Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Remo Gysin E-voting: V Suiza lamenta falta de liderazgo de Berna

Un hombre con un celular sacando una foto a un código

Es crucial que la comunidad suiza expatriada tenga acceso a un sistema de voto electrónico seguro.

(Alexandra Wey/Keystone)

¿Qué significa para la comunidad suiza expatriada el abandono de las opciones de voto electrónico? El presidente de la Organización de los Suizos en el Extranjero (OSE), Remo Gysin, expresa su preocupación y expone posibles soluciones de cara a las elecciones parlamentarias de octubre. 

El voto electrónico ya no es una opción para los votantes en el sistema de democracia directa de Suiza, tras la reciente decisión del Gobierno de abandonar los planes para la introducción permanente de herramientas en línea y el retiro de los dos sistemas en uso durante una fase de prueba ampliada. 

Las autoridades y las empresas informáticas (TI) explicaron la decisión por fallas técnicas y problemas de seguridad en medio del creciente escepticismo público sobre esa tecnología. 

Remo Gysin, presidente de la OSE.

(© Keystone/Anthony Anex)

A la OSEEnlace externo le consternó el cambio de política del Gobierno. En el curso de los últimos 16 años ha invertido considerables recursos en la promoción del voto electrónico, como indica Remo Gysin. 

El asunto será examinado durante la sesión del Consejo de los los Suizos en el ExtranjeroEnlace externo que tendrá lugar este viernes, en vísperas del Congreso de los Suizos en el ExtranjeroEnlace externo a celebrarse los días 17 y 18 de agosto en Montreux. Gysin compartió sus puntos de vista sobre lo que sucederá a continuación.

swissinfo.ch: Hace más de un mes, el Gobierno suizo decidió abandonar sus planes de introducir el voto electrónico de forma permanente. ¿Qué tan duro golpe fue para la comunidad suiza expatriada?  

Remo Gysin: La decisión del Gobierno nos tomó por sorpresa, fue una seria decepción. Es una vergüenza para nuestra democracia y refleja mal las ambiciones de Suiza como centro de innovación tecnológica. 

swissinfo.ch: ¿Por qué es tan importante para la Organización de los Suizos en el Extranjero el voto electrónico? 

R.G.: Los aproximadamente 180 000 suizos residentes en el exterior que pueden participar en las votaciones y elecciones reciben sus papeletas de voto por correo. Los sobres suelen llegar tarde -demasiado tarde- para darles tiempo para estudiar los temas en juego en una votación o para elegir candidatos. Además, para cuando la documentación llega de regreso a Suiza, los sufragios ya han sido contabilizados.

(swissinfo.ch)

El problema de la lentitud de los servicios postales no solamente existe en los países menos industrializados y lejanos, sino que también afecta a los expatriados con pasaporte suizo que viven en regiones remotas de los vecinos Francia, Alemania e Italia.

En otras palabras: El voto electrónico es el único medio práctico para que los suizos residentes en el extranjero puedan ejercer sus derechos democráticos garantizados por la Constitución suiza. 

swissinfo.ch: La decisión del Gobierno provocó una avalancha de reacciones, en su mayoría negativas, de lectores de la Panorama SuizoEnlace externo, de suizos expatriados y en los medios sociales. Un sentimiento de decepción e incomprensión. Algunos denuncian una estratagema para excluir a una minoría que vive fuera del país y que posiblemente tiene una visión más crítica de Suiza. ¿Comparte usted estas sospechas? 

R.G.: No creo que la última decisión forme parte de una estrategia para excluir del proceso democrático a la comunidad suiza expatriada. 

La OSE siempre contó con el apoyo del Gobierno suizo y de su administración, así como en nuestros esfuerzos por introducir el voto por correo en la década de 1990. Hasta hace poco, tanto las autoridades federales como las cantonales han mostrado comprensión por nuestras preocupaciones. 

Sin embargo, la voluntad política y el apoyo financiero para seguir adelante con el voto electrónico han empezado a flaquear. Después de 16 años de pruebas exitosas con tecnología en línea, esperamos algo mejor de las autoridades suizas. Queremos que sean más activos, pero también reconocemos que la promoción de la digitalización ha ocupado un lugar destacado en la agenda gubernamental. 

swissinfo.ch: ¿Quién tiene la culpa de la debacle de la introducción del voto electrónico en su opinión? 

R.G.: En el centro del problema está la cuestión de la seguridad de los datos y la falta de coordinación entre las distintas partes interesadas. 

No ha sido posible garantizar, sin dejar lugar a dudas, que los sistemas utilizados hasta hace poco eran capaces de resistir los ataques de los piratas informáticos. La seguridad es primordial y se antepone a la rapidez a la hora de introducir el voto electrónico, también para la OSE. 

A esto se añade la estructura estatal federalista de Suiza y los diferentes actores: las empresas informáticas como proveedoras de los sistemas, las autoridades cantonales y locales que implementan el sistema de voto electrónico, el Gobierno suizo como promotor y los ciudadanos como usuarios. 

En nuestra opinión, ha habido una notable falta de liderazgo por parte del Gobierno suizo como coordinador y promotor de un sistema de voto electrónico fiable para garantizar los derechos políticos. Este ha sido y seguirá siendo el papel clave de las autoridades federales en el futuro. 

Si hay algo que aprender del desastre es esto: el compromiso total del Gobierno suizo es crucial. 

swissinfo.ch: ¿Qué medidas concretas tomó la OSE en el pasado para promover el voto electrónico? 

