Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Obama busca recuperar terreno en América Latina

Fidel Castro y Barack Obama ¿Una nueva era en la reción Cuba -EE UU?

(Keystone)

La supresión el lunes de algunas medidas contra Cuba, la visita este jueves a México y la participación luego en la Cumbre de las Américas: el presidente de Estados Unidos consagra su agenda semanal a sus 'vecinos distantes'.

"Barack Obama puede demostrar que está dispuesto a establecer una relación diferente con América Latina a partir de cambiar algunas cosas en la relación con Cuba", dice Beat Schmid, analista suizo residente en La Habana.

La administración de George Bush perdió terreno en forma acelerada en América Latina, explica el integrante de la ONG Oxfam Internacional, y salvo excepciones, como Perú y Colombia, el resto de los gobiernos de la región mantiene una mayor o menor distancia con Washington.

En sus primeros contactos con sus vecinos del Sur, el Gobierno de Barack Obama ha reconocido su corresponsabilidad en el problema del narcotráfico en México e introducido medidas para el combate conjunto contra el flagelo.

Las más recientes, el anuncio este miércoles del cargo de 'Zar de la frontera' (Alan Bersin, ex procurador) para supervisar los esfuerzos contra la violencia en la zona que separa ambos países, y la aplicación de sanciones contra los grupos delictivos mexicanos: Cártel de Sinaloa, Los Zetas y la Familia Michoacana.

Fidel contextualizó

Esas medidas se producen a unas horas de la visita de Obama a México, de donde seguirá a Trinidad y Tobago para participar en la Cumbre de las Américas y a poco del anuncio de la supresión de restricciones vinculadas con visitas y envío de dinero a Cuba por parte de expatriados residentes en EE UU y de la autorización a empresas de telecomunicación a hacer negocios en la isla.

En sus 'Reflexiones' (mensajes que escribe a los cubanos y que son divulgados por la prensa y por Internet), Fidel Castro calificó tales medidas de positivas pero insuficientes. Dijo que su país no aceptaba limosnas y exigió el levantamiento del embargo, al que calificó de genocida.

"Lo que hizo Fidel fue ubicar este paso en el contexto en el que se da", señala Beat Schmid. Explica que si bien ahora los cubanos de Estados Unidos con familiares en Cuba podrán visitarlos con mayor frecuencia (una vez por año, en lugar de cada tres), el resto de los estadounidenses tienen prohibido viajar a Cuba, lo que priva a la isla de una potencial fuente de ingresos por turismo.

¿Más remesas en plena crisis?

Nuestro interlocutor descarta también que el aumento en los montos de las remesas enviadas a la isla desde Estados Unidos (ahora sin limitaciones y antes 300 dólares cada tres meses) vaya a tener un impacto sustancial.

Explica que, dadas las limitaciones impuestas por Estados Unidos para mandar dinero a Cuba, los expatriados buscaban otras vías que encarecían sus envíos. Ahora se van a abaratar esos costos, pero como la tendencia es a enviar menos dinero, merced a la crisis, la medida sólo tendrá un efecto compensatorio.

En suma, el levantamiento de esas restricciones, impuestas por George Bush, representa "el cumplimiento de una promesa electoral mínima y, en parte, son medidas de política interior", destaca Beat Schmid.

Empero, considera interesante la decisión de Obama de permitir que las firmas de telecomunicaciones de su país hagan negocios en Cuba, creando por ejemplo redes de fibra óptica y comunicaciones por satélite entre los dos países, lo que podría interpretarse "como voluntad política de ir más allá". Una voluntad que podría expresarse ante al comunidad americana:

El agobio del embargo

Cuba no asistirá a la Cumbre de las Américas en Trinidad y Tobago. Sin embargo, está en la agenda de la reunión y diversos países, encabezados por Bolivia, pedirán a Obama que levante el embargo comercial contra la isla.

A casi medio siglo de impuesto, el embargo "sigue teniendo un impacto muy fuerte en la calidad de vida de las personas aquí", enfatiza nuestro interlocutor.

Explica que muchos productos relacionados con el tema de la medicina y que sólo son fabricados por Estados Unidos o sus subsidiarias, no pueden ser adquiridos por Cuba, con lo que es menester recurrir a terceros con los costos consecuentes, amén de que muchos alimentos se llevan a Cuba desde muy lejos.

Se refiere también al rubro del turismo, a la prohibición de viajar a Cuba que tienen los estadounidenses, que representan un mercado estimado en más de un millón de visitantes anuales.

Una economía vulnerable

Hay un sinfín de restricciones que afectan al país, puntualiza nuestro interlocutor y alude al caso de las exportaciones tradicionales cubanas de tabacos y rones que son muy apreciadas a escala internacional y que no pueden exportarse a Estados Unidos, donde tendrían un potencial muy fuerte.

Los ejemplos son muchos. Además, si al peso del embargo se añaden las pérdidas generadas por fenómenos naturales (como los huracanes) o los vaivenes del mercado (como el deplome de los precios del níquel), la vulnerabilidad de la economía cubana se agudiza.

Para Beat Schmid, la supresión el lunes 13 de abril de algunas medidas del embargo contra Cuba es insuficiente para lanzar al vuelo las campanas... "Yo creo que es prematuro, pero podría ser un paso en esa dirección y en retrospectiva quizá podamos decir que ahí comenzó una nueva era en las relaciones de Cuba y Estados Unidos".

swissinfo, Marcela Águila Rubín

Contexto

En Trinidad y Tobago, todo está listo para la Quinta Cumbre de las Américas que se llevará a cabo del 17 al 19 de abril.

Se cuentan cinco mil efectivos en tierra, cámaras de vigilancia y una zona roja de seguridad alrededor del recinto donde se reunirán 34 jefes de Estado americanos.

Además del tema de Cuba, los debates abordarán los desafíos de la región, la crisis financiera y la canalización de fondos en el continente a través de organismos multilaterales.

Fin del recuadro

Fidel Castro

'Reflexiones' (extractos)

"(El Gobierno de Estados Unidos) anunció el alivio de algunas odiosas restricciones impuestas por Bush a los cubanos residentes en Estados Unidos para visitar a sus familiares en Cuba. Cuando se indagó si tales prerrogativas reconocían a otros ciudadanos norteamericanos, la respuesta fue que no estaban autorizados.

"Del bloqueo, que es la más cruel de las medidas, no se dijo una palabra. Así se le llama piadosamente a lo que constituye una medida genocida. El daño no se mide sólo por sus efectos económicos. Constantemente cuesta vidas humanas y ocasiona sufrimientos dolorosos a nuestros ciudadanos".

"El regreso de Cuba al organismo no sólo depende de la Cumbre de las Américas, sino de la Asamblea General de la OEA', dijo Insulza a O'Globo.

"La OEA tiene una historia que recoge toda la basura de 60 años de traición a los pueblos de América Latina.

"Insulza afirma que para entrar en la OEA, Cuba tiene primero que ser aceptada por la institución. Él sabe que nosotros no queremos ni siquiera escuchar el infame nombre de esa institución. No ha prestado un solo servicio a nuestros pueblos; es la encarnación de la traición".

Fin del recuadro


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×