Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Primera cibercampaña contra el cambio climático

El cambio climático destruye el hábitat de la fauna en el Artico. (Foto Greenpeace)

(Keystone)

Seis organizaciones ecologistas, entre ellas el WWF y Greenpeace, crean una página en Internet, como preámbulo de la cumbre de La Haya en noviembre, para que los dirigentes políticos no desaprovechen la oportunidad de frenar el calentamiento del planeta.

El objetivo de la campaña cibernética es reunir 10 millones de mensajes, de aquí a la conferencia sobre medio ambiente que se celebrará en La Haya, en noviembre próximo, bajo los auspicios de la ONU.

El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) y otras 15 organizaciones ecologistas han creado una página en la Red, desde donde los internautas pueden remitir mensajes a cerca de los 90 jefes de Estado y de Gobierno solicitándoles que adopten medidas para frenar el cambio climático.

Desde el lanzamiento del web a comienzos de esta semana, se han registrado más de 100.000 envíos diarios de mensajes, según informó este jueves la sección suiza del WWF.

La página en Internet (véase enlace) existe por el momento solamente en inglés, pero están previstas versiones en francés, español y alemán.

La cibercampaña es un preámbulo a la cumbre de La Haya, donde se decidirá el futuro del Protocolo de Kyoto (Japón), adoptado en 1997, que reglamenta las emisiones de gases con efecto de invernadero.

Hace diez años que los gobiernos reconocieron los efectos dañinos para la población y el medio ambiente de esas sustancias.

"Existen soluciones, pero se han descuidado conscientemente; es por ello que queremos diez millones de mensajes, un millón por cada año de inacción de los gobiernos", explica Andrew Kerr, de la campaña sobre cambio climático de la secretaría internacional del WWF, con sede en Gland, cantón Ginebra.

155 estados suscribieron la Convención sobre cambio climático en la Cumbre de Río en 1992. Cinco años después, en Kyoto, los países industrializados se comprometieron a controlar la concentración de óxidos de carbono y otros gases industriales en la atmósfera que provocan el efecto de invernadero.

Concretamente se fijaron el objetivo de reducir las emisiones de gases, entre los años 2008 y 2012, en una media del 5,2 por ciento con respecto a los niveles de 1990.

Esas normas no son vinculantes para los países en desarrollo, las economías emergentes y las naciones industrializadas que registran emisiones por debajo de los límites utilizados como referencia.

Y entre los que están obligados a aplicar recortes los porcentajes varían de un país a otro. La Unión Europea (UE) y Suiza se han propuesto disminuir sus emisiones en un 8 por ciento; Estados Unidos en un 7 por ciento y Japón en un 6 por ciento.

swissinfo y agencias


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes