Navigation

Obama, obligado a compromisos

Los resultados, signo de malestar entre la ciudadanía estadounidese. Keystone

Tras el golpe recibido con los resultados de las elecciones legislativas, en las que la oposición republicana tomó el control de la Cámara de Representantes, el presidente estadounidense deberá corregir sus ambiciones, opina Alfred Defago, profesor de la Universidad de Wisconsin y ex embajador de Suiza en Washington.

Este contenido fue publicado el 04 noviembre 2010 - 15:31
Marie-Christine Bonzom,, Washington, swissinfo.ch

Una señal clara dieron los electores a Barack Obama, quien se dijo listo a trabajar con la oposición.

Sobre el margen de maniobra que le resta al presidente estadounidense, conversa Alfred Defago con swissinfo.ch desde Washington:

swissinfo.ch: ¿Los resultados de las elecciones desaprueban al presidente Obama y a su política?

Alfred Defago: Los resultados del escrutinio son ciertamente una señal de alarma muy fuerte. Varios estratos de la sociedad americana no quieren continuar este camino, fundado sobre un Estado en expansión y por tanto, sobre una deuda pública e impuestos en aumento.

El mensaje enviado por los electores el martes pasado es tratar de limitar el papel de Estado federal y ampliar el campo de la libertad individual. No obstante, no creo que el escrutinio sea un “no” a Barack Obama en sí mismo. El número de estadounidenses que tienen una impresión favorable de la figura de Obama permanece relativamente elevado.

swissinfo.ch: ¿Washington se dirige a un callejón sin salida o al compromiso?

A. D. : Difícil decirlo por ahora. En su primera conferencia de prensa tras las elecciones, el presidente Obama manifestó una marcada humildad y pareció abierto al compromiso. Pero, seguramente, la campaña para las legislativas y las presidenciales de 2012 ya comenzó y esto hace todo compromiso real extremadamente difícil .

swissinfo.ch: Antes del 2012, ¿qué puede hacer Barack Obama para promover su programa y cuáles son las iniciativas más susceptibles de mantenerse o de abandonarse?

A. D.: Obama deberá disminuir sus ambiciones. Tendrá la oportunidad si logra conservar los elementos fundamentales de su reforma de salud que sigue provocando controversia. Los republicanos quieren librar batalla en todos los frentes para abrogar ciertas cláusulas de esta ley. Obama deberá también retirar aspectos esenciales de sus proyectos de ley tan ambiciosos sobre el medio ambiente y la energía. En fin, él no encontrará ningún apoyo republicano para nuevos planes para relanzar la economía.

swissinfo.ch: ¿Cuál es el impacto de la derrota demócrata en los puestos de gobernador y en los parlamentos locales en los estados de la Unión Americana?

A.D.: Esta derrota tendrá pronto consecuencias graves y tangibles. La nueva y sólida mayoría de gobernadores republicanos tendrá una influencia enorme en la próxima redistribución de las circunscripciones electorales. Y en sentido contrario, ésta tendrá un impacto en los resultados de las legislativas e, indirectamente, en las presidenciales de la década que inicia. Con los parlamentos de los Estados, los gobernadores republicanos intentarán bloquear la puesta en marcha de la reforma de salud de Obama.

swissinfo.ch: Las elecciones del martes fueron el primer examen electoral nacional para el Tea Party que ha contribuido a la reconquista republicana. ¿Este movimiento cuánto durará y cuál podría ser su influencia en la política americana a corto y largo plazo?

A. D.: Este martes fue un gran día para el Tea Party, sin duda. El Tea Party es mucho más que algo efímero. Refleja un profundo descontento del promedio de los estadounidenses hacia el gobierno y los partidos. El Tea Party ha colocado más hacia la izquierda al Partido Republicano.

Si se observan otros ejemplos de la historia de los Estados Unidos, dudo que este movimiento sin cabeza adquiera realmente peso permanente. Por otro lado, los republicanos percibieron a numerosos de los candidatos del Tea Party como demasiado radicales o fuera de sus cabales.

swissinfo.ch: ¿El revés sufrido por Barack Obama tendrá consecuencias en la política extranjera?

A. D.: No se puede decir nada al respecto. Para comenzar, la política extranjera no ha estado al centro de estas elecciones. Barack Obama no parece interesarse demasiado para convertirse en un presidente inclinado sobre la política extranjera. ¿Pero quién lo sabe? Si los dos próximos años conducen a un impase a nivel interior, Obama podría “huir” hacia una recuperación de las actividades internacionales. Exactamente eso hizo Bill Clinton luego del desastroso revés en las elecciones intermedias a su mandato en 1994.

swissinfo.ch:¿Barack Obama corre el riesgo de tener sólo un mandato en la presidencia?

A. D.: Su reelección en dos años está muy lejos de haber sido ganada. Deberá luchar por ello. Pero su situación no es desesperada. Los republicanos tendrán enormes problemas para establecer una alternativa convincente. Todos los candidatos presidenciales potenciales del ala del Tea Party están bajo la mira en este momento, pero me parecen que resultan inelegibles para la mayoría de los americanos. Sarah Palin, por ejemplo, no tiene casi ninguna oportunidad de recibir la envestidura de su partido. Ella divide demasiado a la gente, incluidos a los republicanos.

swissinfo.ch: La tasa de participación -42%- de nuevo fue muy débil. En los sondeos, los electores que se abstuvieron de votar dijeron que no les gusta ninguno de los dos partidos predominantes. ¿Un desafío para ambos y para la democracia americana?

A. D.: Tiene razón. Este escrutinio no sólo fue una pesada derrota para los demócratas y para Barack Obama, sino también es la expresión de una desconfianza hacia los dos partidos políticos. En ese sentido, la victoria de los republicanos no es necesariamente un mandato para continuar haciendo las cosas como antes.

Pero, francamente, no creo que el escrutinio señale una crisis fundamental o el fin del sistema bipartidista tradicional en EE.UU. Como lo dije anteriormente, el fenómeno del Tea Party es, sin duda, el signo de un malestar general, pero no podrá desmantelar ese sistema.

Elecciones

Los republicanos ganaron al menos 60 escaños adicionales en la Cámara baja, más de los 39 que necesitan para destronar a la demócrata Nancy Pelosi como presidenta de la Cámara de Representantes y para dejar a los republicanos encabezando las comisiones.

Muchas competencias legislativas aún no tienen un ganador definido ya que el resultado fue demasiado estrecho.

Las elecciones del martes marcan el mayor cambio en el poder desde que los demócratas ganaron 75 escaños en la Cámara baja en 1948 y le dan a los republicanos su mayor ventaja en la Cámara desde 1928.

End of insertion

ALFRED DEFAGO

Profesor de la Universidad de Wisconsin en Madison.

Embajador de Suiza en Washington de 1997 a 2001.

Cónsul General en Nueva York de 1994 a 1997.

Autor de varias obras en alemán sobre los Estados Unidos. La más reciente sobre Barack Obama, publicada en 2009.

Su carrera profesional la inició en 1971 como periodista en el servicio alemán de la radio nacional suiza, donde fungió después como redactor en jefe.

Es Doctor en Historia y Literatura de la Universidad de Berna.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.