Reuters internacional

IMAGEN DE ARCHIVO: La subdirectora general de la OMS para Sistemas y Servicios de Salud, Marie-Paule Kieny, en una conferencia de prensa en Ginebra, Suiza. 12 de febrero 2016. Más de la mitad de las muertes que se producen en el mundo no tiene una causa registrada, lo que dificulta el control sanitario y la toma de decisiones en materia de políticas públicas, dijo el miércoles la Organización Mundial de la Salud (OMS). REUTERS/Pierre Albouy - RTX26LZH

(reuters_tickers)

Por Kate Kelland

(Reuters) - Más de la mitad de las muertes que se producen en el mundo no tiene una causa registrada, lo que dificulta el control sanitario y la toma de decisiones en materia de políticas públicas, dijo el miércoles la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Sin embargo, una mejora en la recopilación de los datos hizo que se registraran las causas en 27 millones de las 56 millones de muertes que se estima que hubo a nivel mundial en el 2015, comparado con apenas una tercera parte en el 2005, indicaron las Estadísticas Sanitarias Mundiales que publica anualmente la OMS.

En su informe, la agencia de la ONU dijo que "varios países, entre ellos Irán, China y Turquía, han logrado avances importantes en la mejora de los datos que recopilan". En Irán, el 90 por ciento de las muertes ahora se registra con detalle de sus causas, frente a sólo el 5 por ciento en 1999, según la OMS.

Si bien las cosas han mejorado considerablemente en los últimos años, muchos países todavía no recopilan de forma sistemática datos de buena calidad, dijo Marie-Paule Kieny, subdirectora general de la OMS para Sistemas y Servicios de Salud, en un comunicado.

"Si los países no conocen las causas de enfermedad y muerte en la población, es mucho más difícil saber qué hacer al respecto", señaló Kieny. La OMS está trabajando en colaboración con los gobiernos para fortalecer los sistemas de información médica y mejorar la calidad de los datos, agregó la funcionaria.

El nuevo reporte de la OMS se concentró en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU, que son metas acordadas internacionalmente y adoptadas en 2015 para evaluar problemas de inequidad en materia de salud, clima, saneamiento y economía.

El informe reveló que las muertes maternas y neonatales están bajando: la tasa global de mortalidad de neonatos en 2015 fue de 19 bebés cada 1.000 nacidos vivos y la de menores de 5 años fue de 43 niños cada 1.000 nacidos vivos (un 37 y un 44 por ciento menos que en el 2000). Unas 830 mujeres murieron por día debido a complicaciones del embarazo o el parto en el 2015.

En lo que respecta a enfermedades infecciosas, la OMS dijo que se calcula que 2,1 millones de personas se infectaron con VIH en el 2015, un 35 por ciento menos que en el 2000. Hubo cerca de 212 millones de nuevos casos de malaria en el mundo en 2015, y casi un 60 por ciento de la población mundial en riesgo de contraer la enfermedad tuvo acceso a mosquiteros tratados con insecticidas, comparado con un 34 por ciento en el 2010.

Reuters

 Reuters internacional