Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Protesta contra empresa suiza en México

Protesta en Apasco, México, contra la firma Ecoltec, subsidiaria de Holcim.

(Greenpeace)

Un movimiento civil en el pueblo mexicano de Apaxco hace plantón ante las puertas de una subsidiaria del consorcio suizo Holcim por considerarla responsable de los cuadros de intoxicación en los pobladores. Holcim rechaza la acusación.

De acuerdo a una encuesta independiente realizada por el Centro de Diagnóstico y Alternativas para Afectados por Tóxicos (Ceedat), las personas del lugar sufren dolores de cabeza, irritación en los ojos e inflamación en la garganta. El 86% de las 305 personas examinadas tenían agudas muestras de intoxicación. En los escolares, cuya edad media es nueve años, la Ceedar constató asimismo algunas alteraciones preocupantes de memoria y concentración.

“Estamos ante un problema complejo”, declaró Arturo de León, catedrático de medicina de la Universidad Autónoma de México y encargado de las investigaciones de la Cedaat. “La gente se queja con razón porque es su salud la que sufre daños”.

La muerte de un grupo de limpieza

En marzo de 2009 perdieron la vida once campesinos que limpiaban una planta de aguas negras situada a dos kilómetros de la fábrica Ecoltec. Según el informe oficial, se ahogaron; pero a juicio del movimiento civil local murieron al inhalar vapores tóxicos mientras realizaban su tarea.

El movimiento ciudadano “Pro Salud” cree que Ecoltec ha colocado en dicha instalación tubos desagüe ilegales provenientes del alcantarillado de Ciudad de México DF cuyas aguas residuales fluyen al Salado.
Roland Walker, portavoz de Holcim Ltd., rechaza tal acusación. La Comisión Nacional de Aguas CONAGUA habría confirmado que Ecoltec no está conectada a ningún sistema de alcantarillado externo. “Por tanto, no se puede responsabilizar a Holcim de la muerte de los campesinos”, añadió.

Dos fugas de sustancias químicas

Pocas semanas después se produjeron dos incidentes consecutivos al escapar acrilato. Esa substancia química causa irritaciones, dolores y quemaduras en la piel y provoca dolores de garganta, estómago y vómitos. Unas 30.000 personas de once municipios extendidos en un perímetro de cuatro kilómetros fueron afectadas. “Me dolía la garganta y tenía los ojos irritados”, recuerda la residente Inés Martinez.

Walker de Holcim se remite a informaciones científicas de la OMS y de otras organizaciones internacionales para señalar que la concentración y la duración de la emisión fueron mínimas como para causar esos síntomas. Pero la población ve las cosas de otra manera: ha creado un movimiento civil que se planta en las puertas de la fábrica e impide el acceso a ella.

Alto riesgo de cáncer

La Ecoltec en Apaxco utiliza desde el 2003 baterías, acumuladores de teléfonos, llantas de automóviles y desechos industriales como combustible para activar los hornos de las cementeras locales. La empresa queda en una región notable por la gran densidad de fábricas químicas.

Los contaminantes que despiden las fábricas al medioambiente elevan el riesgo de cáncer. Antonio Gil –que trabajó durante 25 años para la filial suiza-, cree que la muerte por leucemia de su hijo de siete años se debió a daños genéticos. El niño fue parte de un estudio sobre el cáncer del Instituto Mexicano de Seguridad Social. Tres años después de la muerte del menor, Gil sigue esperando el resultado.

La imagen del reciclaje “verde” es engañosa

A menudo se considera erróneamente que el reciclado es un proceso favorable para el medioambiente, critica Fernando Bejarano, de Caata, una organización no gubernamental dedicada a vigilar en México la vigencia de la Convención de Estocolmo que fue suscrita en 2001 para prohibir y limitar el uso de elementos orgánicos tóxicos duraderos.
Ecoltec no es el único pecador medioambiental en la región. Al conjunto de 115 fábricas pertenecen también las numerosas cementeras que cubren sus necesidades de combustible empleando llantas. A esto se añade que desde 2015 comenzaría a funcionar en la región una refinería de la empresa estatal Pemex.

Walker recalca que la fábrica Ecoltec trabaja conforme a las normas vigentes, “tal como lo hacen las instalaciones en Suiza”. Holcim estaría interesada en crear una comisión investigadora independiente para establecer cuáles son los impactos provocados por la planta Ecoltec en el medioambiente y en la salud de las poblaciones aledañas. Los resultados del estudio serían conocidos en este año.

Si el estudio arroja un resultado positivo para Ecoltec, Holcim quiere reanudar el funcionamiento de la fábrica. En principio, la Procuraduría Federal de Medioambiente no ha prolongado la autorización a Ecoltec. Los integrantes de Pro Salud se han reunido varias veces con el procurador federal Patricio Patrón. Según dijo Walker, Holcim también espera entablar el diálogo con el movimiento civil.

Se aguarda nuevos resultados del estudio

Entretanto, “Pro Salud” mantiene su plantón de protesta en el acceso a la fábrica. La Universidad Nacional Autónoma de México ha anunciado por su parte una investigación. Y la Ceedat se propone dar a conocer en este mes de julio los resultados de sus investigaciones sobre el impacto de la fábrica en la salud de la población. En breve saldría también a la luz el papel desempeñado por la subsidiaria del consorcio suizo Holcim en la región industrial.

Emilio Godoy y Florian Blumer, InfoSüd y swissinfo.ch
(Traducción; Juan Espinoza)

Consorcio Holcim

Con una producción anual de más de 200 millones de toneladas, Holcim es una de las principales productoras de cemento en el mundo.
Su sede se encuentra en Jona, en el cantón suizo de San Gallen.
Esta multinacional se ha especializado en la producción y comercialización de materiales de construcción.
La empresa fue fundada en 1912 en Holderbank, en el cantón de Argovia. Actualmente opera en más de 70 países y cuenta con alrededor de 80.000 trabajadores.
Sus actividades en relación con la sostenibilidad ambiental y social son objeto de controversia.
Por un lado, fue elogiada en este sentido como ‘ejemplar’ en 2008, en el Foro Económico Mundial de Davos. Por otro, fue nominada con la anti-distinción del ‘Ojo Público de Davos’ por pagar ‘salarios especialmente bajos de este sector industrial’ y por “adquisiciones cuestionables de tierras en la India”.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes