“No es creíble que la inteligencia helvética no supiera nada"

El 2 de abril de 1982 tropas argentinas desembarcaron en las Islas Malvinas (Telam)

Argentina se encuentra entre los más de 100 países que fueron espiados por Estados Unidos y Alemania con el empleo de artefactos de encriptado de la empresa suiza Crypto AG. Durante la guerra de las Malvinas, los ingleses recibieron información que influyó el resultado del conflicto. Un excombatiente nos habla al respecto.

Este contenido fue publicado el 05 marzo 2020 - 11:30
Norma Domínguez, Buenos Aires

El veterano Mario Volpe, Secretario de Políticas Soberanas del Centro de Excombatientes Islas Malvinas (CECIM), no puede disimular su desconcierto e indignación frente a lo que calificó como “el escándalo de espionaje más grande del Siglo XXI”.

"A nosotros, los excombatientes, nos llama la atención que esta noticia no tenga mayor repercusión en nuestro país. Creo que no la tiene porque son temas muy complejos que no maneja mucha gente y que sucedieron hace mucho tiempo…” explica a swissinfo.ch.

“Hay una gran defección en este sentido, porque la pantalla de la televisión argentina se ocupa en este momento el 70% con el caso de los rugbiers (el asesinato del joven Fernando Baez) y el coronavirus de China. Pero sobre Crypto AG se dice muy poco, o casi nada"

Plenamente informando, Volpe recalcó que Crypto entregaba un tipo de máquinas para unos y otro tipo, para otros. Los países latinoamericanos compraban máquinas de encriptado que se suponían inviolables, pero que estaban con posibilidad de ser leídas por la CIA.

"Esta situación tuvo una influencia importante en la Guerra por Malvinas, porque los británicos sabían todo, recibían información de lo que estaba pasando porque desencriptaban todo y eso marcó un rumbo que pudo haber sido otro”.

“Cuando empezó la Guerra se determinó con la Resolución 502 de las Naciones Unidas que Argentina tenía que retirar las tropas por ser el país agresor, dando a entender que Gran Bretaña no sabía nada del ataque"

Para el excombatiente, si Gran Bretaña no hubiera contado con tanta información del enemigo, Argentina hubiese tenido una mejor actuación, con los aviones hundiendo más barcos ingleses y eso habría retrasado la guerra durante varios meses o se habría pasado a una negociación, porque no hubieran podido desembarcar.

"Todo esto, por acción u omisión, es grave porque hay cientos de muertes que se podrían haber evitado, sabiendo hoy que el movimiento de tropas argentino era espiado al detalle”, se lamenta mientras asienta que tanto Estados Unidos como Suiza deberían pedir disculpas a la Argentina por estas acciones.

"También sorprendió mucho que un país como Suiza, con toda su tecnología, no tenga en claro o no haya podido descubrir esto. No es creíble que los servicios de inteligencia helvéticos no supieran nada".


Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo