Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Guatemala, "una emergencia anunciada"

Los indígenas guatemaltecos, la población más afectada.

Las cifras son elocuentes: 462 personas muertas de inanición en lo que va del año y 54.000 familias en riesgo. En Guatemala, la sequía ha golpeado con encono, pero el problema va más allá de la falta de lluvias:

Unas 17 familias detentan el poder y la riqueza, mientras que el 80% de la población está depauperada; las heridas de 36 años de Guerra Civil siguen abiertas, el tejido social está en girones y campea la violencia...

... "La lluvia no va a resolver los problemas del país", resume Andrea Tognina, periodista suizo y otrora observador de los derechos humanos en el país centroamericano. "La sequía es ahora la emergencia, pero los problemas del país son estructurales", agrega.

"La de Guatemala es una emergencia anunciada", acota por su parte Karl Heuberger. "La población rural se encuentra en una situación tan débil que ante un fenómeno natural como esta prolongada sequía, es lógico que se produzca la emergencia", explica el responsable de Guatemala para EPER (Ayuda Social Protestante).

Entrevistados por separado, nuestros interlocutores coinciden en que amén de las tierras agostadas, los sectores precarizados del país sufren el impacto de la crisis económica en Estados Unidos de donde procede buena parte de las divisas extranjeras que alimentan la economía nacional vía las remesas de los emigrantes.

"Hay menos dinero que circula en el país y que podría contribuir a la compra de otros alimentos ante la pérdida de las cosechas de maíz (36% ) y del frijol (58%), alimentos básicos de la población", subraya Andrea Tognina, otrora voluntario de Peace Watch Switzerland (PWS), ONG que labora en defensora de los derechos humanos en Guatemala, México y Palestina.

"Africanización de Centroamérica"

Para Karl Heuberger, la situación actual en Guatemala hace pensar en las predicciones de diferentes científicos y economistas que hace unos años hablaron de la "africanización" de América Latina.

"Significa que una población cada vez más débil, se enfrente a situaciones cada vez más duras, económicas, climáticas..."

Y ello, aunado a la que el también encargado de los programas de EPER en Chiapas y Honduras, califica de falta de voluntad política de las autoridades.

Tanja Mirabile coincide con su planteamiento: "Guatemala es un Estado sin derecho. No hay comunicación con el Estado", lamenta.

La representante de la organización Incomindios refiere las deplorables condiciones en que viven los más pobres entre los pobres de Guatemala: los indígenas.

"No tienen acceso a la educación, ni a la salud. No tienen derecho a la tierra. Los derechos están en manos de las 17 familias de la oligarquía, por eso hay tanta pobreza".

Una pobreza con muchas facetas, incluida la del hambre:

"Estado de calamidad pública

A principios de esta semana, el martes 8 de septiembre, el presidente de Guatemala, Álvaro Colom, decretó el "estado de calamidad pública". La medida se produjo a pocas horas de que se difundiera un estudio del Ministerio de Sanidad que traducía en cifras la tragedia:

462 personas, incluidos 54 niños, han muerto desde el principio de año en Guatemala. Más de 54.000 familias pobres han sido declaradas en estado crítico por la falta de alimentos, y otras 300.000 corren el mismo riesgo.

"Alimentos hay", aseguró el mandatario, "lo que ocurre es que la población no cuenta con los recursos económicos para acceder a los mismos".

En efecto, el problema radica en la distribución inequitativa de la riqueza, como coinciden en señalar los tres cooperantes suizos entrevistados por swissinfo.ch.

"Hay una pobreza inmensa (un 80% de la población) y lo más drástico es que hablamos de un país con tierras muy fértiles, con un potencial económico suficiente para alimentar a su población", precisa Karl Heuberger. "¡Y es un escándalo que con tanta riqueza natural, la gente esté muriendo de hambre!".

Ruptura de solidaridades

Al decretar el estado de urgencia, el presidente Colom explicó que esa medida permitiría acceder a los recursos de la cooperación internacional.

