Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Cocaína: Narcotraficantes de Nigeria y Dominicana



En esta radiografía tomada en la frontera suiza en Ginebra una "mulita" transporta en su tubo digestivo 1.7 kilos de cocaína.

En esta radiografía tomada en la frontera suiza en Ginebra una "mulita" transporta en su tubo digestivo 1.7 kilos de cocaína.

(Keystone)

Las autoridades suizas han batido un nuevo récord en la cifra de cocaína decomisada en 2009: 560 kilos. Son las redes africanas las que dominan el tráfico de esta droga en Suiza en años recientes.

Las rutas del narcotráfico cambian constantemente. África se mantiene como la más exitosa en la introducción de la cocaína a Europa, sin descartar la vía por la República Dominicana. Los puntos de tránsito antes de Suiza son España y Holanda, principalmente.

Los precios del mercado ilegal de la cocaína en Suiza, y en toda Europa, han descendido significativamente en la última década. Y su venta se vuelve a ojos vistos un asunto diario entre determinadas callejuelas de las ciudades suizas.

La venta es rápida y gracias a la telefonía celular, los narcotraficantes se avisan de una posible operación policial. En Berna, por ejemplo, en cuestión de segundos aparecen y reaparecen estos hombres –de origen africano, frecuentemente- dedicados a vender en pequeñas cantidades la droga en las calles.

Este miércoles (08.09), las instituciones helvéticas encargadas del control contra el narcotráfico informaron en rueda de prensa que estas redes africana reaccionan velozmente y están interconectadas de tal modo que logran mantener ese liderazgo en la ilegalidad del negocio de la droga.

El modo de operar es diverso, pero ante el endurecimiento de los controles de aduanas y de la policía, los narcotraficantes hacen el transporte a través de personas provenientes del espacio de la Unión Europea para pasar inadvertidos, indicó Michael Perler, jefe de la Brigada de Investigación Criminal de la Policía Federal Suiza.

Los pedidos de la droga se producen vía telefónica de Suiza a Nigeria. El polvo blanco llega en grandes cantidades de Sudamérica a Europa, vía África.

La cocaína es con frecuencia trasladada en grandes cantidades por mar, escondida en contenedores. Una vez en África Occidental, la cocaína es almacenada y de nuevo empaquetada para ser enviada, en muchos casos, en el equipaje, la ropa o los intestinos de las "mulitas", quienes viajan en vuelos comerciales hacia Europa.

Una vez llegada al Viejo Continente, en España u Holanda la mayoría de las veces, es repartida a otros puntos de Europa, entre ellos Suiza, añadió Perler.

Se tragan hasta 1.7 kilos de cocaína

“Los traficantes tragan más de un kilo de droga para transportarla sin ser descubiertos.”, anota el representante de la policía. En Solothurn, por ejemplo, fue detenido un nigeriano que transportaba con regularidad la droga. Al momento de su arresto se le encontró un kilo 600 gramos de la droga en porciones de 10 gramos en su tubo digestivo.

Una vez en Suiza, los intermediarios –normalmente, personas provenientes de Nigeria que están en Suiza de modo ilegal tras el rechazo de su petición de asilo o que han regularizado su permanencia en el país con el matrimonio- reparten a los vendedores callejeros, señaló Patric Looser, fiscal del cantón suizo de San Gallen.

Estos delincuentes aprovechan su estancia en el país antes de ser deportados para hacerse de todo el dinero posible a través de la venta de la cocaína. Sus ganancias, explicó Looser, son dirigidas de modo regular a Nigeria a través de los servicios de envío de dinero existentes.

Costosas traducciones

Las investigaciones para poder atrapar a estos delincuentes resultan altos, según señaló, por su parte, Urs Winzenried, Jefe de la sección de investigaciones criminales de la Policía de Argovia.

En ese cantón suizo, 33 casos en el último semestre produjo costos de 1.25 millones de francos. Tan sólo la tarea de traducción de las conversaciones telefónicas interceptadas para conseguir pistas ascienden a 900.000 francos suizos, comentó Winzenried.

Más colaboración, mejores resultados en Suiza

La colaboración reforzada desde hace año y medio entre cantones y las autoridades federales helvéticas ha arrojado buenos resultados: en 2009 se alcanzó una cifra récord de decomisos de cocaína con 560 kilos incautados.

El grupo de trabajo permanente compuesto por la Policía Judicial Federal, los Cuerpos de Vigilancia Fronteriza y las policías de doce cantones han concentrado sus esfuerzos en seguir a las redes criminales africanas, principalmente de Nigeria, puesto que son las que dominan el mercado ilegal de esta droga en Suiza, junto con las redes provenientes de República Dominicana.

Los narcotraficantes detenidos hasta ahora provienen principalmente de Nigeria, Guinea y Sierra Leona, aunque también hay detenidos provenientes de los Balcanes, aunque los expertos indican que los grupos provenientes de esa península son menores en Suiza.

En total, se han abierto 70 procesos penales en Suiza y en el extranjero por narcotráfico, indicó Michael Perler.

De acuerdo a la Policía Federal de Suiza, la cocaína es, después del cannabis, la droga ilegal de mayor demanda en Suiza, y su tráfico resulta particularmente lucrativo.

No obstante, gracias a este trabajo conjunto en Suiza –dicen los especialistas- los narcotraficantes empiezan a comprender que este país ya no es tan “propicio” y en el mercado ilegal parece notarse el cambio: el precio de las líneas de cocaína ha aumentado, aseguran. Un kilo de cocaína cuesta aproximadamente entre 40 y 80.000 francos, con un gran margen de ganancias.

Patricia Islas con agencias, swissinfo.ch

El negocio de la cocaína

La caída del mercado de la cocaína estadounidense y el creciente mercado europeo parece instigar a los traficantes sudamericanos a aprovecharse de las condiciones en el África occidental como zona de tránsito.


La mayor parte de la cocaína que entra a esa región proviene de Sudamérica y llega a dos puntos principales: Guinea Bissau y Ghana.

Después recorren algunos países del oeste africano para llegar a Europa a través de vuelos comerciales.

Cerca del 62% de los casos de detección de cocaína y el 55% de la droga confiscada envuelve a cuatro países: Senegal, Nigeria, Guinea y Malí.

Una "mulita" puede recibir hasta 1.500 francos suizos por transportar la droga a Suiza.

En su tubo digestivo transporta más de un kilo de cocaína empaquetada en preservativos que traga antes de tomar el avión.

Una línea de cocaína cuesta 8 francos suizos aproximadamente.

En Suiza, el 60% de los traficantes extranjeros presos proceden de países del occidente africano.

Fin del recuadro

Latinoamérica

Colombia sigue siendo el mayor país productor de hoja de coca.

De la superficie total de cultivo ilícito de arbusto de coca de América del Sur, el 55% corresponde a Colombia, el 29% a Perú y el 16% a Bolivia.

Los grupos delictivos internacionales siguen utilizando Venezuela como uno de los principales puntos de partida de las remesas de drogas ilícitas de la región de Sudamérica.

África occidental ha pasado a ser uno de los principales centros de operaciones mundiales para el contrabando de cocaína de Sudamérica a Europa.

La región de América Central y el Caribe sigue constituyendo una de las principales rutas de tráfico de drogas ilícitas procedentes de Sudamérica con destino a Norteamérica y Europa.

Se suele pagar con drogas a los narcotraficantes, lo que redunda en la expansión de las redes locales de narcotráfico y el aumento de la demanda interna.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×