Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Por una gestión durable de los recursos genéticos

Frutas como esta banana de la India corren el riesgo de desaparecer.

(Keystone)

Suiza y unos cuarenta países asisten en Madrid a la 1ª conferencia del Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos para la Agricultura y la Alimentación.

La reunión debe definir el marco legal para el intercambio de recursos genéticos y la estrategia para financiar la conservación y el uso durable de las plantas cultivadas.

La Comisión de recursos fitogenéticos para la agricultura y la alimentación (CGRFA en su sigla inglesa) se reúne por primera vez en Madrid.

Los fines que persigue son garantizar la conservación y promover la utilización durable de los recursos genéticos en la alimentación y la agricultura, así como asegurar una distribución equitativa de los recursos resultantes.

"Aún subsisten dos problemas políticos", declara Manfred Bötsch, director de la Oficina Federal de Agricultura (OFAG) y jefe de la delegación suiza.

"En principio existe el Acuerdo tipo para la transferencia de material, con algunas divergencias sobre su formulación", precisa Manfred Bötsch a swissinfo.

Todos ganan

Este acuerdo pretende facilitar entre los científicos y los labradores "el intercambio de beneficios" de los recursos generados por las plantas genéticas.

"Así todos ganan, porque si los países desarrollados disponen de una gran diversidad, ésta podrá ser utilizada por empresas de los países en desarrollo; y habrá un intercambio de beneficios".

A juicio del representante suizo en Madrid, el segundo reto de la conferencia es la estrategia de financiamiento. "Se trata, entre otros, de definir "cuál será el papel del Fondo fiduciario mundial para la diversidad de cultivos".

Un papel crucial

Los recursos de plantas genéticas para la alimentación y la agricultura son material de base empleado por los labradores para mejorar la calidad y el rendimiento de sus cosechas, y desempeñan un papel crucial tanto en la alimentación de la población mundial como en la agricultura y la seguridad alimentaria.

El Tratado internacional sobre los recursos fitogenéticos para la agricultura y la alimentación fue adoptado en noviembre de 2002 por la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura FAO. Entró en vigor en 2004, tres meses después de haber sido ratificado por 40 países, entre ellos Suiza.

Suiza dispone desde 1998 de un plan de acción nacional para inventariar, conservar y utilizar de manera durable las plantas cultivadas autóctonas.

Los gobiernos que ratificaron el tratado propuesto por la CGRFA, órgano director, deberán responder a cuatro preguntas esenciales en la conferencia de Madrid.

Se trata, primero, de la forma y el modo de pago durante la comercialización. Luego surgen las cuestiones relacionadas con el Acuerdo tipo de transferencia de material, y con los mecanismos que favorezcan la compatibilidad del tratado con las prácticas actuales. Finalmente, la estrategia de financiamiento será también una preocupación de la conferencia.

Crear un puente

Manfred Bötsch admite la existencia de dificultades políticas y financieras, pero al mismo tiempo considera que Suiza "tiene una verdadera voluntad de contribuir a la creación de un puente entre los diversos puntos de vista".

"Suiza ha contribuido vivamente al proceso de elaboración del tratado. También hemos alentado al Fondo fiduciario mundial para la biodiversidad", precisa.

En cuanto a las ventajas de ese tratado, el jefe de la OFAG señala que cuenta con un gran apoyo, tanto de los países desarrollados como de los de en desarrollo. "Todos sacarán provecho".

"Estoy optimista. Hasta ahora, todas las delegaciones presentes en Madrid reconocen que el tratado es muy importante como para dejar que pequeños problemas técnicos impidan su aplicación".

swissinfo, Thomas Stephens

Contexto

- La diversidad biológica, o biodiversidad, se mide en el número de especies -animales, plantas y microorganismos- vivos en una determinada zona.

- La declinación de la biodiversidad se debe ante todo a las actividades humanas: urbanización y agricultura.

- El planeta tiene entre 10 y 100 millones de especies animales y vegetales.

- Según la Unión mundial para la Naturaleza (UICN), 27.000 especies desaparecen cada año; 24% de especies de mamíferos y 12% de especies de pájaros están amenazadas.

- Suiza ha firmado en 1994 la Convención de la ONU sobre la biodiversidad.

Fin del recuadro

Datos clave

- La Coferencia sobre los recursos genéticos para la agricultura y la alimentación se reúne por primera vez en Madrid, desde el 12 hasta el 16 de junio.

- 167 países y la Unión europea son miembros de la Conferencia.

- 103 socios apoyan el tratado (102 países y la UE).

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×