"Se trata ahora de salvar vidas humanas y la tarea es muy clara: si hay hambre, si la gente muere porque no hay comida, hay que traer comida, pero no tiene que ser la normalidad en el trabajo de la cooperación internacional", apunta Andrea Tognina.

Con el representante de EPER, destaca que el objetivo de la presencia internacional debe ser el de contribuir al fortalecimiento de la sociedad civil. Una tarea difícil en un país donde, a decir del periodista "la Guerra Civil rompió los lazos sociales y las solidaridades".

Y donde, abunda Karl Heuberger, "la sociedad civil está más débil que en otras épocas", merced a divisiones estimuladas por grupos religiosos, partidos políticos o estrategias inadecuadas de la cooperación internacional.

Desaciertos de la cooperación

En ese tenor, ante el momento que vive Guatemala, el cooperante de EPER considera que "la comunidad internacional tiene que hacer lo máximo posible para presionar al Gobierno a dar los pasos políticos necesarios para la distribución de la tierra".

Alude a la respuesta habitual de asistencia inmediata por parte de la cooperación internacional en casos similares. "Y eso es lo que los ricos, los poderosos quieren: que la comunidad internacional ayude en estas situaciones de emergencia para no estar obligados a hacer cambios estructurales en el país".

swisisnfo.ch, Marcela Águila Rubín

Datos clave

Desde mediados de los años 70, la ONG EPER (Ayuda Protestante Suiza) contribuye a la promoción de los derechos humanos en Guatemala, además de que desarrolla un programa de seguridad alimentaria y fortalecimiento de las comunidades.

Fin del recuadro

INFORME DE LA ONU

Luego de una visita a Guatemala del 3 al 5 del mes en curso, el Relator Especial de las Naciones Unidas para el Derecho a la Alimentación, Olivier De Schutter emitió una serie de conclusiones preliminares al informe que presentará al Consejo de los Derechos Humanos en 2010.

El texto destaca el compromiso del Gobierno con respecto a la realización del derecho a la alimentación, pero expresa su preocupación en el sentido de que los esfuerzos son insuficientes (extracto):

Las desigualdades en Guatemala llegan a niveles que no se pueden tolerar, y la cantidad de pobres es inaceptable.

Un 50.9% de la población vive por debajo del umbral de la pobreza, y el 15.2% viven en extrema pobreza.

Todo ello redunda en niveles altísimos de mala nutrición, y se calcula que afecta a un 16% de la población.

La pobreza se concentra en las zonas rurales, en las que vive el 72% de los pobres, y entre la población indígena, que representa en este momento el 75.5% de los pobres; por otra parte, según las mejores cifras disponibles, estos representan el 61% de la población total.

Por lo tanto, el gasto social de aumentar de manera significativa. A fin de que el Estado pueda promover el desarrollo rural y los servicios agrícolas, y para que pueda financiar el acceso a la tierra para los trabajadores rurales que carecen de ella, se necesita presupuesto disponible.

Sin embargo, y si bien Guatemala es un país rico, es también un Estado pobre e incluso débil. En 2009 los impuestos representaron el 9.9% del PIB.

Esta cifra no sólo está muy por debajo del 12.5% estipulado en los Acuerdos de Paz de 1996, sino que representa uno de los niveles más bajos de tributación de América Latina; además, se queda muy corta para poder cumplir con las obligaciones hacia el pueblo guatemalteco.

Lo anterior constituye una violación de la obligación que tiene Guatemala de realizar de manera progresiva el derecho a la alimentación, tomando las medidas necesarias "aprovechando al máximo los recursos disponibles", como lo exige el Artículo 2 inciso (1) del Pacto Internacional para los derechos Económicos, Sociales y Culturales. El Congreso de Guatemala, en calidad de órgano estatal, debe aceptar su responsabilidad en esta situación.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×