Navigation

“Pilotaje muy arriesgado” causó accidente del Ju-52

El Ju-52 despegó de Locarno on destino a Dübendorf el 4 de agosto de 2018 y se estrelló cerca de Piz Segnas. Los 17 pasajeros y los tres miembros de la tripulación perdieron la vida. © Keystone / Laurent Gillieron

El accidente del avión de colección Ju-52, que se cobró 20 vidas cerca de Flims (Grisones) en agosto de 2018, se debió a un pilotaje de alto riesgo, según el informe final del accidente. El Servicio Suizo de Investigación de la Seguridad (SESE) critica las negligencias en materia de seguridad.

Este contenido fue publicado el 28 enero 2021 - 09:53
Keystone-SDA/jdp

Además del papel de los pilotos, el informe publicado este jueves señala deficiencias por parte de la compañía operadora Ju-52, así como en los procesos al interior de la autoridad supervisora, la Oficina Federal de Aviación Civil (OFAC). Estos factores también condujeron a la tragedia. El SESE hizo 15 recomendacionesEnlace externo para mejorar la seguridad.

El Ju-52 despegó de Locarno (Tesino) con destino a Dübendorf (Zúrich) el 4 de agosto de 2018. Se estrelló cerca de Piz Segnas, al norte de Flims. Los 17 pasajeros y los tres miembros de la tripulación murieron. Fue el peor accidente aéreo de Suiza desde 2001.

Demasiado bajo, demasiado lento y sin escapatoria

Según el SESE, la causa directa del accidente fue un error de pilotaje. Los pilotos mantuvieron el avión a baja altitud y a una velocidad peligrosamente reducida en un valle estrecho, al suroeste de Piz Segnas, sin haber previsto una ruta alternativa.

El avión quedó atrapado en una turbulencia, un fenómeno común en las montañas. Los pilotos perdieron entonces el control de la aeronave y no tuvieron suficiente espacio aéreo para recuperarlo. El Ju-52 se estrelló casi verticalmente contra el suelo.

Gestión y control insuficientes

Entre otros factores que contribuyeron al accidente, el SESE evoca un centro de gravedad situado demasiado atrás durante el vuelo. Esta peligrosa situación fue causada por una inadecuada preparación del vuelo y por errores en el software de la compañía Ju-Air.

Además, los pilotos habían adquirido el hábito de incumplir ciertas normas de seguridad aérea. También corrían grandes riesgos al transportar pasajeros.

Como compañía aérea, Ju-Air no identificó los importantes riesgos en sus operaciones de vuelo. Tampoco evitó las numerosas violaciones de las normas por parte de sus pilotos, señala el SESE. Muchas condiciones destinadas a garantizar un alto nivel de seguridad en las operaciones de transporte aéreo comercial con pasajeros no se cumplían desde hacía tiempo.

Por último, las actividades de supervisión de la OFAC no permitieron identificar numerosos problemas de seguridad en Ju-Air o no tuvieron el suficiente efecto, añade el SESE. Además, los investigadores identificaron otros riesgos que, sin embargo, no contribuyeron al accidente. En particular, el hecho de que la aeronave no estaba técnicamente en condiciones reglamentarias.

Reanudación de operaciones en 2023

Con 62 y 63 años, los dos pilotos eran experimentados. Durante sus décadas de carrera profesional, también habían pilotado aviones de combate y de pasajeros.

Propietaria y operadora del histórico avión que se estrelló, la asociación Ju-Air recuperó tres aviones Ju-52 abandonados por el ejército en la década de 1980. Las dos aeronaves restantes volvieron al servicio dos semanas después del accidente, antes de que el SESE les impusiera una prohibición de vuelo en noviembre de 2018. Desde entonces, los Ju-52 de la asociación no han volado.

Ju-Air pretende reanudar la explotación de sus dos aviones Ju-52 restantes en 2023. En un comunicado de prensa, la asociación se congratula de que hayan sido identificado las causas directas del accidente. La revelación de las deficiencias de seguridad y organización le permitirá mejorar las operaciones futuras, anota la empresa.

En 2019, la asociación externalizó el mantenimiento de sus aviones para reforzar ese aspecto. También pretende introducir mejoras en los demás aspectos señalados por el SESE, antes de reanudar las operaciones.

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.