Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Lo desconocido de la elección de Ueli Maurer

Con la elección de Ueli Maurer, la Asamblea Federal privilegió la artimética del sistema de concordancia.

La elección a la sucesión de Samuel Schmid se celebró sin sorpresa. Como estaba previsto, con Ueli Maurer el ala dura de la Unión Democrática del Centro (UDC/derecha nacionalista) vuelve al Gobierno. Una situación que podría provocar de nuevo las crispaciones de la era Blocher. Análisis.

A pesar de algunas peripecias durante las primeras vueltas, la elección de Ueli Maurer se esperaba.

En efecto, excepto la izquierda, los grandes partidos del centro y de la derecha habían declarado que el retorno de la UDC al Gobierno estaba conforme con la aplicación matemática de la fórmula mágica. Este partido, primera formación política del país en número de electores, no podía lógicamente seguir más tiempo lejos del poder.

El Partido Radical Democrático (PRD/derecha) y el Partido Demócrata Cristiano (PDC/centro-derecha) habían dado su apoyo al candidato oficial de la UDC, con lo que el resultado del voto se conocía de antemano. La izquierda, hostil al regreso de la derecha nacionalista al Gobierno, no disponía del peso necesario para impedirlo.

Un asunto difícil

De facto, el Gobierno se encuentra ahora en la misma situación que hace un año, antes de la no-reelección del ministro de Justicia Christoph Blocher; es decir, con un representante del ala más dura de la UDC en su seno.

La caída de Christoph Blocher había sido promovida, en particular, por su falta de colegialidad. El dirigente de la UDC fue criticado por no haberse mostrado suficientemente solidario con sus colegas del Gobierno, rompiendo así con una tradición política suiza basada en el principio del consenso.

Falta ver si esta situación no va a empezar de nuevo con Ueli Maurer. Por ahora, es muy difícil responder a esta interrogante.

Recientemente, diversas voces recordaron que el nuevo ministro, fiel entre los fieles, era la copia casi idéntica de Christoph Blocher. Ueli Maurer se dio a conocer sobre todo, por sus posiciones intransigentes, incluso por su dogmatismo.

Pero otras voces, a comenzar por el interesado mismo, subrayaron en cambio que podía también ser un hombre abierto al diálogo y susceptible de lograr compromisos.

¿Una buena estrategia?

Esta elección evoca también otro aspecto importante: el éxito electoral de los diferentes partidos. En efecto, con su vuelta al gobierno, la UDC podría transformar por completo una situación que recientemente comenzó a volvérsele desfavorable.

Hasta diciembre de 2007, todo parecía ser exitoso para la UDC. El partido lograba jugar en dos tableros: llevando una política agresiva - demagógica dirían algunos - en los temas de la integración europea y de la inmigración, y gozando de la publicidad en torno a Christoph Blocher.

Esa política se reveló exitosa, como lo mostraron los resultados de las elecciones federales de 2007. Otros partidos, avasallados por los triunfos electorales de la UDC, reaccionaron sin embargo no reeligiendo a Christoph Blocher al Gobierno. Y esta estrategia también resultó ganadora.

Tras la evicción de su líder, la UDC se sumió en patéticas luchas fratricidas, particularmente con la exclusión de la nueva ministra Eveline Widmer-Schlumpf de sus filas. Presa de disensiones, la derecha nacionalista comenzó a sufrir reveses electorales, por ejemplo durante las elecciones en el cantón de Schaffhausen.

Habrá que ver ahora si la presencia de Ueli Maurer en el Gobierno dará una nueva dinámica a la UDC. Para los partidos del centro y de la derecha, también será la ocasión de determinar si optaron por una buena estrategia o, si por el contrario, tejieron ellos mismos la cuerda para colgarse.

Un Ministerio difícil

La elección de Ueli Maurer plantea pues muchas preguntas. Pero dos cosas parecen sin embargo bastante seguras. La primera es que el nuevo titular de la Defensa debe hacerse cargo de un ministerio en dificultades.

El fin del reinado de Samuel Schmid se caracterizó por un cierto número de problemas, el principal de los cuales, la dimisión del jefe del ejército Roland Nef. El nuevo ministro deberá restablecer el orden.

Por otro lado, la situación se mantiene bastante vaga concerniendo la misión efectiva del ejército y los medios a su disposición para cumplirla (la compra de un nuevo avión de caza, por ejemplo, causó un fuerte debate). El nuevo responsable de la Defensa tendrá que establecer objetivos claros y mostrar bastante sentido político para realizarlos.

La segunda cosa segura es que con Ueli Maurer, el Gobierno gira un poco más a la derecha. El hombre es conocido por sus posiciones conservadoras y por su rigor en materia de presupuesto.

swissinfo, Olivier Pauchard
(Traducción, Marcea Águila Rubín)

UDC

La Unión Democrática del Centro (UDC) se sitúa a la derecha del panorama político suizo.

Nacida en 1971 de ella fusión de dos partidos en defensa de los intereses de los campesinos y los artesanos, conoció una progresión fulgurante desde principios de los años 90.

Preconizando una política económica liberal, una cooperación limitada con la Unión Europea (UE) y un endurecimiento hacia los extranjeros y los refugiados, la UDC se convirtió en el primer partido del país.

En 2003, le obtuvo un segundo puesto en el gobierno con la llegada de su tenor Christoph Blocher. Este último fue reemplazado, sin el aval del partido, por Evelin Widmer-Schlumpf en diciembre de 2007.

Fin del recuadro
(swissinfo.ch)


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×