R.G.: Se necesitaría más tiempo y espacio del que tenemos a nuestra disposición para enumerar todos los esfuerzos realizados por la OSE para impulsar el voto electrónico entre el público, en el Parlamento, en discusiones con los Gobiernos cantonales, el ejecutivo federal y otros actores. Ya sea a través de contactos personales, de la sensibilización, de la información, de la participación en los procedimientos de consulta para las reformas legales, del cabildeo en el Parlamento y entre los partidos políticos. 

Desde 2011, el Consejo de los Suizos en el Extranjero -la asamblea de delegados suizos residentes en el exterior- ha aprobado tres resoluciones que llevan nuestras reivindicaciones a una audiencia global. Un cuarto esfuerzo está en marcha y será discutido en la próxima sesión del Consejo en Montreux. 

El pasado mes de noviembre, la OSE entregó más de 11 000 firmas recogidas en poco tiempo para una petición que demandaba la introducción del voto electrónico para todos los suizos residentes en países de todo el mundo. 

Hace dos años, utilizamos el sistema de voto electrónico, proporcionado por el cantón de Ginebra, para elegir a los representantes de Australia y México en el Consejo de los Suizos en el Extranjero. 

swissinfo.ch: ¿Cuántos recursos financieros o de personal de la OSE se han destinado a la promoción del voto electrónico a lo largo de los años? 

R.G.: No enumeramos el trabajo que se realizó para el voto electrónico por separado. Pero podemos decir que se invirtieron incontables horas y mucha energía. Todo esto formaba parte de los presupuestos ordinarios de la organización. 

La mayor parte de los costes financieros fue asumida por las empresas que desarrollaron los sistemas y por los cantones. No me sorprende que algunos cantones consideren la posibilidad de solicitar una compensación financiera.   

swissinfo.ch: ¿Qué dice a los críticos que acusan a la OSE de haber fracasado totalmente en la promoción de la introducción del voto electrónico? 

R.G.: Nadie es perfecto. Pero sin ser presuntuoso, no puedo ver lo que podríamos y deberíamos haber hecho de manera diferente para evitar el estancamiento actual. 

Además, y no hay que subestimarlo, logramos incluir este tema en la agenda pública, desencadenando un intenso debate político entre partidarios y opositores, en particular el grupo que lanzó una iniciativa popular que pedía poner fin a cualquier medida encaminada a introducir el voto electrónico. 

swissinfo.ch: ¿La propia OSE minimizó durante demasiado tiempo a la oposición, así como las fallas técnicas de los sistemas en uso? 

R.G.: No lo creo. En los últimos 16 años hemos seguido de cerca los debates sobre los aspectos de seguridad y hemos invitado a los opositores a presentar sus argumentos al Consejo de los Suizos en el Extranjero. 

Hemos sido conscientes de las posibles dificultades, pero no es nuestra tarea desarrollar un sistema técnico nosotros mismos. 

¿Cómo es posible que un país como Estonia pueda introducir el voto electrónico y cómo es que los bancos suizos han establecido un sistema que se considera seguro para las transacciones financieras? Pero el sector tecnológico de nuestro país, conocido por su posición de liderazgo en ciencia e innovación, parece incapaz de avanzar lo suficiente en este campo. 

swissinfo.ch: Los promotores de una iniciativa que pide una moratoria sobre el voto electrónico han comenzado a recoger firmas. Pero, en un estudio reciente, el grupo de expertos de Avenir SuisseEnlace externo estima que la introducción de instrumentos de voto en línea es solamente cuestión de tiempo. ¿Este análisis es tranquilizador?

R.G.: Creo que la iniciativa es el peor de los escenarios para la industria de las TI en Suiza y su ventaja competitiva, así como para la democracia del país y para los ciudadanos suizos expatriados en particular.

Si es aceptado por los votantes, significaría al menos cinco años de estancamiento tecnológico y un obstáculo insuperable para que muchos suizos expatriados participen en el proceso de toma de decisiones políticas dentro del sistema democrático directo de su país de origen. 

Acojo con satisfacción y comparto la conclusión de los expertos de los grupos de reflexión. Pero es un frío consuelo. No basta con tener una solución en algún momento del futuro. Estamos luchando por la introducción del voto electrónico en los próximos años. 

swissinfo.ch: La ausencia del voto electrónico en las elecciones parlamentarias de octubre significa decepción y frustración para muchos expatriados. ¿Qué pasa ahora? 

R.G.: En francés, dicen: reculer pour mieux sauter (dar un paso atrás para saltar mejor). El Consejo de los Suizos en el Extranjero debatirá una resolución en la que se pide al Gobierno que respalde plenamente los nuevos intentos de desarrollar un nuevo sistema de voto electrónico con mayor seguridad. 

Estamos a la espera de que el Gobierno presente las próximas medidas políticas en 2020, de acuerdo con una promesa hecha en junio. 

En cuanto a las elecciones de octubre, hacemos un llamamiento a las autoridades cantonales y locales para que envíen las papeletas de voto y los folletos informativos lo antes posible, utilizando el correo electrónico siempre que sea posible. Esto no resolverá el problema por completo, pero puede ayudar. 

La contribución de la OSE es doble: Todos los partidos políticos y candidatos tienen una plataforma en el congreso en Montreux para presentarse a sí mismos y presentar sus agendas directamente a la comunidad suiza expatriada. También nos aseguraremos de que la información se distribuya a través de medios electrónicos, incluyendo la Panorama Suizo, pero también a través de nuestras cuentas en Facebook y Twitter, a una audiencia en todo el mundo.

POR UNA DEMOCRACIA SEGURA El voto electrónico, una lucha por la democracia

Después de años de pruebas y negociaciones, el voto electrónico en Suiza se encuentra en una encrucijada: el Gobierno quiere generalizarlo, ...


Traducido del inglés por Marcela Águila Rubín, swissinfo.ch

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes