Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La prensa, tan unánime como el pueblo

Con matices, todos los titulares suizos van en el mismo sentido.

(swissinfo.ch)

"Bofetada", "derrumbe", "bastonazo de vuelta", "tarjeta amarilla", "fractura", la prensa suiza martilla en todas las lenguas locales y sobre todos los tonos el triple fracaso de los nacionalistas de la UDC en la votación del domingo.

"Nein" a las naturalizaciones por las urnas, "no" al artículo constitucional sobre la salud, "no" a la iniciativa "bozal" del gobierno. De norte a sur, de este a oeste, los periódicos suizos rinden homenaje a la "sabiduría del pueblo suizo", a ejemplo del 'Aarauer Zeitung'.

"Nein, non, no al partido del no", escribe 'La Liberté' sobre este plebiscito de la confianza: "Una Suiza, unida como pocas veces en torno a una temática emocional, envió a la UDC a sus propias obsesiones y fantasmas".

Para 'Le Temps', los dos últimos objetos de votación "eran demasiado incongruentes para tener una posibilidad de ser aceptados". Pero el diario francófono considera que, sobre las naturalizaciones, la apuesta era más incierta y que "la nitidez del resultado resuena como una bofetada nacional, apenas amortizada por el pequeño sí de Schwyz".

Como la inmensa mayoría de sus colegas, el 'Corriere del Ticino' anota el fracaso de la "demagogia" en un país como Suiza, dónde la mayoría tradicionalmente vota de manera moderada". Más grave, considera el diario del Tesino, ver el "primer partido del país en adoptar una política de oposición y... fracasar en su intento por reorientar la política nacional".

'La Regione' destaca también que "todas las iniciativas populares demasiado severas para los extranjeros han sido regularmente rechazadas por el pueblo".

Fracaso del escenario

El 'Tages-Anzeiger' considera que para muchos ciudadanos "fueron demasiados los acentos radicales de la UDC que no reflejan la realidad cotidiana", y a esto se suma su desconcierto por la decisión, este mismo domingo (06.01) de la sección cantonal grisona, de la cúpula del partido. Una forma de ejercer presión para que la ministra en el Ejecutivo suizo, de la UDC, renuncie a su militancia.

El 'Neue Zürcher Zeitung' (NZZ) comparte ese punto de vista y advierte que el tema de la naturalización ha dejado de tener un matiz tan emocional como antes.

'La Tribune de Genève' explica que el partido del ex ministro Christoph Blocher (cuya salida del Ejecutivo en diciembre pasado es la razón del distanciamiento con su sucesora, Eveline Widmer-Schlupf), político reconocido por sus virtudes comunicativas, "ahora se ha extraviado en medio de su estrategia, inclinándose por un exceso de arrogancia y de confianza".

'L'Express' releva que la campaña de la UDC, al jugar "en los días precedentes del escrutinio con la carta de la denuncia de jóvenes criminales extranjeros, perturbó su mensaje".

En lo que respecta al artículo de la salud, el periódico de Neuchâtel analiza que la UDC "no pudo contar con el apoyo activo de sus partidarios en los debates en las cámaras legislativas federales".

Homenaje a Eveline Widmer-Schlumpf

El 'Blick' rinde homenaje a la "rebelión" de la sección bernesa de la UDC que contribuyó al fracaso del plan de la cúpula partidista en sus intentos por que la ministra Eveline Widmer-Schlumpf renunciara a su cargo en el gobierno y a su pertenencia partidista.

El '24 heures' explica que el error de la UDC se centró "sobre todo en la pugna interna, en lugar del bien público".

"¡Ella triunfa!", señala 'Le Matin', al rendir homenaje a la consejera federal rechazada por su propio partido, "quien era una desconocida en la parte francófona de Suiza hace seis meses".

"Choque frontal en vista"

"Pero creer que ese fracaso atemperará los ardores de la UDC sería un error", advierte el '24 heures'.

'La Liberté' prevé incuso un "choque frontal en vista": "La UDC utilizará todas sus fuerzas en la batalla en torno a la reconducción del acuerdo con Europa sobre la libre circulación y, sobre todo, sobre su extensión a Rumania y a Bulgaria.

Opinión compartida por el NZZ que vaticina un resultado "mucho más cerrado".

swissinfo, Isabelle Eichenberger

Iniciativa

La iniciativa popular permite a los ciudadanos proponer una modificación de la Constitución. Para ser válido, debe ser firmada por 100.000 ciudadanos en el plazo de 18 meses.

El Parlamento puede aceptar directamente la iniciativa. Puede también negarla u oponerle un contraproyecto. En todos los casos, tiene lugar una votación popular.

La adopción de una iniciativa requiere la mayoría del pueblo y de los cantones.

Fin del recuadro

Los resultados

Naturalizaciones democráticas
No 63,8% - Sí 36,2%

Iniciativa del 'bozal'
No 75,2% - Sí 24,8%

Artículo sobre la salud
No 69,5% - Sí 30,5%

Participación: 44,1%

Fin del recuadro


Enlaces

×