Elecciones francesas Macron, el ‘banquero de Nestlé’, llega al Elíseo

Con el negocio que sellaron Pfizer y Nestlé, Emmanuel Macron ganó al parecer un millón de euros. 

Con el negocio que sellaron Pfizer y Nestlé, Emmanuel Macron ganó al parecer un millón de euros. 

(Keystone)

En la época en que era banquero en Rothschild & Cie, el presidente electo de Francia, Emmanuel Macron, asesoró al gigante alimentario Nestlé sobre la compra de la división de nutrición infantil de Pfizer. Una operación que se llevó a cabo gracias a sus lazos con el entonces presidente del grupo suizo, Peter Brabeck.

La carrera de Emmanuel Macron, que derrotó a Marine Le Pen este domingo en la segunda vuelva de los comicios presidenciales franceses, ha sido fulgurante. A sus 39 años, ha sido asistente del filósofo Paul Ricoeur, inspector de finanzas, banquero, secretario general adjunto del Elíseo, ministro de Economía y fundador del movimiento ‘En Marche!’.

No duró mucho en ninguno de estos cargos. El mandato más largo (menos de cuatro años) fue en el banco privado Rothschild & Cie. en París. Es aquí donde amasa una buena fortuna y adquiere la reputación de banquero avispado que le pasará factura durante la campaña presidencial. Su ‘jugada’ más famosa está resumida en pocas palabras en Wikipedia y en las redes sociales: “Negoció para Nestlé la adquisición de la filial de nutrición de Pfizer, gracias a la cual se hizo millonario”.

Antes de entrar en Rothschild, el joven Macron, convertido en inspector de finanzas tras estudiar en la prestigiosa Escuela Nacional de Administración (ENA), es contratado por el economista Jacques Attali como miembro de la Comisión para la liberación del crecimiento francés. El presidente Nicolas Sarkozy la acaba de crear para que le sugiera planes de reformas.

La función de Emmanuel Macron es relator adjunto. Se ocupa de escribir las actas, pero también intenta conciliar a los acreditados miembros de la Comisión. Entre ellos, el consejero delegado de Axa (aseguradora), Claude Bébéar, la presidenta de Areva (nuclear), Anne Lauvergeon, y Peter Brabeck, entonces consejero delegado de Nestlé.

¿Un puesto en Nestlé?

Al parecer, hay buena química entre el joven de 30 años y el austriaco que le dobla la edad (33 años más). En esta comisión, “Emmanuel Macron se multiplica”, escribe la periodista de ‘Les Echos’ Nathalie Silbert, que ha recogido el testimonio de un unos veinte miembros. “Rompe los esquemas… Y hasta besa a Peter Brabeck, un hombre con acento austriaco y una intimidante mirada azul acero”.

Los dos hombres “continúan viéndose”, anota Marc Endeweld en su libro ‘L’ambigu Monsieur Macron’. Y entre ellos se establece una relación de confianza, hasta tal grado que el austriaco propone a Emmanuel Macron formar parte de la dirección de Nestlé en Francia. Macron declina la oferta. ¿Piensa ya en el Elíseo?

Al año siguiente, Macron integra otra comisión, sobre el futuro de las profesiones juristas, donde conoce a Hans Peter Frick, el director de los servicios jurídicos de Nestlé.

Entre Rothschild y Hollande 

Entre tanto, el antiguo y ambicioso alumno de la ENA se convierte en banquero. Pero no en cualquier entidad, sino en el banco Rothschild que en los años 1950 empleó al que luego sería presidente de la República, Georges Pompidou, y mantuvo estrechos lazos de negocios con Nicolas Sarkozy, antes de que este llegara al Elíseo.

Emmanuel Macron se convierte en diciembre de 2010 en el socio gerente más joven de uno de los bancos de negocios más poderosos de Francia. Esto no le impide asesorar al candidato socialista François Hollande cuando se lanza a la campaña presidencial.

Macron aún no es muy conocido en la opinión pública. Ni en la banca ni en la política. Será un hombre en la sombra durante unos meses más… A principios de 2012, el gigante farmacéutico estadounidense Pfizer pone en venta su división de nutrición infantil. Nestlé está interesada, al igual que el grupo americano Mead Johnson y el francés Danone. La multinacional suiza se dirige a Rothschild & Cie para gestionar la negociación. Una pequeña proeza para Macron: Nestlé nunca había sido cliente de Rothschild.

Pero la partida no está ganada. El banco Lazard, rival directo de Rothschild, asesora a Danone, el favorito de los grupos en liza. Macron multiplica las idas y venidas entre París y Vevey (sede de Nestlé) para aconsejar a Brabeck y su equipo.

Por un millón de euros

En abril, Danone rompe la hucha para hacerse con el mercado y hace la oferta más alta a Pfizer. La tensión aumenta del lado de Nestlé-Rothschild. Macron “llega a convencer [a Brabeck] para que aumente la oferta unos segundos antes de que el gran patrón entre en una reunión del consejo de administración” de Nestlé, relata Marc Endeweld. El negocio se sella por 11 900 millones de dólares. Y el joven banquero gana un millón de euros en la operación.

Pero Macron ya tiene la mente en otra cosa. Mientras asesoraba a Nestlé, el banquero “seguía hablando con los más allegados del futuro presidente [de Francia], les proporcionaba apuntes y reflexiones sobre la crisis, la macroeconomía, los bancos y otros temas. Hasta que lo llaman del Elíseo”, escribe Martine Orange, autora de ‘Rothschild, un banco en el poder’. A principios de mayo de 2012, Emmanuel Macron se instala en el Elíseo como secretario general adjunto, al costado del nuevo presidente de la República, François Hollande.

Emmanuel Macron   

1977 Nace en Amiens (departamento Somme), sus padres son médicos.

2001 Se afilia al Partido Socialista.

2007 Contrae matrimonio con Brigitte Trogneux, profesora de francés que tiene 25 años más que él, a la que conoció en 1993 en una obra de teatro que dirigía la docente en el bachillerato.

2014 Es nombrado ministro de Economía e Industria en el gobierno de Manuel Valls, como sucesor de Arnaud Montebourg.

En diciembre presenta al Consejo de Ministros el proyecto de ley para el crecimiento, la actividad y la igualdad de oportunidades económicas, conocida como ‘ley Macron’. El objetivo: “desbloquear la economía francesa” cambiando en especial la reglamentación del trabajo los domingos, las profesiones reglamentadas, el transporte y el permiso de conducir, y la apertura del mercado de los autocares.

2016 Macron funda el movimiento ‘En Marche!’ que se define como “transpartidista”, y que no es ni de derechas ni de izquierdas.

El 30 de agosto dimite de su cargo de ministro de Economía para dedicarse a su movimiento político.


Traducción del francés: Belén Couceiro

×