Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Búsqueda de sobrevivientes tras alud en Xinmo, China, 24 junio, 2017. Un deslizamiento de tierra cubrió el sábado una localidad en el suroeste de China y al menos 141 personas quedaron sepultadas por el barro y las piedras, con reportes de apenas tres sobrevivientes salvados horas después del desastre. REUTERS/Stringer

(reuters_tickers)

Por Christian Shepherd

PEKÍN (Reuters) - Un deslizamiento de tierra cubrió el sábado una localidad en el suroeste de China y se teme que la cifra de muertos supere los 100, luego que rescatistas consiguieron recuperar apenas 15 cuerpos, informaron medios estatales.

Cerca de las 6 de la mañana hora local, el alud arrasó con más de 60 viviendas en Xinmo, una zona montañosa en Sichuan. Los escombros cayeron unos 800 metros por una ladera y bloquearon un tramo de dos kilómetros en un río y unos 1,6 kilómetros de camino, reportó la agencia oficial de prensa Xinhua.

La agencia indicó que más de 1.000 personas estaban colaborando en las operaciones de rescate, incluidos más de 100 trabajadores sanitarios.

Xinhua aseguró que hasta la noche del sábado se habían recuperado 15 cadáveres, citando a la base central de los rescatistas. Señaló, asimismo, que se cree que podría haber más de 120 personas enterradas. Sus posibilidades de sobrevivir son escasas, según expertos geológicos consultados por la agencia.

Sin embargo, el canal estatal CCTV reportó que para mediodía las únicas personas rescatadas eran un matrimonio y su bebé de dos meses, mientras que otro de sus hijos seguía sepultado.

Imágenes del oficial Diario del Pueblo mostraron que las labores de rescate continuaban de noche con linternas y aseguró que los equipos intentaban llegar hasta dos personas que creían haber oído bajo los escombros. La televisión estatal mostró a residentes y rescatistas escarbando en el barro y las piedras buscando a las víctimas.

En la región existe una extensa red de represas, incluyendo dos plantas hidroeléctricas en la localidad de Diexi, cerca del pueblo que quedó enterrado.

Un investigador de la Academia China Chengdu de Ciencias Sociales dijo a China Radio International que la causa probable del deslizamiento fueron las fuertes precipitaciones. El experto, cuyo nombre no fue publicado, advirtió además del riesgo para las comunidades río abajo si colapsaba un embalse.

(Editado en español por Janisse Huambachano)

Reuters