Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Porqué Robert Mugabe amenaza a Suiza



Un niño sostiene el retrato de Mugabe durante una de sus visitas al campo. A los 87 años, el presidente mantiene al país con mano de hierro.

Un niño sostiene el retrato de Mugabe durante una de sus visitas al campo. A los 87 años, el presidente mantiene al país con mano de hierro.

(Keystone)

Luego de que las autoridades suizas declinaran otorgar visados de entrada a parte de una delegación de Zimbabue que participaría en una conferencia en Ginebra, el presidente de ese país, Robert Mugabe, amenaza con actuar contra empresas helvéticas que operan en su territorio.

La Confederación no otorgó visas a la delegación de Zimbabue que era esperada en Telecom World - una conferencia de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), celebrada recientemente-, incluida su esposa y los ministros de Exteriores y Telecomunicaciones.

“Ahora ellos (los suizos) muestran que son traicioneros y nosotros actuaremos igual, porque tienen sus propiedades aquí. No carecemos de medios para pagarles con la misma moneda”, amenazó Mugabe en las columnas del diario pro gubernamental The Herald el lunes (31.10)

En una respuesta escrita a swissinfo.ch, el Ministerio suizo de Exteriores se justifica: “Las decisiones adoptadas por Suiza en materia de visados se toman a la luz de la legislación vigente y tienen en cuenta las obligaciones de Suiza como Estado anfitrión de la UIT. Al tratarse de una delegación oficial en una conferencia de una organización internacional con la que Suiza ha firmado un acuerdo de sede, los cuestiones que puedan surgir en este contexto son, en su caso, discutidas con la organización concernida. En este contexto, Suiza tiene que conciliar sus obligaciones con base en el derecho internacional y las exigencias derivadas de las sanciones impuestas a determinadas personas”.  

Objetivos potenciales

De acuerdo con el Ministerio de Exteriores, 284 ciudadanos suizos, de los cuales 120 con doble nacionalidad, residían en Zimbabue a finales del año pasado. El Ministerio dijo que a su conocimiento, siete empresas suizas están presentes en la antigua Rhodesia del Sur, cuya independencia logró Robert Mugabe en 1980 con su partido, la Unión Nacional Africana de Zimbabue.

El más prominente es Nestlé Zimbabue y su fábrica con sede en Harare que produce sopas, leche en polvo y cereales para el mercado local. “Nestlé Zimbabue no ha sido contactada por las autoridades locales sobre el tema.  Estamos en contacto constante con las autoridades suizas”, precisó por escrito a  swissinfo.ch Chris Hogg, portavoz del grupo agro-alimentario.

El año pasado, Nestlé Zimbabue, al igual que otras multinacionales, corporaciones, recibió la orden de ceder el 51% de las empresas establecidas en Zimbabue, en nombre de una política de indigenización de la economía.

“Nestlé Zimbabwe presentó un plan para la indigenización en noviembre de 2010.  Respondimos también a una carta del Ministerio de Indigenización el 18 de agosto de  2011 y estamos en contacto con las autoridades competentes sobre el tema desde entonces “, explica Chris Hogg.

¿Robert Mugabe busca acelerar una posible nacionalización de la fábrica de Nestlé?  Interrogado por la prensa local, el portavoz de Robert Mugabe se negó  a confirmarlo, pero dijo: “Si usted no quiere recibir a los visitantes de Zimbabue, ¿por qué quiere ganar dinero en Zimbabue?”

Conocedor del continente africano al que ha viajado como periodista, Stephen Smith pone en duda la política de indigenización. “Esta política de indigenización es el equivalente de la invasión de las tierras de los granjeros blancos puesta en marcha en 2000. Sin embargo, tropieza con cuestiones prácticas aún más agudas que con las granjas: cómo hacerlas funcionar sin los dueños anteriores.”

Además de las sanciones

Desde la expropiación de los granjeros blancos y de las reacciones de los países occidentales, Mugabe parece cada vez más difícil para ellos, sobre todo porque la Unión Europea y Suiza adoptaron una serie de sanciones desde hace casi diez años, a causa de manipulaciones electorales y de la sangrienta represión.

El fiscal general de Zimbabe anunció también su intención de presentar una queja contra la UE por las sanciones impuestas contra su país. “Hemos concluido el expediente y solamente nos falta la documentación necesaria para ir a Europa”, aseguró el procurador  Johannes Tomana al diario Herald.

¿Se trata de la gesticulación de un presidente (87 años) y de un régimen que finaliza, aislado de la comunidad internacional?  Por el contrario, estima  Stephen Smith. “Las declaraciones estruendosas y las resoluciones de la comunidad internacional contra el régimen de no han tenido mucho efecto”.

Mano de hierro

“Con sus fuerzas de seguridad, Mugabe mantiene al país con mano de hierro. Lo que sucede a los occidentales no es sino una parte del régimen de terror experimentado por los zimbabuenses en los últimos años”.  

Oficialmente, el país está dirigido por un gobierno de unidad nacional,  resultado de las negociaciones con el oponente Morgan Tswangirai bajo la égida de Sudáfrica. “Este gobierno no tiene poder real. Además, Robert Mugabe trata de provocar elecciones anticipadas para deshacerse de Tswangirai.  Esa elección podría celebrarse en el primer semestre de 2012 y su resultado casi no genera dudas. Robert Mugabe ni siquiera tendrá que pretender que comparte el poder”, dijo Stephen Smith.

Además, el aislamiento diplomático es relativo. Visto aún como un libertador y un resistente a las antiguas potencias coloniales por sus colegas africanos, Robert Mugabe también goza del creciente atractivo económico del continente.

“Robert Mugabe declaró hace unos años: ‘Vamos a cambiar del oeste, donde el sol se pone, al este, donde sale el sol”, dice Stephen Smith.  Zimbabue no piensa limitarse a China y los partenaires posibles son numerosos con una nueva movilización hacia el África de numerosos países intermediarios, como Turquía o Corea del Sur. Si tiene la posibilidad de nacionalizar las empresas occidentales para ofrecer el mismo nicho a un socio más complaciente,  sin duda no vacilará”.

94% de desempleados

Más de la mitad de la población de Zimbabue depende de la ayuda alimentaria.

El 94% de los zimbabuenses y  están desempleados.

La esperanza de vida es de poco más de 40 años.

Zimbabue tiene un millón de huérfanos del SIDA.

(Fuente: COSUDE, Agencia Suiza de Cooperación para el Desarrollo)

Fin del recuadro

“Liberarse de los libertadores”

“Mugabe no está solo. Tiene también el partido que creó para liberar al país. Este partido (ZANU) estima que Zimbabe le pertenece”.

 

El Congreso Nacional Africano en Sudáfrica sigue la misma vía. En ambos países, surge la pregunta: ¿cómo liberarse de los libertadores para alcanzar una verdadera democracia?

 

Pero, por ahora, el pueblo de Zimbabue, como las cancillerías occidentales, se pregunta sobre todo: ¿cuándo morirá este presidente de 87 años?”

Declaraciones de Stephen Smith a swissinfo.ch

Fin del recuadro


Traducción, Marcela Águila Rubín, swissinfo.ch


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×