Reuters internacional

Un niño es evacuado durante un ataque al Parlamento en el centro de Teherán. 7 de junio 2017. Un grupo de hombres que portaba armas de fuego y bombas asaltó el miércoles el Parlamento de Irán y el mausoleo del ayatola Jomenei, en dos ataques casi simultáneos que dejaron al menos 12 muertos, un hecho del que la Guardia Revolucionaria culpó a Arabia Saudita Omid Vahabzadeh/TIMA via REUTERS. ATENCIÓN EDITORES - SOLO PARA USO EDITORIAL. NO ESTÁ A LA VENTA Y NO SE PUEDE USAR EN CAMPAÑAS PUBLICITARIAS. ESTA IMAGEN HA SIDO ENTREGADA POR UN TERCERO Y SE DISTRIBUYE EXÁCTAMENTE COMO LA RECIBIÓ REUTERS COMO UN SERVICIO A SUS CLIENTES.

(reuters_tickers)

Por Bozorgmehr Sharafedin

LONDRES (Reuters) - Un grupo de hombres que portaba armas de fuego y bombas asaltó el miércoles el Parlamento de Irán y el mausoleo del ayatola Jomeini, en dos ataques casi simultáneos que dejaron al menos 12 muertos, un hecho del que la Guardia Revolucionaria culpó a Arabia Saudita.

Estado Islámico se atribuyó la responsabilidad de los hechos y publicó un video que aparentemente mostraba a hombres armados dentro del edificio del Parlamento. También amenazó con más ataques contra los chiíes, que son mayoría entre la población iraní y a quienes los militantes suníes califican como herejes.

Arabia Saudita negó las acusaciones, pero el ataque inflama aún más las tensiones entre Riad y Teherán, que luchan por ser la mayor influencia del mundo islámico. El hecho se dio poco después de que varias potencias suníes cortaron relaciones con Qatar por acusaciones de respaldar a Irán y a grupos militantes.

Estos ataques son los primeros reivindicados por EI en Irán, que lidera la lucha contra el grupo militante en Irak y Siria.

La policía iraní dijo que arrestó a cinco sospechosos y el ayatola Jamenei se mostró desafiante tras lo ocurrido. "Estos fuegos artificiales no afectan a Irán. Pronto serán eliminados (...) Ellos son demasiado pequeños para afectar a Irán", sostuvo según lo citó la televisión local.

Jamenei agregó que Irán ha prevenido ataques peores a través de su política exterior. En tanto, la Guardia Revolucionaria acusó a Riad de estar detrás de los ataques y prometió represalias.

Los atacantes, vestidos como mujeres, irrumpieron por la entrada principal del Parlamento, dijo el viceministro del Interior, Mohamad Hosein Zolfaghari, según la agencia de noticias semioficial Tasnim.

Uno de los atacantes detonó un chaleco suicida en el Parlamento, destacó el funcionario. Unas cinco horas después, las prensa local dijo que las cuatro personas que habían atacado el lugar estaban muertas y que el incidente había terminado.

Al menos 12 personas murieron, dijo el director del departamento de emergencias Pir-Hosein Kolivand, citado por el canal de televisión IRIB. Otras 43 resultaron heridas, agregó.

Poco después del asalto al Parlamento, otro suicida detonó su carga explosiva cerca del santuario del fundador de la República, el ayatola Jomeini, en el sur de la ciudad, dijo Zolfaghari, quien añadió que un segundo atacante fue abatido a tiros por la policía y murió.

El ministro de Inteligencia dijo que las fuerzas de seguridad habían arrestado a otro "equipo terrorista" que planeaba un tercer ataque, sin dar más detalles.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump - un fuerte crítico de Irán - lamentó que los hechos dejaran muertos, pero agregó que "los estados que respaldan el terrorismo corren riesgo de ser víctimas de la maldad que promueven".

Los atentados tuvieron lugar menos de un mes después de la reelección del presidente Hasan Rouhani, un moderado que derrotó a los candidatos apoyados por la elite clerical.

(Reporte adicional de Parisa Hafezi. Editado en español por Javier Leira)

Reuters

 Reuters internacional