Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Pero, ¿qué pasó el 11 de septiembre?



Un bombero en el escenario dantesco de la 'Zona Cero'.

Un bombero en el escenario dantesco de la 'Zona Cero'.

(Reuters)

La primera década del siglo XXI fue marcada por las consecuencias del 11 de septiembre de 2001. Pero, de hecho, ¿qué sabemos verdaderamente y qué ignoramos aún respecto de esa siniestra jornada? He aquí el análisis de tres expertos.

La primera década del siglo XXI fue marcada por las consecuencias del 11 de septiembre de 2001. Pero, de hecho, ¿qué sabemos verdaderamente y qué ignoramos aún respecto de esa siniestra jornada? He aquí el análisis de tres expertos.

El vuelo AA11 devorado por la torre norte del World Trade Center, el vuelo 175 por la torre sur. Luego, el vuelo 77 destripando el Pentágono y la colisión del Vuelo UA93 en Pensilvania. Después, el desplome de las Torres Gemelas. Monstruosas nubes de humo a las que el colapso del WT7 unirá las propias un par de horas más tarde. En la masa de escombros, más de 3.000 víctimas.

Esto son los hechos formalmente admitidos, en bruto. Pero más allá de eso, ¿qué sabemos y qué no del 11 de septiembre de 2001? Jacques Baud, especialista en servicios de inteligencia, actualmente al servicio de la ONU en Nueva York; el historiador Daniele Ganser, profesor de la Universidad de Basilea, y el periodista Xavier Colin, de la Radio y Televisión Suizas de expresión francesa (RTS), aportan sus punto de vista.

"Cuando se produjo lo del segundo avión - que mostraba lo que era un acto terrorista - inmediatamente pensé que era Al-Qaeda dado que trabaja en ese expediente desde hacía varias semanas", recuerda Xavier Colin, quien ese día habría de mantenerse en los micrófonos hasta altas horas de la noche. "Pero nadie pensaba en nuevos atentados de  semejante amplitud, y en suelo estadounidense”, añade.

Para Jacques Baud, tampoco se podía prever el drama. “Aquellos que dicen ‘lo habíamos  previsto’ no habían previsto nada en absoluto. Hubo suposiciones, hipótesis. Pero eso no es suficiente. Hace treinta años, cuando yo estaba en los servicios de inteligencia, se abordaba ya el tema del choque de un avión contra una central nuclear o contra el Pentágono. La verdadera información está en la revelación de datos precisos”.  

¿Aceptar o investigar?

 El ‘Informe Final de la Comisión Nacional sobre los Ataques Terroristas contra Estados Unidos’ fue publicado el 22 de julio de 2004. Y sin embargo, las teorías alternativas no cesaron, mediante el Internet o en diversas publicaciones, pero relativamente poco en los medios de comunicación.

Ante esta realidad, nuestros interlocutores tienen posiciones contrastantes. Jacques Baud parece considerar desdeñables estos puntos de vista. “Este tipo de teorías abundan en Estados Unidos: entre los extraterrestres y los creacionistas, hay una plétora de áreas en la que la gente trata de crear polémica; yo no creo que estos teorías se hayan sostenido”.

Xavier Colin, por su parte, parte de su posición como periodista que requiere hechos establecidos: Los ‘’conspirativistas’ tiene respuestas a todas sus preguntas. Pero, lamentablemente para nosotros, periodistas, no hay elementos nuevos desde la investigación oficial”, dice.

Sin embargo, ¿los medios de comunicación cumplen con su papel en materia de  investigación?  “En primer lugar, hubo realmente una 'conformización' de la prensa a lo que las autoridades dijeron. En un segundo tiempo, en la prensa estadounidense se produjo un verdadero deseo de investigar. Pero ningún medio de comunicación, a pesar de las investigaciones, pudo lograr nuevos elementos. Estrictamente ninguno”.

