Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Publican manual en español sobre minas terrestres

Publicación en español del Centro Internacional de Desminado Humanitario.

(www.gichd.ch)

Al cumplirse cinco años del Tratado de Ottawa, el Centro Internacional de Desminado Humanitario edita un manual en castellano.

El objetivo es contribuir a la difusión de los riesgos de esos artefactos que amenazan a 60 millones de seres humanos.

En el V aniversario de la entrada en vigor del denominado Tratado de Ottawa, el Centro Internacional de Desminado Humanitario, organismo gubernamental auspiciado por Suiza, con sede en Ginebra, publica en español una ‘Guía de actividades relativas a las minas’.

La idea es insistir en que la lucha contra ese flagelo mundial sigue vigente, explica a swissinfo Davide Orifice, director del proyecto.

"A pesar de los enormes progresos que se han hecho en la materia, debemos tener presente que las minas amenazan en el mundo entero a unos 60 millones de personas y asesinan o mutilan a entre 10 mil y 20 mil personas cada año", sostiene este joven diplomático helvético.

El 1º de marzo de 1998 entró en vigor la Convención contra las Minas Antipersona que Suiza promovió y adoptó de inmediato. Hasta la fecha, 141 Estados se han adherido a este innovador instrumento jurídico internacional cuyo compromiso es liberar al mundo de las zonas minadas.

Un lustro de esfuerzos

En el transcurso de estos cinco años, 116 Estados han destruido todas las minas antipersona que tenían almacenadas. Esto representa concretamente la supresión de 31 millones de esos artefactos potencialmente mortales.

"Esto nos da un aliento para seguir", reconoce Orifice.

La Convención de Ottawa programa la destrucción total de las minas para el año 2009, un objetivo loable, pero difícil de lograr.

Según información del Centro Internacional de Desminado Humanitario de Ginebra, diversos países, entre los cuales Estados Unidos, Cuba, China, Rusia, India y Pakistán, han soslayado el compromiso de destruir las minas.

En Europa, Finlandia tampoco ha asumido la responsabilidad, argumentando “una herencia de la Guerra Fría”.

"Un vacío en la materia"

"La tarea que tenemos por delante nos exige mucho. Por eso, hemos publicado este libro que quiere llenar un vacío en la materia", indica Orifice y retoma las palabras del director del centro, Martin Dahinden, para quien el manual servirá como punto de referencia para diplomáticos, donantes, juristas, médicos y universitarios.

"El objetivo de esta guía es sensibilizar al lector sobre la realidad actual de un campo de acción humanitaria en pleno crecimiento", escribe el embajador Dahinden en el prólogo del libro.

El manual se centra en los esfuerzos por reducir los problemas derivados de las minas terrestres y las municiones sin estallar; sin embargo, muchas de las técnicas y enfoques abordados también pueden ser útiles en un contexto más amplio de asistencia y desarrollo.

La iniciativa arrancó en Afganistán

Otra de las funciones del manual es proporcionar información sobre la manera de colaborar en la toma de decisiones, la planificación de los programas de lucha (anti-minas) y la investigación.

Orifici recordó que los orígenes de la lucha anti-minas se remontan a 1988, cuando las agencias de Naciones Unidas hicieron por primera vez un llamado para el desminado en Afganistán.

Actualmente existen programas nacionales en unos 10 países, cuyos objetivos centrales son la educación para la prevención de los accidentes debidos a las minas, el desminado humanitario, la asistencia a las víctimas, la destrucción de los depósitos, y la propaganda contra el empleo de las minas.

"Evidentemente, queremos que la guía sea una herramienta esencial para las personas que acaban de llegar a este combate tan especial. Queremos ayudarlos a comprender la complejidad del problema", explicó Orifici.

swissinfo, Luis Vázquez, Ginebra

Contexto

Las minas terrestres amenazan a 60 millones de personas en el mundo.

Cada año matan o mutilan a entre 10 mil y 20 mil personas.

El 1º de marzo de 1998 entró en vigor la Convención contra las Minas Antipersona.

Hasta la fecha, 141 Estados se han adherido a ese instrumento jurídico.

La Convención programa la destrucción total de las minas para el año 2009.

En los cinco años del Tratado de Ottawa, 116 Estados han destruido todas sus minas antipersona.

Eso significa la supresión de 31 millones de esos artefactos potencialmente mortales.

Estados Unidos, Cuba, China, Rusia, India, Pakistán y Finlandia no han firmado el Tratado de Ottawa.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes