Navigation

Por un Consejo de los Derechos Humanos... pronto

El Consejo de Seguridad de la ONU, al centro de las conversaciones. Keystone

La ministra suiza de Asuntos Exteriores, Micheline Calmy-Rey, se pronunció ante la Asamblea General de Naciones Unidas por la pronta creación de un Consejo de los Derechos Humanos.

Este contenido fue publicado el 20 septiembre 2005 - 18:42

Anunció, además, que Suiza tiene la intención de presentar una resolución ante la Asamblea Plenaria sobre la reforma del Consejo de Seguridad.

"La política exterior suiza confiere una gran importancia a las Naciones Unidas", explicó la jefa de la diplomacia helvética, Micheline Calmy-Rey a swissinfo. Por consecuencia, Suiza tiene un profundo interés en participar en las tareas para aumentar la credibilidad de la organización mundial.

Miembro de pleno derecho de la Organización de las Naciones Unidas desde hace 3 años, Suiza ha adquirido una buena reputación en el seno de esa institución, algo que no es poco significativo si se piensa en la talla minúscula del país. "Nos toman en serio", se congratuló Calmy-Rey.

Ginebra humanitaria

Este martes, ante la Asamblea General, Micheline Calmy-Rey confirmó que Suiza seguirá activa en los esfuerzos encaminados a establecer un Consejo de los Derechos Humanos, una iniciativa que, por cierto, tiene origen helvético.

La ministra de Asuntos Exteriores subrayó que la creación de ese Consejo figura en la declaración final de la cumbre mundial de la ONU que terminó la semana pasada en Nueva York.

Sin embargo, Calmy-Rey lamentó que no haya habido progreso alguno para la realización concreta del proyecto.

Este Consejo de los Derechos Humanos debería tener su sede en la ciudad suiza de Ginebra para tener una estrecha colaboración con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Remplazaría a la Comisión del mismo nombre, objeto de diversas críticas.

"La composición y el funcionamiento del nuevo Consejo de los Derechos Humanos deben ser determinados con prontitud", subrayó Micheline Calmy-Rey.

Reforma urgente del Consejo de Seguridad

Por otra parte, la ministra suiza de Asuntos Exteriores reiteró la importancia de la reforma del Consejo de Seguridad de la ONU: "Nadie puede negar que su composición debería reflejar mejor la realidad geopolítica actual."

Suiza quiere someter ante la Asamblea Plenaria de la ONU una resolución sobre la reforma de este Consejo. Sus proposiciones están centradas en el mejoramiento de los métodos de trabajo allí utilizados y en una mayor transparencia.

Con ello, las posibilidades de participación de los países que no forman parte del Consejo de Seguridad deberán aumentar. Además, Suiza busca que este órgano asuma una mayor responsabilidad frente a todos los Estados miembros de la ONU.

A juicio de Suiza, el Consejo de Seguridad no debe presentarse como un aparato legislativo. "La elaboración y el desarrollo del derecho internacional son las tareas principales de la Asamblea General, que reúne a todos los Estados miembros", argumenta Calmy-Rey.

Suiza presentó sus propuestas en mayo pasado en un plan de 17 puntos. El documento fue alabado por varios países.

Francia, Suecia, Italia, Turquía, España y Canadá apoyarían el concepto lanzado por Suiza. Micheline Calmy-Rey emprendió conversaciones bilaterales con los ministros de Asuntos Exteriores de esos países.

Consolidar la paz

En lo que concierne a la reciente resolución para crear una Comisión para la Consolidación de la Paz, Micheline Calmy-Rey indicó que ésta permitiría llenar un vacío institucional en el sistema de las Naciones Unidas.

A su juicio, sería importante que sea respetada la representación equilibrada de hombres y mujeres en la constitución de la futura Comisión y que se establezcan claramente sus tareas.

Suiza, como otros países, también quiere mejoras en la gestión interna de la ONU. La experiencia del programa 'Petróleo por alimentos' muestra que esa gestión debe ser más eficaz.

Micheline Calmy-Rey también se dijo preocupada por los casos de violencia sexual en el marco de las operaciones de la ONU. Suiza se pronuncia por una "tolerancia cero" en ese sentido, ya que considera que tales actos afectan la credibilidad de la organización y dañan su desempeño.

swissinfo, Rita Emch, New York
(Traducido por Patricia Islas)

Datos clave

3 de marzo de 2002: 'Sí' de la ciudadanía suiza a la adhesión de la ONU.

10 de septiembre de 2002: Suiza se convierte en miembro de la ONU.

De 1948 a 2002: Suiza participó en calidad de observadora en los órganos principales de la ONU:

La preocupación principal de Suiza en la ONU: Promoción de la paz y seguridad.

End of insertion

Contexto

Punto clave de la reforma de la ONU: la nueva composición de su Consejo de Seguridad.

Junto con Suecia, Holanda y Nueva Zelanda, Suiza quiere servir de mediadora en esa disputa.

Se busca instaurar una cláusula en la que la composición del Consejo de Seguridad sea estudiado cada diez años.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo