Navigation

Skiplink navigation

Piden revisar red de pequeñas embajadas suizas

Sede del Ministerio suizo de Exteriores en Berna. Keystone/Peter Klaunzer

 El Ministerio de Exteriores suizo se enfrenta a fuertes críticas en relaciones con sus representaciones diplomáticas de menores dimensiones, principalmente en Europa del Este y Asia Central.

Este contenido fue publicado el 14 marzo 2019 - 17:26
swissinfo.ch/urs

La Oficina Federal de Auditoría indica que 31 embajadas con un nivel mínimo de personal carecen a menudo de un perfil claro. Y aunque su trabajo se limite a mantener las relaciones bilaterales existentes, cuestan al Estado alrededor de 25 millones de francos (25 millones de dólares) anuales.

En su informe, publicado el miércoles, el organismo de control financiero recomendó una revisión de la cartera de embajadas, así como objetivos más ambiciosos.

Dijo que era difícil demostrar la eficiencia de las actividades de esas pequeñas embajadas. Más de la mitad de sus recursos se utilizan para tareas administrativas y de gestión, precisó la oficina de auditoría. También es difícil encontrar personal adecuado para esas embajadas, ya que sus responsabilidades y desafíos tienen una importancia limitada.

El regulador financiero ha pedido opciones alternativas como la regionalización o el establecimiento del embajador en residencia, en la línea de las soluciones desarrolladas por otros países.

En respuesta, el Ministerio de Relaciones Exteriores reconoció la necesidad de revisar su estrategia, pero insistió en que un Estado soberano necesita una amplia red de misiones para defender los intereses nacionales, según la agencia de noticias suiza.

La red diplomática suiza incluye actualmente embajadas, consulados generales, oficinas de cooperación y misiones ante organizaciones internacionales en unas 170 localidades en el mundo.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo