Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

De izquierda a derecha en la imagen: La bandera de Reino Unido, de Escocia y de la Unión Europea flameando en Edimburgo, dic 20, 2016. El respaldo a la independencia de Escocia aumentó desde que la primera ministra británica, Theresa May, se pronunció el mes pasado en favor de una ruptura "limpia" con la unión Europea cuando abandone el bloque, indicó un sondeo el miércoles. REUTERS/Russell Cheyne

(reuters_tickers)

Por Elisabeth O'Leary y Alistair Smout

EDIMBURGO/LONDRES (Reuters) - El respaldo a la independencia de Escocia aumentó desde que la primera ministra británica, Theresa May, se pronunció el mes pasado en favor de una ruptura "limpia" con la unión Europea cuando abandone el bloque, indicó un sondeo el miércoles.

La encuesta mostró una leve mayoría que todavía se opone a la independencia, pero el gobernante Partido Nacional Escocés (SNP, por su sigla en inglés) afirmó que el hecho de que casi la mitad de los consultados dijera que respalda la secesión indica que el sentimiento está cambiando y podría animar los llamados para celebrar un nuevo referendo.

En 2014, los escoceses decidieron seguir en el Reino Unido por un 55 contra un 45 por ciento de los votos, pero el referendo del año pasado sobre la permanencia en la Unión Europea cambió el panorama, ya que la mayoría de los habitantes de Escocia apoyó continuar en el bloque.

El proeuropeo SNP, el mayor partido en el Parlamento escocés, dijo que debería haber otra votación sobre la independencia si sus visiones sobre el "Brexit" son rechazadas. El martes, el Parlamento de Escocia descartó los planes de May para el "Brexit" en una votación simbólica no vinculante.

El miércoles, al ser consultada por un legislador del SNP en el Parlamento británico sobre si activaría el adiós a la UE sin acordar una posición negociadora conjunta de todo Reino Unido, May dijo: "Se refiere constantemente a los intereses de Escocia en la Unión Europea, pero una Escocia independiente no estaría en la Unión Europea".

En el sondeo elaborado por la firma BMG, el 51 por ciento se mantuvo opuesto a la secesión, un descenso de 3,5 puntos porcentuales, mientras que los partidarios treparon hasta el 49 por ciento de los encuestados.

Derek Mackay, legislador del SNP en el Parlamento escocés, aseguró que si May sigue defendiendo un "Brexit duro", "cada vez más gente considerará la independencia como la opción que aporta certidumbre y estabilidad".

(Reporte adicional de Kylie MacLellan y Elizabeth Piper; editado en español por Carlos Serrano)

Reuters