Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, habla con la Alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores de la Unión Europea, Federica Mogherini, durante una conferencia sobre la paz en Oriente Medio en París, Francia. 15 de enero, 2017. Unos 70 países reafirmaron el domingo que solo una solución de dos Estados entre los israelíes y los palestinos podrá arreglar el conflicto y advirtieron que no reconocerían ninguna medida unilateral que adopten las partes y pueda perjudicar a las negociaciones. REUTER/Bertrand Guay/POOL

(reuters_tickers)

Por John Irish y Lesley Wroughton y Marine Pennetier

PARÍS (Reuters) - Unos 70 países reafirmaron el domingo que solo un arreglo de dos Estados entre los israelíes y los palestinos podrá solucionar el conflicto y advirtieron que no reconocerían ninguna medida unilateral que adopten las partes y pueda perjudicar a las negociaciones.

El comunicado final de una conferencia internacional de un día sobre la paz en Oriente Medio, celebrada en París el domingo, evitó cualquier crítica a los planes del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, para mudar la embajada estadounidense a Jerusalén.

Pero algunos diplomáticos dijeron que las palabras del texto enviaron un mensaje "subliminal" al respecto.

Trump ha prometido que impulsará políticas más en favor de Israel y trasladará la embajada estadounidense desde Tel Aviv hacia Jerusalén, lo que reforzaría a la ciudad como la capital israelí, pese a las objeciones internacionales.

Varios países, incluyendo a Estados europeos y árabes clave, además de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, estaban presentes en París para la conferencia, rechazada por el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, que la consideró "fútil".

Ni los israelíes ni los palestinos tuvieron representación en el evento.

Sin embargo, a solo cinco días de que Trump asuma la presidencia, el encuentro fue visto como una plataforma para que las naciones envíen una señal fuerte al mandatario entrante de que una solución de dos Estados al conflicto no debería reconsiderarse y que las decisiones unilaterales podrían exacerbar las tensiones.

Los participantes "llaman a ambos lados (...) a abstenerse de medidas unilaterales que perjudiquen el resultado de las negociaciones sobre los temas del estatus final, incluyendo, inter alia, Jerusalén, las fronteras, seguridad, refugiados y qué es lo que no reconocerán", dijo el comunicado final.

Una fuente diplomática de Francia dijo que hubo duras negociaciones acerca de ese párrafo.

"Es un párrafo tortuoso y complicado para enviar un mensaje subliminal a la administración Trump", dijo la fuente.

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, dijo a los periodistas que hubiera sido inapropiado incluir el tema del traslado de la embajada estadounidense, que se está debatiendo públicamente en Estados Unidos.

Las relaciones entre Estados Unidos e Israel se agriaron durante la administración del presidente Barack Obama, cayendo a un mínimo al final del mes pasado, cuando Washington declinó vetar la resolución de la ONU 2334, que exige la finalización de los asentamientos israelíes en territorios ocupados.

París ha dicho que el encuentro no buscaba imponer algo sobre Israel o los palestinos y que solo las negociaciones directas podrían resolver el conflicto.

El texto final no entró en detalles, más allá de ratificar las resoluciones del Consejo de Seguridad, incluida la 2334. Los diplomáticos dijeron que eso había sido motivo de fricción en las conversaciones.

"Cuando algunos cuestionan esto, es vital para nosotros recordar el marco de las negociaciones. Ese marco es el de las fronteras de 1967 y las principales resoluciones de Naciones Unidas", dijo el ministro francés de Relaciones Exteriores, Jean-Marc Ayrault, a los periodistas.

(reporte de John Irish y Marine Pennetier, reporte adicional de Lesley Wroughton en París y Jeffrey; Heller en Jerusalén, Editado en Español por Gabriel Burín)

Reuters