Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Primer encuentro de inmigrantes de toda Suiza

Francis Matthey de la Comisión Federal de Extranjeros y la ministra de Exteriores, Micheline Calmy-Rey.

(Keystone)

"Soy un 'sans papiers’ y gano 3.100 francos por lavar platos en un restaurante", declaración de uno de los 300 asistentes a la reunión del Foro para la Integración de los Inmigrantes.

La ministra de Exteriores, Micheline Calmy-Rey y el presidente de la Comisión Federal de Extranjeros, Francis Matthey, acudieron al encuentro.

-"Soy un 'sans papiers’, gano 3.100 francos por lavar platos en un restaurante y hago este trabajo con gusto. Hablo francés y la policía me conoce. ¿Quiere mandarme a casa o darme los papeles?"

La pregunta fue formulada por un indocumentado ecuatoriano a Aliki Panayides, secretaria general suplente de la Unión Democrática del Centro (UDC), partido suizo de la derecha dura.

-"Déme su dirección y lo voy a remitir (a la policía)", respondió la representante de la derecha dura, durante uno de los momentos de mayor tensión durante la Primera Reunión de Inmigrantes, realizada este fin de semana en Olten, Zúrich.

Pero no todo fue confrontación y polarización. Los organizadores de la jornada: el Foro para la Integración de los Inmigrantes (FIMM), se mostraron impresionados no sólo por la masiva participación de los inmigrados, sino también por la presencia de representantes de los diferentes partidos políticos y del gobierno.

El mayor éxito fue el apoyo explícito de gran parte de la clase política a la Carta de Integración, documento que fija los valores fundamentales sobre los cuales el FIMM-Suiza define su identidad colectiva; es decir, mediante la búsqueda y el fortalecimiento de relaciones con la población suiza y al interior de las comunidades extranjeras.

El saludo de la Consejera Federal

"La migración y la integración son temas muy importantes para mí y esta Carta enfoca aspectos decisivos para una verdadera integración", señaló la Consejera Federal, Micheline Calmy-Rey, en sus palabras de bienvenida.

"La integración es un proceso multifacético y el Estado tiene que facilitarlo y establecer condiciones marco favorables para que sea exitosa", agregó.

La ministra suiza de Relaciones Exteriores abogó por la firma del Convenio Schengen-Dublín que, entre otras ventajas, permitiría a los extranjeros de los terceros Estados (no europeos) que residen en Suiza viajar por el Continente sin tener que solicitar visas. Además, significaría mayor seguridad y ayudaría a combatir mejor la criminalidad internacional.

Calmy-Rey también destacó los cambios positivos que tendría la firma de tal convenio en el tema de asilo y se refirió además a las próximas votaciones sobre la ley que regulará los derechos de las parejas homosexuales, que como en la integración, es un proceso que trata de definir derechos y deberes.

El Norte seguirá siendo atractivo

"La migración debe verse en un contexto amplio, como resultado de grandes cambios globales. Los seres humanos emigran porque huyen de conflictos donde se violan sus derechos humanos, porque viven en la pobreza y porque en sus propios países no ven perspectivas. Y el trabajo a favor de la paz, de los derechos humanos y la cooperación para el desarrollo, aunque no resuelve los problemas de una vez, mejora esas perspectivas", dijo la ministra.

Los países del norte, por la seguridad política y la riqueza, son y seguirán siendo atractivos para los migrantes de países del sur.

Por tanto, los desafíos de la emigración en nuestros países sólo pueden enfrentarse con el diálogo con los inmigrantes, con el desarrollo de alianzas unilaterales y multilaterales de migración entre los países del norte y del sur que serían como puentes que definirían los intereses de ambos lados, sostuvo la ministra.

"La inmigración e integración son un gran desafío político y social, y no extraña que en este contexto se vean los problemas pequeños, pero ante las dificultades no debemos cerrar los ojos. Los miedos de parte de la población frente a este fenómeno deben ser tomados en serio, pero igual hay que mirar adelante con optimismo", manifestó.

Finalmente Calmy-Rey expresó: "La discusión sobre migración e integración debe ser llevada a cabo objetivamente, al mismo tiempo debemos tener el valor de encontrar vías nuevas e innovadoras para lograr perspectivas comunes a largo plazo. Eso es lo que debemos fortalecer hoy en Suiza".

Los migrantes deben sentir que son bienvenidos

Francis Matthey, presidente de la Comisión Federal de Extranjeros, también participó en la reunión. Ante los presentes dijo: "Estamos por la igualdad de oportunidades, por el diálogo constante con la comunidad extranjera. Suiza debe decir a los inmigrantes que son bienvenidos y darles los medios para que se sientan bien, para que fortalezcan su sentimiento de pertenencia a esta sociedad y puedan así participar en todas las esferas de la vida".

La Carta de Integración del FIMM es un mensaje no sólo para los inmigrantes, sino también para los suizos, añadió Matthey y resaltó el papel que juega el diálogo para evitar la estigmatización y como instrumento para la política de integración.

El siguiente orador, Mario Gattiker, vicedirector de la Oficina Federal para la Inmigración destacó las posibilidades de los inmigrantes a través del FIMM para organizarse y contribuir a la configuración de Suiza.

También elogió la Carta de Integración "que coincide con los puntos centrales de nuestra Constitución y será una contribución al entendimiento y a la convivencia pacífica y beneficiosa entre inmigrantes y suizos".

Felix Hürlimann, representante de la Conferencia Cantonal de Delegados para la Integración, quien también destacó el aporte de la Carta de Integración, advirtió que ese proceso "es contínuo, de mutuo ajuste y que demanda el respeto de la identidad del otro".

La sociedad suiza se beneficiará si favorece la participación de los inmigrantes, señaló Hürlimann y precisó que los esfuerzos de integración deben dirigirse también a los sectores más débiles de la sociedad, independientemente de su procedencia.

Más de un tercio de la población mundial es emigrante

Florian Foster, representante de la Organización Internacional para la Migración (OIM) con sede en Ginebra, destacó la importancia de la reunión y luego manifestó que aunque no hay una única definición de migración, si ésta es concebida con cierta amplitud, se puede afirmar que 2,4 mil millones de pobladores del planeta son hoy en día emigrantes.

Una de esas personas es Henry Cardona, responsable del Colectivo de Trabajadores sin status legal en Ginebra.

Para Cardona, la reunión de Olten no fue muy halagadora pues "los responsables de tomar decisiones a nivel político se enfrascaron en una discusión hipócrita. Saben y reconocen que nosotros existimos, pero nos niegan la regularización. Las personas que trabajan donde quiera que sea deben tener derecho a vivir dignamente, de lo contrario, lo que tenemos en la sociedad suiza son esclavos".

Thelma Huber, vicepresidente del FIMM, al final de la jornada estaba totalmente satisfecha por los resultados.

"Fue un gran paso para todos los inmigrantes. El diálogo con otras instituciones suizas, pero también entre nosotros, es decisivo. Sino caemos en el olvido".

Según Huber, suizo-filipina, "somos cada vez más inmigrantes, pero de nosotros sólo se ve lo negativo, que es muy poco. Pero hoy pudimos mostrar nuestro lado positivo, nuestra capacidad de organización. Pudimos demostrar además nuestra pertenencia a esta sociedad".

Continúa en MÁS SOBRE EL TEMA

swissinfo, Rosa Amelia Fierro

Datos clave

La Primera Reunión de Inmigrantes en Suiza reunió a más de 300 personas, en su mayoría extranjeros, venidos de todos los rincones de la Confederación.

También asistieron autoridades de la Confederación, de los cantones y las comunidades, así como diplomáticos de más de 10 países.

Además participaron representantes del mundo académico, cultural y sindical.

Brillaron por su ausencia los empleadores.

En Suiza viven personas de 180 nacionalidades.

50 organizaciones integran el Foro para la Integración de los Inmigrantes (FIMM).

Fin del recuadro

Contexto

- La Carta de Integración del FIMM incluye ocho acciones fundamentales:

Formación, educación e integración; trabajo e integración, hábitat e integración, salud, seguridad social e integración; interculturalidad, valores comunes e individuales; comunicación e información; migración, integración y cooperación para el desarrollo sostenible; nacionalidad, ciudadanía y derechos políticos: extranjeros y ciudadanos.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes