Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Doble nacionalidad ¿Un ministro suizo puede tener dos pasaportes?



Ignazio Cassis (izqda) y Pierre Maudet tienen una trayectoria política impecable y ambos son oficiales en el ejército suizo. Aun así, una parte de la UDC cuestiona su lealtad a Suiza.

Ignazio Cassis (izqda) y Pierre Maudet tienen una trayectoria política impecable y ambos son oficiales en el ejército suizo. Aun así, una parte de la UDC cuestiona su lealtad a Suiza.

(Keystone)

La doble nacionalidad de dos de los tres candidatos para suceder a Didier Burkhalter, ministro de Exteriores, en el Gobierno suizo generan debate. Ante las críticas de la derecha conservadora, Pierre Maudet e Ignazio Cassis se han manifestado dispuestos a renunciar a su pasaporte francés e italiano, respectivamente. Una decisión que ha desatado otra polémica.

Desde el aspecto legalEnlace externo, nada impide que un ministro helvético pueda tener, además de la suiza, la nacionalidad de otro país. Solo existe una prohibición formal para los siete integrantes del gobierno colegiado suizo: no pueden aceptar condecoraciones ni títulos extranjeros, ni ejercer funciones oficiales en nombre de otros países.

En la historia de la Suiza moderna hay al menos un político con doble nacionalidad que formó parte del Gobierno helvético: Emil Frey (1891-1897), natural de Basilea y miembro del Partido Radical, emigró a Estados Unidos justo antes de la Guerra de Secesión y sirvió como oficial en el ejército nordista.

Sin embargo, tras la Primera Guerra Mundial y el ascenso del nacionalismo en Europa, la identificación de un ciudadano con otro país se convierte en objeto de polémica en Suiza, explica Hans-Ulrich Jost, profesor emérito de Historia en la Universidad de Lausana.

UDC contra la doble nacionalidad

Aún hoy, la derecha conservadora no ve con buenos ojos la doble nacionalidad, incluso si Suiza la reconoce sin restricción alguna desde principios de los años 90. En 2004, la Unión Democrática de Centro (UDC) intentó en el Parlamento imponer una sola nacionalidad. Cuatro años después, el partido volvió a la cargaEnlace externo para obligar a los políticos nacionalizados suizos a renunciar al pasaporte de su país de origen. En ambos casos sin éxito.

Cerca de 900 000 personas – alrededor del 17% de los ciudadanos suizos – tienen un segundo pasaporte. En el Parlamento federal, que es un espejo de la sociedad, se sientan muchos diputados que han conservado la nacionalidad francesa, italiana, española o turca de sus progenitores.

Es el caso de Ignazio CassisEnlace externo, presidente del grupo parlamentario liberal radical en las cámaras federales y gran favorito para suceder a Didier Burkhalter en el Gobierno. La semana pasada, el político del Tesino anunció que renunciaba a la nacionalidad italiana heredada de su padre.

Ignazio Cassis no quiere despertar la mínima duda sobre su lealtad a Suiza, especialmente en caso de conflicto con otro país.

La discreción se imponía

El ginebrino Pierre MaudetEnlace externo –otro de los aspirantes a ocupar la vacante que deja Didier Burkhalter– tiene las nacionalidades suiza y francesa. “He nacido en Suiza, donde he cursado mis estudios y he cumplido el servicio militar aquí, por lo que me siento 100% suizo. Pero no puedo negar que una parte de mi familia es francesa. Esto forma parte de mi personalidad”, declara a swissinfo.ch

Maudet asegura estar dispuesto a entregar por lo menos temporalmente su pasaporte francés si así lo decidiera el Gobierno.

Antes de presentar sus candidaturas Pierre Maudet e Ignazio Cassis guardaron discreción sobre su doble nacionalidad. En el caso del tesinés, lo sacó a la luz un artículo del ‘Matino de la domenica’, el dominical gratuito que publica ‘Lega dei Ticinesi’, partido populista y contrario a los trabajadores transfronterizos italianos.

Una decisión “patética”

“La UDC ve en los ciudadanos con doble nacionalidad malos suizos o suizos de segunda categoría. Por esta razón muchos políticos que aspiran a hacer carrera no declaran abiertamente que tienen raíces en otro país distinto a donde han sido elegidos”, anota Hans-Ulrich Jost.

Algunos representantes del centro y de la derecha acusan Ignazio Cassis –y en menor medida a Pierre Maudet– de haber cedido demasiado rápido a la presión de la UDC.

Sea como fuere, la derecha conservadora pretende capitalizar la polémica desatada los últimos días. El diputado de la UDC tesinés Marco ChiesaEnlace externo ha anunciado que presentará dos intervenciones parlamentarias sobre el tema: la primera para pedir que se prohíba la doble nacionalidad en el caso de los consejeros federales (ministros); la segunda, para obligar a los diputados a que declaren las nacionalidades que tienen en el registro de vínculos de interés del Parlamento.

Contacte al autor del artículo vía Twitter: @samueljabergEnlace externo


Traducción del francés: Belén Couceiro

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×