Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Política Exterior de Suiza Diplomacia y ayuda al desarrollo, bajo el mismo techo



El ministro Didier Burkhalterquiere acelerar el acercamiento entre las embajadas y las oficinas de ayuda al desarrollo en cerca de 40 países.

El ministro Didier Burkhalterquiere acelerar el acercamiento entre las embajadas y las oficinas de ayuda al desarrollo en cerca de 40 países.

(Keystone)

El Ministro de Asuntos Exteriores de Suiza, Didier Burkhalter, quiere fusionar las oficinas de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) con las embajadas helvéticas. Un paso hacia una mayor coherencia en la política exterior, estiman muchos expertos. Las ONG temen el debilitamiento de la ayuda al desarrollo.

“El objetivo es tener una sola representación en cada país. Esto puede ocurrir con la integración de las oficinas de la COSUDE en las embajadas o, si solamente hay oficinas de la COSUDE en un país, con la transformación de éstas en una representación de Suiza”, indicó el martes el secretario de Estado para Asuntos Exteriores, Yves Rossier, a la Radio y Televisión Suiza (RTS).

Este proyecto de reorganización de la red de representaciones suizas, revelado en el marco de la conferencia anual de embajadores, será implementado de manera progresiva de aquí al 2017, y busca mejorar la coordinación de las actividades de Suiza en el extranjero. Una forma de evitar las contradicciones que se presentan, a veces, entre la promoción económica y la defensa de derechos humanos y la ayuda al desarrollo.

“Imaginemos que apoyamos en un mismo país a una empresa minera suiza y a un programa para definir las condiciones de explotación minera. Si estas actividades no se coordinan se nos podría reprochar el hecho de anular con la mano izquierda lo que hacemos con la derecha”, ilustró Yves Rossier.

“Bueno para la imagen de Suiza”

Peter Niggli, director de Alliance Sud - organización que aglutina a seis grandes organizaciones no gubernamentales suizas de ayuda al desarrollo- se dice “muy escéptico” ante este anuncio. Teme un debilitamiento de la política suiza de ayuda al desarrollo.

“En el caso de divergencias, como en el ejemplo citado por Monsieur Rossier, uno podría temer que los intereses económicos y geoestratégicos de Suiza tengan mayor peso de cara a las otras consideraciones”, indica.

El experto considera que hasta ahora Suiza forma parte del grupo de países que dirigen una política de ayuda al desarrollo independiente de los grandes intereses nacionales, concentrándose en las necesidades de los países en desarrollo. “Esta política actualmente está en peligro”, concluye.

El presidente del Foro de la Política Exterior de Suiza (foraus), Nicola Forster no ve la necesidad de anticipar problemas: “Tales conflictos de intereses no son comunes en la política exterior de Suiza. Y existían antes, no tendremos un verdadero cambio de paradigma”.

Para el exsecretario de Estado de Asuntos Exteriores, Franz von Daeniken, este proyecto también está en la dirección correcta: “Es algo bueno para la unidad de acción, la coordinación y la imagen de Suiza en el exterior. Refuerza su acción y la hace más coherente”.

Desde su óptica, las preocupaciones planteadas por las ONG no están justificadas. “La defensa de los intereses económicos de Suiza y las actividades de ayuda al desarrollo son bastante compatibles. A largo plazo, la economía suiza tiene interés en que los países del Sur se desarrollen”. Citó el ejemplo de Malí, donde priman ahora las actividades de ayuda al desarrollo, pero que también podría interesar a las empresas suizas en el futuro.

La ayuda al desarrollo helvética

La Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) depende del Ministerio de Asuntos Exteriores. Fue creada en 1961.

Reúne la ayuda de urgencia y las tareas de reconstrucción, así como la cooperación al desarrollo a largo plazo.

El Cuerpo Suizo de Ayuda Humanitaria, que interviene en caso de catástrofe, es parte de la COSUDE.

En 2012, la COSUDE empleó un presupuesto de 1.850 millones de francos para sus tareas. Emplea a cerca de 1.500 personas.

Además de proyectos propios, apoya programas de organizaciones multilaterales y cofinancia programas dirigidos por organizaciones de ayuda suizas e internacionales.

La Secretaría de Estado de Economía (SECO) es el otro actor estatal de la ayuda al desarrollo de Suiza.

En junio de 2012, el Parlamento suizo decidió aumentar la ayuda pública al desarrollo a 0,5% del PIB de aquí al 2015.

Fin del recuadro

Cambio cultural significativo

Sin embargo, el deseo de romper el muro entre el Ministerio de Exteriores y la COSUDE es anterior a la llegada de Didier Burkhalter al frente del primero, en 2011. En los últimos años se han producido acercamientos en las áreas de recursos humanos y comunicación. Ya en 2003, la entonces responsable de la cartera de Exteriores, Micheline Calmy-Rey, anunció la intención de fortalecer la unidad de acción de Suiza en el exterior.

“COSUDE ha sido durante mucho tiempo un reino autónomo y sigue siéndolo parcialmente en materia presupuestaria”, recuerda Nicola Forster. “Un cambio cultural significativo se produjo, sin embargo, en 2008, cuando Martin Dahinden sucedió a Walter Fust a la cabeza de COSUDE. Didier Burkhalter e Yves Rossier quieren acelerar esta integración y construir verdaderamente una política exterior más coherente”.

Considerada durante mucho tiempo como un punto de referencia del Tercer Mundo, COSUDE se ha renovado en los últimos años, estima Forster: “El personal de COSUDE y del Ministerio de Exteriores tienen ahora la sensación de defender los mismos intereses, y no solamente su servicio. La resistencia al cambio, sin duda, sigue presente, pero los beneficios de una mejor cooperación son evidentes”.

El presidente del foraus subraya que en los últimos años se han llevado a cabo proyectos de integración, en los que es posible apoyarse.

Peter Niggli reconoce que esas fusiones hasta ahora no han dado lugar a experiencias negativas: “En Nepal y Mozambique han ido bien. Pero ahora se aplicarán en países mucho más interesantes desde el punto de vista económico para Suiza. Pienso particularmente en Birmania, donde esa integración podría plantear problemas”.

"Una sola Suiza"

En respuesta por escrito, el Ministerio de Exteriores de suiza indica que la integración de las embajadas y las oficinas de COSUDE responde a la voluntan de aparecer en el extranjero como "una sola Suiza".

Además, este concepto no afecta el mandato de la COSUDE, definido por el Parlamento, subraya Berna.

Por otra parte indica que este proceso de integración no tiene relación alguna con los cierres de los consulados anunciados a partir de 2011.

Fin del recuadro


Traducido por M. Águila y P. Islas, swissinfo.ch


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×