Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Chile gana atractivo en energías renovables

Como parte de sus actividades, la ministra visitó la División El Teniente de Codelco, la mayor mina subterránea de cobre del mundo, con 2 500 kilómetros de galerías subterráneas. Es también una de las más modernas, con la incorporación de tecnologías de automatización y telecomando remoto. 

Como parte de sus actividades, la ministra visitó la División El Teniente de Codelco, la mayor mina subterránea de cobre del mundo, con 2 500 kilómetros de galerías subterráneas. Es también una de las más modernas, con la incorporación de tecnologías de automatización y telecomando remoto. 

(swissinfo.ch)

La ministra suiza Doris Leuthard acaba de firmar dos convenios de cooperación en materia energética y medioambiental con Chile y un acuerdo para impulsar el concepto de ‘ciudad energética’ en tres comunas chilenas. Varios empresarios suizos que acompañaron a Leuthard en esta visita ya iniciaron proyectos en el país.

Suiza aporta tecnología de punta, innovación y experiencia en materia de eficiencia energética. Chile contribuye con su gran potencial al desarrollo de energías renovables. A partir de ahí surge una alianza que ha venido desarrollándose desde hace un par de años y cuyo último avance es la firma de dos convenios de cooperaciónEnlace externo en los ámbitos energético y medioambiental.

El primero de ellos, firmado con el Ministerio chileno de Medio Ambiente, tiene como objetivo intensificar el intercambio bilateral en las áreas de cambio climático, biodiversidad, higiene del aire, residuos y economía verde.

Energías Renovables en Chile

Para enfrentar la creciente demanda energética (sobre todo de la actividad minera y la industria), Chile ha tenido que adoptar medidas para promover el desarrollo de energías renovables no convencionales (ERNC).

En 2010 promulgó la ley de fomento de las ERNCEnlace externo, en la que se estableció que para el año 2025, un 20% de la matriz eléctricaEnlace externo debe provenir de este tipo de energías. En septiembre pasado, el Ministerio de Energía publicó la ‘Nueva hoja de ruta al 2050’, según la cual de aquí a esa fecha al menos el 70% de la matriz eléctrica debe provenir de fuentes renovables, con énfasis en energía solar y eólica.

Actualmente, las ERNC aportan un 11% de energía al Sistema Interconectado Central de Chile (SIC).

Fin del recuadro

“Suiza lleva años cooperando a nuestro país en proyectos relevantes, como el trabajo para mitigar la contaminación atmosférica local, con la introducción masiva de filtros de partículas en 3 000 buses del Transantiago y sistemas eficientes de consumo de leña”, destacó el ministro chileno de Medio Ambiente, Pablo Badenier, al firmar el acuerdo que buscará nuevas áreas de colaboración.

Una de las prioridades de Chile en este ámbito es aumentar el desarrollo de las Energías Renovables No Convencionales (ERNC) y hacer de la eficiencia energética una política pública que perdure en el tiempo. Y en ese propósito, la experiencia suiza tiene mucho que decir, destacó Badenier.

“Hay que invertir en casa”

Tanto la ministra suiza de Energía y Medioambiente como la delegación de empresarios suizos que la acompañó calificaron a Chile como un país políticamente estable y seguro, con una economía fuerte, abierta, que favorece el comercio y la inversión. Incluso creen que su menor tamaño –comparado con el de mercados como Brasil y Argentina– podría resultar favorable, ya que permite ‘probar’ proyectos con menores niveles de inversión y riesgo. Además, se adapta mejor a las características de una nación pequeña como Suiza.

Sin embargo, también tienen presente que su punto débil es el tema energético, como lo mencionó el ministro de Energía, Máximo Pacheco, durante las reuniones con la comitiva suiza. “Somos un país pobre en petróleo, gas y carbón, pero inmensamente rico en recursos naturales que se encuentran disponibles para el desarrollo de las energías renovables, como las minicentrales hidroeléctricas en el sur del país o las plantas solares en el norte”.

Efectivamente, “sabemos que en Chile se hacen muchos negocios, se exportan diversos productos y servicios, pero en lo que se refiere a energía es un país altamente dependiente de las importaciones. En ese sentido, enfrenta desafíos similares a Suiza, como disminuir la gran dependencia de importaciones energéticas, lograr una matriz energética más sustentable, aumentar la eficiencia energética y construir redes eléctricas que permitan el abastecimiento con nuevas energías renovables. Nosotros queremos ayudarles a mejorar en esto. Y para ello, hay que invertir en casa”, declaró Doris LeuthardEnlace externo a swissinfo.ch.  

“Chile se está volviendo un país muy atractivo a escala mundial por su gran potencial de energías renovables. Por ello, resulta completamente lógico seguir invirtiendo en este país, así como lo hacemos nosotros en Suiza. De modo que compartimos la misma filosofía”, agregó.

Lograr la aceptación de las comunidades

La segunda parte de esta colaboración se abocará a recoger las experiencias helvéticas en cómo integrar a las comunidades en el desarrollo de proyectos para lograr su aceptación. Un tema que, hasta ahora, Chile no ha logrado resolver de la mejor manera.

Proyecto Ciudades Energéticas

Además de los dos convenios ministeriales, la Doris Leuthard firmó un acuerdo de colaboración entre la ciudad de Berna y los municipios de Vitacura, Temuco y Coyhaique, para impulsar el concepto de ‘Ciudad Energética’ (“Energiestadt”, en alemán).

Como parte de esta colaboración, en Coyhaique se implementó un proyecto piloto para mejorar la calefacción del colegio público Baquedano, mejorando la aislación del edificio y reemplazando la caldera actual por una eficiente –en base a energía renovable– para reducir la polución, aumentar el bienestar de los estudiantes y ahorrar costos.

Fin del recuadro

“Como país, tenemos el desafío de lograr una mejor aceptación de los proyectos de infraestructura a través de una mayor integración de la sociedad civil en el proceso de toma de decisiones”, admitió el ministro Pacheco en la firma del convenio de cooperación.

“Hemos examinado a fondo la forma en que Suiza tiene en cuenta la opinión de la población. La etiqueta de ‘Ciudad de la Energía’, creada en ese país, ilustra el concepto de la política energética más cerca de los ciudadanos. En Suiza, este sello se otorga a los pueblos y ciudades que llevan una política energética sostenible y la participación de las autoridades, las empresas y los ciudadanos en el proceso de decisión. La etiqueta se ha introducido con éxito en un proyecto piloto en Chile y ahora debe ser implementado”, precisó.

“Para que una transición energética sea exitosa, se necesita que los ciudadanos estén involucrados”, insistió Leuthard. “Por eso, me llena de orgullo que Chile busque inspiración en la experiencia suiza de participación ciudadana para avanzar en proyectos de infraestructura. A pesar de las diferencias en la forma de administrar la nación, es perfectamente posible compartir experiencias y consejos”.

Un país en transformación

Para la consejera federal es normal que Chile despierte interés entre los empresarios suizos. “Las empresas helvéticas están en todo el mundo, así es que no es extraño que quieran venir aquí también, en especial porque vemos que es un país bien desarrollado y con un gobierno que está dedicado a hacer un cambio. Las reformas en materia energética son muy parecidas a las nuestras y nos sentimos muy cómodos acá”, afirmó.

“Chile tiene muchas ventajas, en muchos sentidos. Tienes un marco legal seguro, un crecimiento económico estable, una alta calidad de vida. Hay muchas oportunidades en el ámbito ambiental, social y energético”, asegura Roger Walther, de Ernst Basler + PartnerEnlace externo, uno de los integrantes de la delegación que acompaño a Doris Leuthard.

“Cuando nuestra compañía llegó al país, hace cuatro años, no se hablaba mucho sobre energías renovables. Hoy, en cambio, varias empresas han venido a desarrollar proyectos de este tipo, pero aún queda espacio. Estamos en un país en transformación. Por eso tan interesante, para usarlo como un laboratorio; es pequeño, entonces muy rápidamente conoces todo. Además, vemos posibilidades de producir servicios y productos para luego exportarlos a países vecinos, como Perú o Colombia. Si estamos aquí es porque pensamos que podemos tener un impacto importante en asuntos sociales, podemos introducir las experiencias que tenemos en Suiza y transferirlas a Chile, adaptándolas a las necesidades chilenas. Eso es lo más importante”.

swissinfo.ch

×