El historiador Daniele Ganser tiene, obviamente, una posición muy diferente. Autor de un capítulo del libro 911 and American Empire: Academics Speak Out, (911 eI Imperio Americano: los Académicos Hablan) de David Ray Griffin, ex profesor de Religión y  Teología, es uno de los mayores críticos de la tesis oficial del 11 de septiembre.

Sus contactos con los estudiantes y sus padres lo confrontan regularmente con la brecha generacional en materia de información. “Los padres se informan en los periódicos y en la televisión y ven un solo culpable: Ben Laden. Sus hijos se informan en Internet y están convencidos de que el propio Bush permitió actuar o está detrás de todo esto. Creo que la universidad tiene la responsabilidad de comunicar esas dos posiciones para calmar los ánimos y tratar de reflexionar sobre las tres teorías que nos ofrecen un espacio de discusión”. .  

¿Las "tres teorías"? Es decir, la versión oficial (se trata de un complot y la sorpresa estadounidense fue total), la teoría LIHOP por ‘Let It Happen On Pourpose’ (dejar hacer deliberadamente) y la teoría MIHOP por ‘Make it Happen On Pourpose’ (detonación deliberada). Está claro que el hecho de ubicar esas tres tesis como teorías de validez comparable es ya, para algunos, una provocación.

Mentiras de Estado

Desde el 11 de septiembre de 2001 tuvimos al menos la confirmación de que las mentiras de Estado no eran solamente fantasías de ‘conspirativistas’  o de cineastas. ¿Las armas de destrucción masiva en Irak?  Inexistentes. Las fortalezas subterráneas de alta tecnología de Ben Laden en Afganistán? Simples cavernas. ¿Tales mentiras no participan en la construcción de ‘teorías del complot’?

Para Daniele Ganser, la cuestión es evidente. Xavier Colin matiza entre "mentira de Estado” y "complot de Estado". “Sobre el complot de Estado, una vez más, espero los elementos… En cambio, acerca de las mentiras de Estado, sí hubo. El anuncio de Rumsfeld diciendo que la guerra en Irak sería breve y tendría un costo de 1 o 2 millones de dólares, es una mentira de Estado. Juntando las guerras de Afganistán e Irak, estamos hoy en 1350 millones de dólares. ¡Una gran mentira de todos modos!”

La respuesta es negativa del lado de Jacques Baud porque según él, la ‘teoría del complot’ comenzó antes: “Dos semanas después de los atentados, estaba en un coloquio en París, con gente del servicio de inteligencia y en ese momento, me evocaron la gama de teorías del complot”.  

Y si bien admite la mentira  sobre las armas de destrucción masiva, el caso de los búnkeres no serían sino una “hipótesis que hemos construido en realidad, una imaginería que hemos creado, un poco como un deseo que se hace realidad". Quién recuerde a Donald Rumsfeld agitando los planes de los búnkeres en la televisión juzgará por sí mismo.

Una definición…

Han pasado diez años. Diez años de interrogantes. Si nuestros expertos tuvieran que explicar -con honestidad- a un niño, por ejemplo, lo que fue el 11 de septiembre ¿qué le dirían?

Jacques Baud: "Es un grupo de personas que quiso expresar su voluntad de resistir a la dominación estadounidense. Es también el sentido de la palabra "jihad", que no significa "guerra", sino el hecho de resistir, de mostrar su determinación día con día. Y eso lleva  todo el resto: más los estadounidenses han tratado de demostrar su poder, lo hemos visto en Afganistán e Irak, más aumenta la resistencia. Una resistencia existe solamente en relación con una fuerza: si quita la fuerza, la resistencia no tiene razón de ser”.  

Xavier Colin: "La tentativa lamentablemente exitosa de un puñado de extremistas islámicos, que pensaban seriamente que al efectuar un atentado de esa magnitud, levantarían una parte del mundo contra la otra. Tuvieron éxito en la magnitud de su atentado, en el impacto que provocaron y las inquietudes que suscitaron. No lograron en absoluto levantar esta parte del mundo contra aquella otra parte del mundo, ni en los criterios de civilización, ni en los criterios de religión”.  

Daniele Ganser: "Un evento que entrañó la muerte de 3.000 personas, que generó muchos miedos, que desacreditó a los musulmanes y que produjo el pretexto para lanzar guerras en Afganistán e Irak.  Por otra parte, la OTAN activó por primera vez su artículo 5, lo que significa que los 28 países de la OTAN entraron en guerra simultáneamente. Después de diez años todavía no sabemos con precisión lo que ocurrió el 11 de septiembre, quien está en el origen.  Se requieren entonces más investigaciones”.

En Nueva York, en el área denominada ‘Zona Cero’ luego de los atentados, crece ahora la 'Torre de la Libertad’. Una torre de vidrio que representa la transparencia,  la exacta antítesis de las volutas oscuras del 11 de septiembre de 2001.

¿Desestabilizados por los hechos?

Delitos de iniciados en los mercados bursátiles la víspera del 11 de septiembre, un misil en el Pentágono, el colapso del WT7, pocos rastros del accidente del Vuelo UA93 en Pensilvania, múltiples acusaciones de mentiras. ¿A nuestros expertos les inquietan algunos hechos?

Xavier Colin: "Hay un montón de preguntas sin respuesta. No tengo ninguna duda sobre el hecho de que un avión haya chocado contra el Pentágono, pero como todo el mundo, me pregunto sobre el hecho de que no se vean los escombros en las fotos. Pero a partir de ahí, por el momento, no podemos decir nada más.  Otra pregunta, ¿cómo logró un equipo tan vistoso de terroristas pasar desapercibido? No hay respuesta”.

Daniele Ganser: "El WT7 es lo que me perturba más. El WT7 hacía 170 metros y se desplomó en siete segundos. Un hecho como este no se puede soslayar diciendo que es un detalle. Y muchas personas todavía no saben que un tercer edificio se derrumbó aquel día. Hay dos discursos: el incendio o una demolición controlada. Tenemos que saber más”.  

Jacques Baud: "Los detalles son todavía preocupantes. Por ejemplo el caso del WT7 es preocupante. Pero nos damos cuenta de que muchos fenómenos son explicables, y que son solamente testimonios los que fragilizan la explicación, testimonios muy dependientes de la situación de estrés que caracterizaba el momento. A tal punto que, en definitiva, estamos obligados a seguir los hechos”.  

Fin del recuadro

Jacques Baud

Jacques F.  Baud es actualmente Jefe de ‘Política y Doctrina’ del Departamento de  Operaciones de Mantenimiento de la Paz de la ONU, para el que efectuó diversas misiones en el terreno. Coronel del ejército suizo, trabajó para los servicios de inteligencia helvéticos de 1983 a 1990 y ha firmado diversos libros sobre el mundo de la inteligencia y el terrorismo.

Fin del recuadro

Xavier Colin

Actualmente, productor del programa ‘Geopolitis’, Xavier Colin ingresó a la televisión suiza en 1987. Fue cronista jurídico, corresponsal, reportero, jefe de edición, jefe de la sección internacional. Anteriormente, trabajó durante 13 años para la radio francesa Europe 1.

Fin del recuadro

Daniele Ganser

Doctor en Historia y especialista en Investigaciones sobre la Paz (‘Peace Research’), enseñó en la Universidad de Basilea. Publicó en particular una obra intitulada ‘Los ejércitos secretos de la OTAN’ (en de las redes ‘stay-behind’).

Fin del recuadro

La RTS y el 11 de septiembre

La TSR y la RTS proponen diversas emisiones en directo desde Nueva York. Entre ellas, una edición especial de ‘Geopolitis’ (à 12:15 hrs).

Fin del recuadro


(Traducción: Marcela Águila Rubín), swissinfo.ch


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×