Navigation

Alfredo di Stéfano, uno de los mejores de todos los tiempos, muere a los 88 años

Imagen de archivo de la leyenda del Real Madrid Alfredo Di Stéfano en un tributo a su trayectoria en Madrid, feb 17 2008. El legendario futbolista hispanoargentino Alfredo di Stéfano, considerado por muchos como el mejor jugador de todos los tiempos, falleció el lunes a los 88 años en un hospital de Madrid, donde fue ingresado hace dos días tras un paro cardiorrespiratorio, informó el Real Madrid. REUTERS/Andrea Comas reuters_tickers
Este contenido fue publicado el 07 julio 2014 - 19:06

MADRID (Reuters) - El legendario futbolista hispanoargentino Alfredo di Stéfano, considerado por muchos como el mejor jugador de todos los tiempos, falleció el lunes a los 88 años en un hospital de Madrid, donde fue ingresado hace dos días tras un paro cardiorrespiratorio, informó el Real Madrid.

Di Stéfano, conocido como "La Saeta Rubia" y que en la actualidad ocupaba la presidencia honoraria del Real Madrid, comenzó su carrera en el River Plate en su Argentina natal y, tras pasar por el Millonarios colombiano, recaló en el club español en 1953, donde formó parte del histórico equipo que ganó cinco Copas de Europa consecutivas.

"El presidente del Real Madrid C. F., Florentino Pérez, y la Junta Directiva del club quieren expresar sus más profundas condolencias y todo su cariño y afecto a sus hijos, a sus familiares y amigos", dijo el comunicado.

En 1991 terminó en el estadio Santiago Bernabéu su carrera como técnico, la que había iniciado en 1967 en el Elche, tras entrenar, entre otros, a Boca Juniors, River Plate y Valencia, logrando títulos con los equipos argentinos y el Valencia.

"El fútbol está de luto. Alfredo Di Stéfano, una de sus máximas figuras de todos los tiempos falleció este lunes a consecuencia de un paro cardiorespiratorio. El mundo entero llora la muerte de un verdadero ícono internacional", dijo la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) en su sitio web. La AFA remarcó su "profundo pesar ante la irreparable muerte de Alfredo Di Stéfano".

Di Stéfano había tenido una serie de problemas de salud en los últimos años y en 2005 le habían colocado un marcapasos tras una operación al corazón.

"Muy triste por la muerte de Di Stefano. Mi jugador favorito, el más completo que vi. Ha partido una leyenda. QEPD", dijo el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, también por Twitter, comentario que acompañó con una foto junto al ex delantero.

"Descanse en paz Alfredo Di Stéfano, un genio del fútbol", dijo por su parte el delantero uruguayo Luis Suárez en su cuenta de Twitter.

LLEVA AL REAL A LAS ALTURAS

Di Stéfano consiguió 18 títulos en 11 temporadas con el cuadro "merengue". Anotó 308 goles oficiales que "le convirtieron en un símbolo, en un ídolo del madridismo", según la página oficial del club.

"Un saludo muy fuerte a la familia di stefano, se nos fue un grande, gracias por todo", dijo en un tuit el atacante de la selección argentina Gonzalo Higuaín.

Fue gracias a la magia de sus pies que el Real Madrid, hasta entonces insignificante, se convirtió en uno de los principales clubes en el mundo.

Las cinco Copas de Europa consecutivas entre 1956 y 1960, una Copa Intercontinental, 2 Copas Latinas, la primera Copa del Mundo de Clubes, ocho trofeos de Liga, 1 Copa de España y cinco trofeos "Pichichi" al máximo goleador de la Liga fue su legado para el Real Madrid.

Di Stéfano ganó además una Supercopa de España como técnico, ante el Barcelona.

"Aprendí que uno cuando se pone la camiseta del Real Madrid es algo sagrado, había que morir por la camiseta. Era un ganador nato (...) Lo planteaba todo para ganar, porque le encantaba", dijo Carlos Alonso González "Santillana", delantero del Real Madrid en la primera etapa de Di Stéfano al frente del club a inicios de la década de 1980.

Padre del "fútbol total", Di Stéfano manejó su carrera con un profesionalismo inusual para su épica. Fue, en el lenguaje Moderno, el primer "galáctico" del Madrid.

(Reporte de Teresa Medrano, Reporte adicional de Manuel Farías en Santiago, Alejandro Lifschitz en Buenos Aires y Malena Castaldi en Montevideo. Editado por Javier Leira)

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.