Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El volumen de producción de PDVSA es el más bajo en 30 años y peor que el piso de marzo de 1950, produjo 1,38 mbd

(afp_tickers)

La producción de crudo de Venezuela siguió cayendo en agosto hasta 1.448.000 barriles por día (mbd), 21.000 menos que en julio, informó la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

El volumen reportado por el gobierno del presidente Nicolás Maduro sigue siendo el más bajo de las tres últimas décadas, excluyendo la caída registrada por una huelga del sector entre diciembre de 2002 y febrero de 2003.

Sin embargo, fuentes secundarias del mercado citadas en el informe de la OPEP aseguran que el retroceso es mayor y que la producción se ubica en 1.235.000 barriles de crudo por día.

Ese nivel no solo es el más bajo en 30 años, sino incluso peor al piso de marzo de 1950, cuando el país produjo 1,38 mbd, según cifras de la estatal venezolana PDVSA citadas por la consultora Capital Market.

El pasado 28 de agosto, el presidente Nicolás Maduro firmó siete de 14 acuerdos con empresas petroleras de otros países, con la meta de aumentar en un millón de barriles diarios la deprimida producción petrolera.

Entre las empresas que suscribieron los convenios están la china Shandong Kerui Group y la panameña Helios Petroleum Services, según analistas poco conocidas en el sector energético.

La caída de los precios del crudo desde 2014 desató una grave crisis económica en Venezuela, con escasez de todo tipo de bienes básicos y una hiperinflación que, según el FMI, podría superar 1.000.000% este año.

Las cotizaciones se han recuperado en los últimos meses, pues el barril de crudo venezolano roza los 70 dólares, pero la baja productividad impide aprovechar el repunte.

La consultora venezolana Ecoanalítica ha estimado que este año el país -que obtiene 96% de su ingresos del petróleo, podría cerrar con una producción de 1,2 mbd.

El gobierno atribuye el derrumbe a malos manejos en PDVSA -donde han estallado múltiples casos de corrupción- y a menores inversiones en infraestructura por la merma en los ingresos.

También achaca los problemas a sanciones de Estados Unidos que impiden a la petrolera negociar nueva deuda en ese país. PDVSA fue declarada a fines de 2017 en default parcial por pagos atrasados de bonos de deuda.

Sin embargo, especialistas aseguran que la razón decisiva es el uso de PDVSA por parte del gobierno para financiar un enorme agujero fiscal.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










AFP