Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Calmy-Rey busca en Bruselas nueva vía bilateral

Micheline Calmy-Rey durante su reciente visita a Hungría, país que preside la UE.

Micheline Calmy-Rey durante su reciente visita a Hungría, país que preside la UE.

(Keystone)

Este martes en Bruselas, la presidenta de Suiza Micheline Calmy-Rey defenderá la idea de un nuevo “paquete” de acuerdos bilaterales entre su país y la Unión Europea.

¿Sus argumentos serán aceptados por los Veintisiete, que ya declararon el final de este tipo de negociaciones bilaterales, en favor de la reanudación del acervo comunitario?


















¡Confianza! Es la consigna suiza y el estado de ánimo en el cual Calmy-Rey propondrá el 8 de febrero en Bruselas a sus interlocutores europeos lanzar negociaciones sobre un nuevo paquete de acuerdos bilaterales, incluyendo por una parte un aspecto institucional, reclamado por la Unión Europea (UE), y, por otra parte, una serie de expedientes sectoriales.

La jefa del Ejecutivo helvético se entrevistará con el presidente del Consejo, Herman Van Rompuy -su homólogo de la Comisión-, y, Jerzy Buzek, presidente del Parlamento: una primicia, que pone de manifiesto que Berna retoma mayor importancia por parte de los eurodiputados que tienen derecho a opinar en el tema de los acuerdos bilaterales.

Visita importante

 

“El presidente de la Comisión Europea José Manuel Barroso es un hombre abierto. Existen todas las oportunidades de que Suiza pueda ponerse de acuerdo sobre bases de negociaciones comunes” con Bruselas, afirmó Micheline Calmy-Rey durante su estancia en Budapest, donde buscó el apoyo de la presidencia húngara de la UE.

¿Pero la Unión puede aceptar abrir las negociaciones bilaterales III con Suiza, mientras que sus dirigentes repiten en todos los tonos desde hace varios meses que “la vía bilateral claramente han alcanzado sus límites?” Los Veintisiete están cansados de una Suiza que se niega a reanudar automáticamente su legislación en evolución permanente, lo que crea problemas a largo plazo.

La “reanudación del acervo comunitario” es una prioridad para Bruselas. Es necesario terminar las negociaciones de acuerdos sectoriales estáticos. Esta vía bilateral “alcanzó claramente sus límites”. Bajo este telón de fondo, la presidenta suiza intenta en este viaje sólo eso. convencer a Bruselas para realizar una nueva ronda de negociaciones bilaterales.

Los argumentos de Berna

 

Berna tiene argumentos. Los primeros se refieren al “frente exterior”: “La Unión se encuentra en carácter de solicitante en algunos ámbitos, como la competencia, el libre comercio agrícola y el tránsito de la electricidad. Sobre el aspecto institucional, que se refiere a la jurisprudencia, a la vigilancia de los acuerdos y a la elección de un órgano que reglamente los diferendos, tenemos una convergencia sobre los objetivos a alcanzar, pero una divergencia sobre la manera de alcanzarlos”, argumenta Berna.

Micheline Calmy-Rey  hará hacer valer ante sus interlocutores la necesitad de tener en cuenta un “frente interior” hostil a toda concesión sobre el aspecto institucional, a fortiori unilateral, aislado y sin compensaciones.

Vincular todos los expedientes tendría dos ventajas: por una parte, permitir encontrar soluciones equilibradas, aceptables para el pueblo, donde las concesiones a nivel institucional, de la soberanía, serían compensadas con proyecciones sectoriales, ventajosos para la economía suiza. Por otra parte, las negociaciones sobre las Bilaterales III serían largas. No se concluirían antes de las elecciones de este año…

¿Qué piensa Bruselas? “Barroso conoce bien el contexto helvético y no está interesado en rechazar categóricamente la solicitud de Calmy-Rey , con quien mantiene buenas relaciones”, subrayan los observadores de la Unión Europea. “Nuestra intención no es paralizar las relaciones bilaterales, entendemos observar la situación en el contexto de un proyecto general, más amplio y digerible para Suiza. Pero hay un punto claro: Suiza debe moverse”.

Sin pasar los límites

 

Para Bruselas, la solicitud de un aspecto institucional no es teórica. “Es muy concreto, es una necesidad muy fuerte que se materializa en muchos acuerdos sectoriales que ya firmamos. Somos conscientes de las dificultades de Suiza a nivel institucional, pero es necesario encontrar una solución. En la actualidad, constatamos que Suiza tiene un enfoque bilateral de la solución de conflictos, con un tribunal de arbitraje. Pero no es el sistema que tenemos nosotros, dentro de la UE y no podemos avanzar sobre dos pistas jurídicas distintas.”

Bien reforzada por el apoyo de los Estados miembros, la Comisión debería pues prestar una atención benévola a las observaciones de Micheline Calmy-Rey. “Tenemos un interés político común en profundizar nuestras relaciones con Suiza. Compartimos los mismos valores. Se podría aceptar un paquete siguiendo siendo muy vigilantes en los avances paralelos”. Aunque los observadores advierten: “No hay que rebasar los límites”.

Bilateralismo

Suiza no pertenece a la Unión Europea. Sus relaciones se han estrechado a través de la vía bilateral.

Los Acuerdos Bilaterales I (1999) abordan la apertura recíproca de los mercados de Suiza y la UE.

Siete sectores incluidos: libre circulación de personas, obstáculos técnicos al comercio, mercados públicos, agricultura, transporte aéreo y terrestre, participación de suiza en los programas de investigación de la UE.

Los Acuerdos Bilaterales II (2004) cubren nuevos intereses económicos y amplían la cooperación a otros sectores políticos (seguridad interior, asilo, medio ambiente o cultura).

Temas abordados:

Schengen/Dublín, fiscalidad del ahorro, productos agrícolas transformados, acuerdo MEDIA, medio ambiente, estadísticas, lucha contra el fraude, pensiones, educación y formación profesional.

En curso, negociaciones que buscan actualizar ciertos acuerdos existentes (productos agrícolas transformados, libre circulación de personas, transporte aéreo, obstáculos técnicos al comercio, mercados públicos).

Nuevas discusiones o negociaciones han sido lanzadas en diferentes temas desde 2007: electricidad, agricultura, salud, protección al consumidor, seguridad en la cadena alimenticia y seguridad de productos, seguridad de productos químicos, fiscalidad empresarial, etc.

Fin del recuadro


(Traducción: Patricia Islas), Bruselas, swissinfo.ch


Enlaces

×