Reuters internacional

Vehículo de la policía Federal de Río de Janeiro, Brasil. 28/07/2015.La policía brasileña realizó arrestos y allanamientos el martes como parte de una investigación sobre corrupción en un hospital público de Río de Janeiro, que se suma a tres años de indagaciones por irregularidades que han remecido al estamento político de Brasil. REUTERS/Sergio Moraes

(reuters_tickers)

SÃO PAULO (Reuters) - La policía brasileña realizó arrestos y allanamientos el martes como parte de una investigación sobre corrupción en un hospital público de Río de Janeiro, que se suma a tres años de indagaciones por irregularidades que han remecido al estamento político de Brasil.

La policía federal dijo que tenía tres órdenes de arresto y 20 de allanamientos y que iban a detener a tres personas para interrogarlas sobre procesos de licitación en el Instituto Nacional de Traumatología y Ortopedia (Into).

Evidencias muestran que el ex director del Into y ex secretario de Salud del gobierno del estado de Río de Janeiro Sérgio Côrtes fue parte de un esquema para otorgar negocios a empresas a cambio de sobornos equivalentes a un 10 por ciento de los contratos, dijo la policía en un comunicado.

Además de Côrtes, fueron arrestados dos empresarios acusados de estar involucrados en el escándalo, según TV Globo. La policía dijo que los detenidos serán acusados formalmente de corrupción, lavado de dinero y de manejar una organización criminal.

Los investigadores brasileños se han enfocado en los últimos meses en la administración del ex gobernador de Río de Janeiro Sérgio Cabral, que fue arrestado en noviembre de 2016 y acusado de liderar un esquema en que se usaron más de 200 millones de reales (64 millones de dólares) en sobornos para obras públicas, incluyendo la reforma de un estadio para el Mundial de fútbol.

Cabral, que ha negado haber incurrido en irregularidades, pertenece al Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), el mismo partido del presidente Michel Temer, cuyo gabinete incluye a media decena de ministros acusados de haber estado involucrados en esquemas de sobornos, lo que representa un riesgo para su impopular agenda de austeridad.

(1 dólar = 3,13 reales)

(Reporte de Pedro Fonseca; escrito por Brad Haynes. Editado en español por Patricio Abusleme)

Reuters

 Reuters internacional