Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Por un Gobierno más fortalecido

(swissinfo.ch)

El Consejo Federal de Suiza pretende remozar su configuración de siete miembros, que data de 1848. La idea es dotarse de Ministros Delegados.

En los últimos 150 años no ha cambiado la estructura del Gobierno Federal, a pesar del creciente volumen y complejidad de las tareas encomendadas a los siete titulares, de igual número de carteras y con sectores de competencia bastante amplios.

Para remediar la situación, varias consideraciones se arrastran desde 1990. Una de ellas es la que proponía aliviar las recargadas tareas de los ministros con la creación de 21 Secretarios de Estado, número reducido después por el Parlamento a 10. La reforma fue rechazada en las urnas por 60% de los electores que acudieron al referéndum en junio de 1996.

El Consejo Federal volvió a la carga en 1998 con un nuevo proyecto de reforma, que incluía modelos distintos. Entre ellos, aumentar el número de consejeros federales (ministros), fortalecer el papel del presidente rotativo, y crear un gobierno de dos niveles.

Esta última variante fue retenida por el Ejecutivo, que este jueves ha planteado la creación de siete cargos de ministros delegados, cuya función sería secundar al titular de cartera en sectores específicos.

Un ministro delegado podría ocuparse, por ejemplo, de la ciencia y la investigación, en la cartera del Interior; de la agricultura, en la de Economía; o de las migraciones, en la de Justicia y Policía y de las relaciones con la Unión Europea en la de Asuntos Exteriores.

La remuneración de esos altos funcionarios equivaldría al 81,6% del sueldo recibido por un ministro titular, es decir poco más de 327.000 francos anuales, haberes que implicarían para el erario nacional un gasto suplementario de entre 10 y 15 millones de francos al año.

Carácter consultivo

Según el espíritu de la reforma propuesta, el Ejecutivo sesionaría de dos maneras. En la primera, con los siete ministros delegados, quienes defenderían los expedientes de su competencia y harían proposiciones, en un nivel consultivo.

La segunda estaría reservada a los siete miembros del gobierno colegiado, únicos con derecho a voto.

Por otra parte, cada ministro titular propondría a su ministro delegado y en última instancia serían los miembros del Parlamento (Consejo Nacional y Consejo de los Estados) quienes aprobaran o rechazaran en bloque a los siete ministros delegados.

Estructura actual

La Confederación Helvética tiene un Ejecutivo que funciona sobre la base de un cuerpo colegiado de siete ministros y un sistema de rotación anual en la presidencia del país. Su composición fue establecida en la Constitución de 1848 que dio origen al Estado moderno.

Su funcionamiento actual se basa además en el poder compartido, según la denominada 'fórmula mágica', incorporada en 1959, para incluir a los cuatro partidos más importantes.

Hoy en día, el Partido Social Demócrata, el Radical y el Demócrata Cristiano están representados por dos ministros, y la Unión Democrática de Centro por uno.

La posibilidad de aliviar el recargado trabajo de los consejeros federales está sujeta a la última palabra del soberano: el electorado suizo.

swissinfo y agencias

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×