes por la tarde y vende productos orgánicos producidos en las tierras de Stéphane y en las cercanías. Una vez que las lechugas llegan en cajas de madera, Stéphane les enseña a sus invitados cómo empaquetar los productos en bolsas de papel.

Una revolución silenciosa

Incluso una breve visita a la granja es suficiente para percibir claramente el amor que su propietario tiene por la naturaleza, el medioambiente y el resto de la humanidad.

La tienda de la granja de Stéphane luce austera comparada con las de la ciudad, pletóricas de decoraciones y luces sofisticadas. Por ello, un póster que está colgado en la pared se vuelve más llamativo.

El afiche es sobre la película ‘Revolución silenciosaEnlace externo’, que habla sobre el ser humano y la agricultura. En él, un granjero sonríe en un campo de trigo. En la esquina derecha del mismo puede leerse una cita del activista y agricultor francés Pierre Rabhi: "La verdadera revolución es la que nos lleva a transformarnos, para luego transformar al mundo".

¿Qué es la producción orgánica y qué especies están en riesgo de extinción?

La agricultura ecológica presta una gran atención a la naturaleza y a los ciclos naturales de las plantas. Evita el uso de aerosoles sintéticos y fertilizantes, estimulando los mecanismos de defensa naturales de plantas y animales.

Las especies en peligro de extinción son aquellas que podrían desaparecer. Para definir la gravedad de cada caso, existe una Lista Roja de Especies en Peligro de Extinción elaborada por la Unión Internacional de Conservación de la NaturalezaEnlace externo (UICN), que las clasifica entre "en peligro extremo", "en peligro", "vulnerables" y "casi en riesgo".

“En peligro extremo” significa que podrían desaparecer dentro de muy poco. "En peligro", que podrían extinguirse en algún tiempo más si no se toman medidas. "Vulnerable", que están en riesgo de desaparecer a medio plazo. El "riesgo cercano", podrían entrar a una zona de riesgo de disminución sensible o de extinción.

Fin del recuadro


Traducción del inglés: Andrea Ornelas, swissinfo.ch

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes