Carla del Ponte investigará el caso de Siria

Carla del Ponte vuelve a la escena. Keystone

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU nombró a la suiza Carla del Ponte para reforzar la comisión de averiguaciones sobre Siria, cuyo mandato también ha extendido seis meses.

Este contenido fue publicado el 28 septiembre 2012 - 18:40
swissinfo.ch

La nominación de la otrora magistrada suiza se considera como una señal fuerte de la determinación de la ONU para esclarecer lo ocurrido hasta ahora en el conflicto sirio, una señal que se produce desde la sede del Consejo de Derechos Humanos, en Ginebra, en voz de su presidenta, Laura Dupuy.

Suiza propuso ante la ONU que Carla del Ponte se una a la comisión independiente dirigida por el brasileño Paulo Pinheiro, que se encarga de investigar los crímenes de guerra cometidos durante el conflicto, que inició en Siria en marzo de 2011, entre el gobierno del presidente Bachar al Asad y la insurgencia.

Desde que comenzó sus labores de investigación, la comisión ha realizado más de mil entrevistas con las víctimas, los refugiados y los desertores de las partes en conflicto, sin tener la autorización de pisar suelo sirio.

Estos elementos bien pueden llegar a ser considerados pruebas en caso de que se abriera un proceso para señalar a los culpables de violaciones graves de derechos humanos ante un tribunal internacional.

Carla del Ponte, ex procuradora jefe del Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia “aporta fuertes competencias de investigación y una gran capacidad para sistematizar y utilizar la enorme cantidad de informaciones que la comisión de investigaciones está reuniendo”, indica sobre la nominación de Del Ponte, la embajadora de la Unión Europea (UE) ante la ONU en Ginebra, Mariangela Zappia.

Hace un mes exactamente, el 28 de agosto pasado, Suiza demandó que se reforzara la comisión y se prolongara su mandato por seis meses. Berna propuso entonces la candidatura de su mejor experto en materia de caza de criminales de guerra.

Clima de continua violencia

Entre tanto, en Siria la situación humanitaria se deteriora, según indica el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), cuya sede también se encuentra en Ginebra, Suiza.

Los lugares más afectados son Alepo, Damasco, Homs, Deir Ez Zor y Damasco Rural. Los enfrentamientos han obligado a desplazarse a decenas de miles de personas, y muchas personas que ya habían tenido que abandonar su hogar se vieron obligadas a hacerlo otra vez.

“La intensificación del conflicto ha hecho más acuciantes las necesidades de la población. Pero, ya antes la situación era crítica. Gran parte de la infraestructura ha sufrido daños o ha sido destruida; por lo tanto, la población ha de afrontar mayores dificultades para proveerse de lo esencial para la supervivencia.  Especialmente, la población no puede beneficiarse de asistencia médica, sea a causa de la inestable y peligrosa situación sea a causa de la escasez de los suministros médicos", señala la jefa de la delegación del CICR en Siria, Marianne Gasser.

Carla del Ponte

Nació en 1947 en Bignasco, en el cantón del Tesino.

Cursó estudios de Derecho Internacional en Berna, Ginebra e Inglaterra.

En 1981 fue nombrada fiscal del cantón del Tesino; y de 1994 a 1999 estuvo al frente del Ministerio Público de la Confederación, la fiscalía suiza.

En 1999 fue nombrada fiscal general del Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY), y después para el de Ruanda (TPIR).

A finales de 2007, tras ocho años de actividad en La Haya, fue nombrada embajadora de Suiza en Argentina, cargo que concluyó en 2011, con la llegada de su jubilación.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo