Navigation

Skiplink navigation

Piden el fin del grupo Suiza-País Vasco

Interior de una sesión del Parlamento de Suiza. imagepoint

La Fundación para la Libertad envió una carta al Gobierno suizo y a todos los parlamentarios helvéticos para alertar sobre la creación del Grupo Parlamentario Suiza-País Vasco.

Este contenido fue publicado el 03 marzo 2010 - 13:09

La entidad advierte de los "peligros de este grupo, impulsado por Batasuna, partido independentista vasco intrínsecamente ligado a la banda terrorista ETA".

La carta está firmada por el representante de la Fundación para la Libertad en la Confederación, el suizo Noël Pedreira, y en ella se pide que se ponga fin a las actividades de este grupo parlamentario, creado en enero de 2010. El objetivo de Batasuna es el de "lograr más visibilidad y legitimidad a un movimiento terrorista directamente responsable de la muerte de más de 800 personas", dice el escrito.

"Estamos inquietos ante la creación del citado grupo ya que Batasuna buscar crear redes en el exterior de España, la situación del País Vasco de la que ellos hablan es una realidad manipulada por Batasuna", señala Pedreira a swissinfo.ch.

"Nos preocupamos cuando vemos contactos de Batasuna en Bélgica, Inglaterra o ahora en Suiza. Batasuna es una organización reconocida por las más altas instancias judiciales españolas y europeas como un instrumento de la estrategia terrorista de ETA", indica Pedreira.

Visita a Berna

Además, una delegación de la fundación, comandada por dos ex miembros de ETA de la década de los 60 -Javier Elorrieta y Teo Uriarte- visita la próxima semana el Parlamento Federal para reunirse con legisladores suizos y explicarles quién es Batasuna. A estas dos personas se les podría unir un integrante socialista del Parlamento Vasco.

Esta fundación, con sede en la ciudad española en Bilbao, tiene como finalidad el diálogo en el ámbito político y se dedica a combatir la violencia de ETA y su entorno cultural, social y político, además de explicar lo que pasa en el País Vasco. Goza del estatus consultivo especial en el Consejo Económico y Social de la ONU.

Noël Pedreira es el delegado de la fundación ante la sede la Naciones Unidas en Ginebra.

Hablar con todos

"Queremos informarnos sobre la situación del País Vasco y poder aportar nuestra contribución, además de tener una relación con los actores implicados sobre el terreno", explicaba a swissinfo.ch, Josep Zisyadis, diputado por el cantón de Vaud, que junto al legislador por Zúrich, Daniel Vischer, abanderan el grupo Suiza-País Vasco.

Palabras a la que contesta Pereira: "Le diría al señor Zisyadis que si quiere conocer mejor la realidad del País Vasco que hable con más personas ajenas a Batasuna. Seguro que obtiene otra realidad si habla con muchos de los diputados de esta región española o con profesores universitarios que tienen que vivir siempre con escolta ante un posible atentado", cuenta.

"Así que pido a Zisyadis a que se ponga en contacto con todos los actores y no sólo con los más radicales, que además la justicia ha demostrado que están vinculados con ETA", relata Pedreira.

“Amenaza contra la democracia”

En el escrito, Pedreira, declara que Batasuna fue declarada ilegal tanto en España, en 2002, como en la Unión Europea, mediante una sentencia de la Corte Europea de Derechos Humanos del el pasado 30 de junio de 2009. Entonces, la Corte Europea dictaminaba que los vínculos entre Batasuna y ETA "pueden considerarse objetivamente como una amenaza para la democracia, además de reconocer que los responsables de este partido político incitan a la violencia".

Según Pedreira, esta decisión fue clave ya que la Corte Europea es el máximo organismo de la justicia europea y esta amenaza a la democracia es para tenerla en cuenta.

Josep Zisyadis explicaba a swissinfo.ch hace dos semanas que habían creado el citado grupo "para proyectar una solución al conflicto similar a la producida en Irlanda del Norte".

Ante lo que Pedreira expone que son situaciones muy diferentes, "en Irlanda del Norte se dejaron las armas y se condenó la violencia. Batasuna nunca condenó la violencia", indica Pedreira, que reside en el cantón del Jura. "España no es Zimbabue o Libia y hay que tomar en serio a la justicia española".

Imagen de Suiza

Según la carta remitida por la fundación, la imagen de Suiza "ya ha sufrido bastante” en los últimos meses debido al enfrentamiento diplomático sostenido con Libia, a los ataques al secreto bancario o el conflicto entre el fisco estadounidense y el banco UBS en Estados Unidos, como para añadir un caso 'Batasuna-ETA'".

"¿Tiene Suiza la intención de convertirse en el nuevo santuario de grupos terroristas criminales y de sus aliados culturales, sociales y políticos?", preguntan los signatarios de la carta y destacan que la constitución de este grupo contradice a la Corte Europea de Derechos Humanos, al momento en el que Suiza preside el Consejo de Europa.

Iván Turmo, swissinfo.ch

Ante la ONU

La Fundación para la Libertad pedirá la próxima semana ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas que sea nombrado un Relator Especial para proteger los derechos humanos y las libertades fundamentales en las sociedades amenazadas por el terrorismo.

La intervención de la Fundación para la Libertad en la 13 sesión de esta Comisión de la ONU en Ginebra será el próximo 12 de marzo, según la agencia Europa Press.

En septiembre de 2009, la Fundación para la Libertad denunció ante de la ONU "la violencia de persecución de ETA-Batasuna que consideran como "la principal fuente de alteración de los derechos humanos en Euskadi y Navarra".

Denunció que la ideología de ETA es "nacionalsocialista, con prácticas mafiosas" y pide tener como referencia la sentencia de Estrasburgo.

En marzo de 2009, la Fundación para la Libertad reclamó ante la ONU una mayor implicación contra el terrorismo en el País Vasco.

Javier Elorrieta, vicepresidente de la fundación, intervino en el Plenario del Consejo para los Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas, en Ginebra, el día 10 de marzo de 2009.

Esta ponencia estuvo motivada por el informe del Alto Comisionado sobre Derechos Humanos tras su visita al País Vasco en mayo de 2008.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo