Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Quinta Suiza y elecciones “Tenemos que tomar en serio la cólera de los suizos del exterior”

Discurso de Ariane Rustichelli

La directora de la OSE, Ariane Rustichelli durante el último Congreso de los Suizos en el Extranjero, celebrabo en agosto en Montreux.

(Adrian Moser)

No hubo voto electrónico, ningún diputado de la Quinta Suiza elegido y una participación electoral baja. Para los suizos residentes en el extranjero, el balance de las elecciones legislativas del 20 de octubre es menos alentador que en 2015. Esto demuestra que urge encontrar una solución para resucitar el voto electrónico, sostiene Ariane Rustichelli, directora de la Organización de los Suizos en el Extranjero (OSE).

Este año, la denominada Quinta Suiza no ha podido repetir la hazaña de 2015, cuando uno de sus representantes fue elegido diputado nacional. El exembajador Tim Guldimann, residente en Berlín, se convirtió en el primer suizo del exterior con un escaño en el Consejo Nacional (cámara baja), pero que decidió dejar en 2018.

Privados de un sistema de voto electrónico tras la suspensión de las pruebas encargadas por la Confederación, la participación de los suizos en el exterior en estos comicios ha sido inferior a la de hace cuatro años. En el cantón de Ginebra, por ejemplo, la participación ha bajado del 32% al 21%. Una situación inaceptable, según la directora de la Organización de los Suizos en el ExtranjeroEnlace externo (OSE), Arianne Rustichelli.

swissinfo.ch: Este año no ha sido elegido ningún candidato de la Quinta Suiza. ¿Por qué?

Arianne Rustichelli: Tim Guldimann, un candidato conocido por su trayectoria diplomática, fue una excepción. Aparecía a menudo en los medios y era también conocido en su cantón, Zúrich, lo cual es fundamental para ser elegido. Este año no hubo una figura suficientemente conocida dentro de Suiza y capaz de reunir suficientes votos. La gente tiende a elegir a personas de las que ha oído hablar o votar a un partido.

swissinfo.ch: ¿Es viable que un miembro de la Quinta Suiza sea elegido diputado en el futuro?

A.R.: Espero que vuelva a ocurrir. Ha sido positivo tener un suizo del exterior en el Parlamento que pueda exponer las dificultades que enfrenta la diáspora. El rápido desarrollo de las nuevas tecnologías y la creciente importancia de los nuevos medios nos hacen pensar que dentro de dos o tres legislaturas será más fácil hacer campaña a distancia.

swissinfo.ch: Cuando dejó su escaño, Tim Guldimann confesó que era “difícil vivir en un lugar y hacer política en otro”. ¿Un diputado que reside fuera del país puede ejercer correctamente su mandato parlamentario?

A.R.: Tiene sin duda algunas limitaciones, pero se pueden hacer ajustes. Por ejemplo, participar en las reuniones de las comisiones parlamentarias, que congregan a una docena de personas, por videoconferencia. En la OSE utilizamos este dispositivo para las reuniones de nuestro comité, ya que la mayoría de sus miembros viven en el extranjero. Por el contrario, sería difícil establecer este sistema para la sesiones del Consejo Nacional (cámara baja).

swissinfo.ch: La participación electoral de la Quinta Suiza ha bajado respecto a las elecciones de 2015 en prácticamente todos los cantones que disponen de estos datos. ¿Cómo explica usted esta tendencia?

A.R.: En mi opinión, hay tres razones. Obviamente, la primera es la desaparición del voto electrónico, que en 2015 estaba disponible en cuatro cantones. En estos cuatro cantones vemos que la tasa de participación de la Quinta Suiza es notablemente más baja que hace cuatro años. Significa que la opción de votar por Internet incide directamente en la participación electoral de los suizos que residen en el extranjero.

“La opción de votar por Internet incide directamente en la participación electoral de los suizos que residen en el extranjero”
Ariane Rustichelli 

Fin de la cita

Otro factor es el desánimo. Las primeras pruebas se realizaron en 2003. En 2015, había tres sistema de voto electrónico disponibles y ahora ninguno. El voto electrónico retrocede.

Y por último, la campaña fue poco emocional. Aparte del clima, no hubo ningún tema específico en el que los suizos del exterior sintieran la necesidad de intervenir. Si se hubiera tematizado más las relaciones de Suiza con la Unión Europea (UE), creo que la participación habría sido mayor, porque es un tema que les afecta directamente.

swissinfo.ch: Los datos muestran que la diáspora apuesta por los Verdes. ¿Por qué es tan ecologista?

A.R.: No creo que los suizos en el extranjero sean más ecologistas que sus compatriotas en Suiza. Pero es verdad que en muchos de los países donde residen los partidos ecologistas llevan establecidos más tiempo que en Suiza. Son parte del paisaje político y mediático. Quizás la Quinta Suiza cree que esta problemática debería tener una mayor representación en su país de origen.

swissinfo.ch: ¿La victoria de los Verdes es una buena noticia para la OSE?

A.R.: No puedo decir que sea una buena ni una mala noticia. Tenemos muy buenos contactos con los candidatos de los Verdes y de los Verdes Liberales que han sido elegidos. No coincidimos con ellos en todo, tampoco con los demás partidos políticos. En la cuestión del voto electrónico, aún no hemos encontrado una posición común. Entendemos su preocupación sobre la seguridad del voto en Internet, que es fundamental también para nosotros. Aun así, es inaceptable que 180 000 personas no puedan ejercer sus derechos políticos. Por lo tanto, tenemos que entablar un diálogo directo y pragmático.

swissinfo.ch: Hay una gran frustración entre los suizos del exterior que no han podido votar porque no recibieron la documentación a tiempo. Algunos incluso han dicho que quieren presentar una queja para invalidar el escrutinio. ¿Debemos tomar en serio esta amenaza?

A.R.: Las posibilidades de que una queja tenga éxito son prácticamente nulas. Tenemos que ser realistas. Es más, el Gobierno ha rehusado reconocer el voto electrónico como el tercer canal oficial de voto, a la par que el voto en urna o el voto por correspondencia.

Dicho esto, tenemos que tomar en serio la cólera de los suizos en el extranjero que no pueden ejercer su derecho de voto. Supongo que la gente que ha evocado la posibilidad de una queja pretende resaltar la dimensión simbólica de su acción. Quieren decir: “No aceptamos que las condiciones retrocedan”.


Traducción del francés: Belén Couceiro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes