Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Política de cooperación “En juego la reputación de Suiza como contraparte fiable”

En primer plano, una mochila con  sello de Suiza. Al fondo, unos ni´nos en la escuela

¿Dónde y cómo debe intervenir la cooperación suiza al desarrollo?

(Keystone / Anthony Anex)

Menos países, más importancia al sector privado y a la migración: el debate político sobre la nueva orientación de la ayuda suiza al desarrollo comienza en mayo.

Fritz Brugger, docente y experto en cooperación al desarrollo, analiza los riesgos y las oportunidades.

swissinfo.ch: El Consejo Federal (Gobierno) quiere, en la perspectiva de los próximos cuatro años, asegurar una orientación sólida para la ayuda suiza al desarrollo. Por primera vez, políticos y grupos de interés podrán expresar previamente su opinión. ¿Será un tema menos controversial en el futuro?

Fritz Brugger: Me temo que no…Hasta ahora, la discusión se concentró principalmente en la cuestión del nivel del compromiso de Suiza, es decir cuánto dinero debería destinarse a la cooperación al desarrollo. Esta situación está cambiando con la consulta previa, que se concentrará más en las cuestiones de contenido e instrumentos, las que antes pertenecían a la esfera de los expertos.

La cooperación al desarrollo se concentra más en los intereses a corto plazo de Suiza

Fin de la cita

swissinfo.ch: Esto puede ser positivo…

F.B.: Sí, es necesario un debate público sobre el actual mandato de la cooperación suiza al desarrollo. Pero se corre el riesgo de que las cuestiones técnicas sean politizadas. A esto contribuye el hecho que estamos en un año electoral. Se trata de poner en discusión la ayuda al desarrollo. Es una temática que a los políticos les gusta discutir.

Puntos clave del Mensaje

Por primera vez -posiblemente en mayo- el Consejo Federal someterá a consulta el Mensaje sobre la cooperación internacional de Suiza para los años 2021-2025. Propone reorientarla tanto a nivel geográfico como temático. A finales del año pasado, ya hizo público  los puntos esencialesEnlace externo .

swissinfo.ch: La cooperación suiza deberá concentrarse en el futuro en cuatro regiones. Además, debería tenerse más en cuenta los intereses de la economía y estar más estrechamente ligada a la migración. ¿Estas medidas tienen un denominador común?

F.B.: Se percibe una orientación de la cooperación hacia los intereses a corto plazo. Hasta ahora, todo el mundo reconocía que la lucha contra la pobreza correspondía con el interés de Suiza a largo plazo. Actualmente, se miran los intereses a corto plazo, que buscan reducir la migración. Desde esa perspectiva, la ayuda al desarrollo debe ser transformada en un instrumento de gestión de la migración.

swissinfo.ch: ¿Es errónea esta perspectiva?

F.B.: Las investigaciones muestran que a corto plazo la cooperación al desarrollo no reduce la migración. No podemos limitarnos a mirar a la gente que llega a Suiza proveniente de Siria o Etiopía y orientar toda la cooperación en esa dirección. Las razones que influyen en la decisión de migrar son múltiples.

Este enfoque, que se centra en los intereses propios coyunturales conlleva, también, el riesgo de pasar de una perspectiva de largo plazo y fiable de la lucha contra la pobreza a intervenciones a corto término. Suiza podría así decidir abandonar o continuar su cooperación al desarrollo en una región determinada, dependiendo del número de refugiados y migrantes que lleguen a nuestro país.

Se corre el riesgo de crear una contradicción interna, ya que el dinero invertido podría no tener un efecto a largo plazo

Fin de la cita

swissinfo.ch: ¿Cuáles serían las consecuencias?

F.B.: El riesgo es crear contradicciones internas, ya que el dinero invertido podría no tener un efecto a largo alcance. En términos de eficacia, podría no ser gastado de la mejor manera, lo que daría lugar a críticas justificadas. Habría que examinar las medidas de cooperación al desarrollo sobe todo en función de su impacto y orientarlas en ese sentido.

Es decir, elegir los actores y los instrumentos sobre la base de la eficacia. Analicemos el llamado a que el sector privado juegue un mayor papel. Sin duda le espera un rol importante. Pero la amplitud del mismo debería depender, en todo caso, del análisis de quién y cómo garantiza la mayor eficacia.

Fritz Brugger  realiza investigaciones y enseña en el NADEL, el centro para el desarrollo y la cooperación de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (EPFZ). Anteriormente trabajó en la ONG Helvetas y fue consultor independiente para instituciones bilaterales y multilaterales, ONG, y empresas privadas.

(ZVG)

swissinfo.ch: ¿Piensa que la reducción de la pobreza, en tanto objetivo principal, está en peligro?

F.B.: La tendencia a transferir las prioridades de corto plazo de la política a la cooperación cambia la perspectiva del debate. Existe el riesgo de que tengan mayor peso ciertos instrumentos y temas, sin considerar las tendencias y desafíos de largo alcance.

Por ejemplo, sustancialmente, no se puede criticar a Suiza de querer reducir el número de países en la perspectiva de optimizar el uso de las fuerzas disponibles. Sin embargo, es importante entender que la geografía de la pobreza ha cambiado. No solo contempla la falta de dinero, sino que se mide, también, en términos de salud, de nutrición, de acceso al agua o a la educación. Hay cada vez menos, “países pobres”, pero existen muchos países en los cuales grupos de población de ciertas regiones viven en la pobreza o aquellos en los cuales se ha agravado la pobreza a partir de una rápida urbanización.  Tales desigualdades esconden un gran potencial de tensiones sociales.

swissinfo.ch: ¿Suiza es el único país que reorienta la cooperación al desarrollo concentrándose en sus propios intereses a corto plazo?

F.B.: Los Estados, actualmente, priorizan de más en más sus propios intereses. Y la temática de las migraciones domina el debate interno en muchos países. En ese sentido, la discusión helvética se inscribe en una tendencia general.

Por ejemplo, en el seno de la Unión Europea (UE) existe una considerable presión para gestionar la migración con los fondos de la cooperación al desarrollo. Y en Inglaterra, se discute desde hace años sobre los intereses nacionales y de política externa, así como sobre el rol de la industria en la cooperación.

swissinfo.ch: La ayuda suiza al desarrollo es reconocida por su neutralidad y su fiabilidad. ¿Esta reputación puede verse amenazada con la nueva orientación?

F.B.: La reputación que se forjó como contraparte honesta no se ve amenazada. El país es demasiado pequeño para ejercer una política de potencia. En lo que concierne a la fiabilidad, soy menos optimista. Los países con los que colabora Suiza la aprecian porque mantiene sus promesas a largo plazo. Si la asignación de fondos para la cooperación depende en el futuro de los movimientos migratorios actuales, nuestra reputación correrá peligro. La fiabilidad es esencial si queremos tener un impacto en las cuestiones de desarrollo.

swissinfo.ch: En comparación con Estados Unidos o la UE, Suiza es un actor menor en el mundo de la cooperación al desarrollo…

F. B.: Aunque financieramente es un actor pequeño, sabe posicionarse. Hasta ahora ha logrado encontrar áreas en las cuales puede obtener resultados importantes en relación a los medios invertidos. No sería prudente arriesgar ese rol en dichas áreas, -con una perspectiva a largo plazo- si se prioriza un pretendido interés particular, a corto plazo.


Traducido del italiano por Sergio Ferrari

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes