Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Al soberano de decidir ¿Qué modelo para el futuro de Argentina?

El candidato a la presidencia argentina por el gubernamental Frente para la Victoria (FVP), Daniel Scioli (segundo de izq a der),  junto a la actual mandataria, Cristina Fernández Kirchner, durante un evento en Buenos Aires el pasado 20 de octubre.  

El candidato a la presidencia argentina por el gubernamental Frente para la Victoria (FVP), Daniel Scioli (segundo de izq a der),  junto a la actual mandataria, Cristina Fernández Kirchner, durante un evento en Buenos Aires el pasado 20 de octubre.  

(Keystone)

Más de 30 millones de argentinos votan este domingo para elegir presidente y renovar parte del Legislativo. Con doce años en el poder, el kirchnerismo será sometido al juicio de las urnas. ¿Cuáles han sido sus aciertos? ¿Cuáles sus fallos? swissinfo.ch recoge testimonios en Suiza y en Argentina.

El enjuiciamiento de los autores de los crímenes cometidos durante las dictaduras militares es uno de sus mayores logros, coinciden nuestros interlocutores en referencia al Gobierno que arrancó en 2003 con la llegada de Néstor Kirchner al Ejecutivo y continuó con la dirigencia de Cristina Fernández (viuda del primero) durante los dos períodos presidenciales siguientes.

“En estos doce años se enjuiciaron a cientos de represores de la última dictadura militar”, recordó el doctor Daniel Gollán, preso político tras el Golpe de Estado de 1976, y actual ministro de Salud.

Romeo Rey, corresponsal durante treinta años en América Latina del diario suizo Tages Anzeiger y el alemán Frankfurter Rundschau, subrayó igualmente “la investigación y sanción de tantos crímenes horribles cometidos por la última dictadura”, al evaluar la gestión del Gobierno actual del país sudamericano.

En su balance, Thèrese Parrat, enfermera suiza afincada desde hace tres décadas en Argentina señaló: “desde mi vivencia cotidiana, rescato como de gran trascendencia la política de Derechos Humanos, Memoria y Justicia, con los juicios a militares y la recuperación de hijos de desaparecidos, entre otros”.

Sistema electoral argentino

Según diversas encuestas, los resultados porcentuales del domingo próximo podrían coincidir bastante con los de las primarias de agosto pasado.

Según el sistema electoral argentino, para ser proclamado un candidato debe contar con más de 45% de los votos o más del 40% si logra alcanzar una diferencia de 10 puntos respecto a su más cercano contendiente.

Si ninguno de los tres candidatos con opciones ciertas lograra esos parámetros, está prevista una segunda vuelta electoral el próximo 22 de noviembre. El ballotage sería entre los dos candidatos mejor ubicados.

En ese caso hipotético sería decisiva la política de alianzas. Es decir, hacia dónde se repartirían los votos de las fuerzas políticas perdedoras en la primera consulta electoral del 25 de octubre.

Fin del recuadro

La ciudadanía argentina elegirá el domingo 25 de octubre un nuevo poder ejecutivo, 130 diputados y 24 senadores nacionales, así como 43 representantes en el PARLASUR (Parlamento Sudamericano). Serán los octavos comicios presidenciales desde el fin de la última dictadura en 1983.

El nuevo mandatario saldrá de entre los tres candidatos mejor ubicados en las elecciones primarias realizadas el pasado 9 de agosto. En esa ocasión, Daniel Scioli, del gubernamental Frente Para la Victoria (FPV) obtuvo 38.40% de los votos. Mauricio Macri, de Cambiemos, recogió el 30%; en tanto que Unidos por una Nueva Alternativa (UNA), con Sergio Massa a la cabeza, apenas superó el 20%. Otras ocho fuerzas menores se repartieron un 10% de los votos.

Soberanía VS neoliberalismo

Lo que se juega en las urnas “es la posibilidad de continuar construyendo un país que se desarrolle con base en una mínima soberanía en las decisiones propias o retornar al desastre que significó en el pasado el neoliberalismo bajo la tutela de las grandes corporaciones multinacionales”, enfatizó el doctor Gollán.

Estos 12 años “prueban que hoy en Latinoamérica se puede emprender un camino propio de desarrollo no condicionado por el poder económico internacional. El balance general indica claramente que el país de hoy es enormemente mejor que el del 2003”, indicó el Ministro de Salud.

“El país dejó atrás su peor crisis histórica y creció en forma continua distribuyendo más equitativamente la riqueza. Se ampliaron y restauraron derechos. Se avanzó en la democratización de los medios de comunicación y, en el plano internacional, en la unidad de Latinoamérica”, puntualizó el galeno.

Críticas a política de subsidios

En estos doce años se han dado “pasos importantes a favor de un orden democrático creíble”, consideró a su vez el periodista suizo, quien elogió igualmente “la introducción de una nueva Ley de Medios -para evitar mayor monopolización informativa- y la minimización del uso de las fuerzas represivas contra organizaciones populares”.

Sin embargo, para el analista y escritor, quien residió durante muchos años en Argentina, y viaja todavía con regularidad al Cono Sur, también “son significativos los errores de los gobiernos kirchneristas, que han fallado gravemente en materia tributaria. No hay avances dignos de ser mencionados en cuanto a reformas en esta materia tan importante”, consideró.

Rey criticó también la política de subsidios, “un ejemplo exagerado, cuando no absurdo, de repartir sumas significativas de fondos públicos en la mayoría de los casos sin fines económicos sino puramente sociales y sin exigir ningún esfuerzo de partes de los beneficiados”.

Tales erogaciones, agregó, serían más sensatas y eficientes si “se relacionaran con esfuerzos productivos, sea a través de microempresas y cooperativas, sea con la apertura de unidades de trabajo, pagando salarios dignos, empeñadas en obras de infraestructura, por ejemplo”.

Estos temas centrales más el desgaste de la educación pública y una ausencia de renovación política –ligada a la falta de planteos concretos referidos al desarrollo del país-, “son fallas fundamentales, que si bien existían en Gobiernos anteriores casi sin excepción, no pueden ser disculpadas en la gestión kirchnerista”, enfatizó.

Atención médica gratuita

“En el año 2003, en consonancia con la crítica situación general del país, el sector de la salud estaba absolutamente destrozado en cuanto a su capacidad para la promoción, prevención, atención y rehabilitación”, anotó el doctor Gollán.

A partir del gobierno de Néstor Kirchner se reconstruyó el sistema de salud, con una inversión en infraestructura, recursos humanos, equipamiento y programas del subsector público que es la mayor de la historia argentina, solo comparable a la del primero y segundo gobiernos peronistas, entre 1946 y el 1955, precisó.

A guisa de ejemplo, refirió que las obras destinadas a la construcción de hospitales y centros de atención primaria, abarcaron más de un millón de metros cuadrados.

“Los recursos humanos en nuestro sector aumentaron un 30%, mientras que las áreas de obras sociales y de medicina prepaga se incrementaron en proporciones similares al crecimiento de nuevos puestos de trabajo generados en el país desde el 2003, que fueron de aproximadamente 6 millones”, señaló.

Hoy, en Argentina, explica el Ministro de Salud, todo habitante tiene la posibilidad de acceder gratuitamente a la atención sanitaria. Desde una simple consulta médica hasta los planes de vacunación, -que son hoy uno de los más completos del mundo e integran 19 inoculaciones. Lo que incluye el acceso a un trasplante de órganos o una cirugía cardiovascular o neurológica.

“En Argentina, en estos últimos 12 años, estos servicios médicos son totalmente gratuitos porque los asegura el Estado y constituyen un derecho efectivo para todos los ciudadanos”, concluyó Daniel Gollán.

Avances desiguales

Hay que precisar que “el funcionamiento de los servicios de salud depende de cada provincia. En la región donde vivo, el Comahue (Provincias de Río Negro y Neuquén) no se puede hablar de un avance sustancial en los servicios”, apuntó por su parte Thérèse Parrat, residente en Cipolletti.

Destaca la también profesora de francés, lo positivo que han resultado diversos planes de prevención del Ministerio de Salud, como por ejemplo el acceso de los adolescentes a métodos de contracepción sin necesidad de supervisión por parte de los adultos. “Marcan un giro en el concepto de la promoción y prevención. La gente los visualiza y los aprecia”, enfatizó.

Asimismo, al evaluar los 12 años de Gobiernos kirchneristas destacó “la abolición de las Administradoras de Fondos de Jubilaciones y Pensiones, que eran privadas, para volver a estatizar el sistema jubilatorio”. 

¿Errores o fracasos?, preguntamos. “La profundización de la política económica extractiva. Así como una política muy débil -casi nula, a mi juicio- para resolver los terribles bolsones de pobreza existente”.


×