Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

"Nos quedamos", afirma embajador suizo en Japón

Los reactores de Fukushima después de la tercera explosión.

Los reactores de Fukushima después de la tercera explosión.

(Keystone)

A pesar de las amenazas que representa la central nuclear de Fukushima, el personal de la representación helvética en Japón, encabezado por el embajador Urs Bucher, permanece en Tokio. La colonia suiza no ha reportado víctimas.

swissinfo.ch: Después de la tercera explosión en la central nuclear de Fukushima, el gobierno japonés ha declarado alarma de radiación. ¿Se sienten aún seguros en Tokio?

Urs Bucher: Por el momento, la situación en las instalaciones nucleares dañadas es imprevisible y es posible que haya réplicas del terremoto. Por ello aconsejamos a todas las suizas y suizos que se encuentren en las zonas de crisis al noreste del país y en la región de Tokio-Yokohama, y cuya presencia no sea absolutamente necesaria, abandonar temporalmente esos lugares. 

Naturalmente, hay inseguridad. Los residentes de esta ciudad siguen constantemente las evaluaciones de la situación que hacen las autoridades japonesas y nosotros, por supuesto, las de las autoridades suizas.

swissinfo: ¿Qué medidas de precaución están tomando?

U.B.: Seguimos de manera permanente la situación y permanecemos en contacto estrecho con las autoridades. Informamos a nuestros compatriotas mediante correos electrónicos, por medio de nuestra página web y por contacto directo. La embajada ofrece a las suizas y los suizos la posibilidad de dotarse de tabletas de iodo. Y nosotros, por supuesto, también seguimos las medidas que se imponen en una semejante situación de emergencia.

swissinfo.ch: ¿Va a reducir el personal de la embajada?

U.B.: No, tenemos  una misión y vamos a seguir cumpliéndola. 

swissinfo.ch: Por el momento, ¿cuáles son las principales preocupaciones de la embajada?

U.B.: Por el momento, tenemos dos tareas principales: La primera,  identificar a las suizas y los suizos que se encuentran en Japón, y especialmente en las regiones de crisis, y proporcionarles las informaciones necesarias. Hasta ahora felizmente pudimos constatar que no tenemos ninguna víctima suiza que lamentar. 

Por otro lado, la embajada apoya al equipo del Cuerpo Suizo de Ayuda Humanitaria que se encuentra en la zona de crisis. 

swissinfo.ch: Justamente, el equipo suizo no ha podido empezar su trabajo por una alerta de tsunami, mientras que los alemanes concluyeron su misión porque no habría más personas que rescatar. ¿Todavía pueden hacer algo los suizos?

U.B.: Es cierto que los trabajos de rescate se interrumpieron dos veces el lunes (14.03), pero este martes el equipo fue llamado para colaborar y seguramente será el caso también mañana. 

swissinfo.ch: ¿Qué problemas reportan a la embajada las suizas y los suizos?

U.B.: Los ciudadanos suizos establecidos aquí nos han referido muy pocos problemas y sus preguntas tienen que ver sobre todo con la seguridad. Hasta ahora hemos podido contactar a 1580 de nuestros 1890 compatriotas que se encuentran en Japón y, por suerte, entre ellas están las cien que viven en la zona de la catástrofe. 

swissinfo.ch: ¿Cómo se organiza la embajada? ¿Permanece contactable las 24 horas?

U.B.: Después del terremoto del 11 de marzo, la embajada trabaja las 24 horas. El personal trabaja por turnos y la misión diplomática está accesible a toda hora, y así seguiremos en los próximos días.

swissinfo.ch: ¿Muchas suizas y suizos han vuelto a casa?

U.B.: No tenemos cifras dado que aquellos que parten no siempre nos informan. Y algunos ciudadanos suizos, que en muchos casos tienen parejas japonesas, se han desplazado a lugares más al sur del país.  

swissinfo.ch: Es hora de ahorrar energía en Japón. ¿También lo hacen en la embajada?

U.B.: Por supuesto. Hemos limitado el consumo de electricidad a lo absolutamente necesario.

swissinfo.ch: El terremoto y el tsunami han sido relegados a segundo plano en Occidente a causa de la catástrofe nuclear. ¿Cómo es en Japón?

U.B.: En las regiones más afectadas, la preocupación principal es la búsqueda de las miles de personas desaparecidas.

Acaparamiento en Tokio

Según informes de las agencias de noticias, la escalada de la crisis nuclear en Japón ha desatado reacciones de pánico el martes en zonas de la capital, Tokio.

Los habitantes se aprovisionaron de utensilios de supervivencia y de alimentos.

Varias embajadas y multinacionales llamaron a sus empleados a abandonar las zonas afectadas por la radioactividad.

Algunas empresas consideraron trasladar sus sedes transitoriamente fuera de Tokio.

Fin del recuadro

Cae el Indice Nikkei

Las nuevas malas noticias de centrales nucleares averiadas en Fukushima han causado el martes dramáticas caídas en la Bolsa de Valores de Tokio.

El Indice Nikkei-225 se desplomó un 10,55% a 8605,15 puntos, la p'erdida más grande desde octubre 2008.

Fin del recuadro

Japón en emergencia

El terremoto de magnitud 9 y el posterior tsunami, una ola de unos 10 metros de altura, destruyeron el viernes 11 de marzo una amplia zona de la costa nororiental de Japón.

Según estimaciones, habría posiblemente más de 10.000 víctimas morales.

  

En todo el país por lo menos 300.000 personas han sido puestas en seguridad, alrededor de 5.5 millones debieron  prescindir de la energía eléctrica y cuando menos 3.400 edificios han sido destruidos o dañados.

La central nuclear de Fukushina ha sido gravemente afectada.

Después de tres explosiones en las instalaciones donde se encuentra el reactor se temía una posible fusión del reactor. Al respecto todavía no se disponene de pruebas concluyentes.

La dosis de radiación podría haber aumentado también en la región de Tokio.

Fin del recuadro


(Traducción, Rosa Amelia Fierro), swissinfo.ch


Enlaces

×