Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, durante una conferencia de prensa ante medios extranjeros en el palacio de gobierno en Lima. 9 marzo 2017. La aprobación de la gestión del presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, descendió en marzo por séptimo mes consecutivo, en momentos que el país es golpeado por los efectos de un inesperado fenómeno climático de "El Niño Costero". REUTERS/Mariana Bazo

(reuters_tickers)

LIMA (Reuters) - La aprobación de la gestión del presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, descendió en marzo por séptimo mes consecutivo, en momentos que el país es golpeado por los efectos de un inesperado fenómeno climático de "El Niño Costero".

La popularidad del mandatario empezó a caer desde septiembre del año pasado, poco después de asumir la presidencia de Perú, afectado por supuestos casos de corrupción antes de que comenzaran los embates del clima.

La aceptación de Kuczynski, un economista de 78 años, retrocedió 6 puntos porcentuales en marzo, hasta un 32 por ciento, de acuerdo a un sondeo de la firma Ipsos Perú publicado el domingo por el diario El Comercio.

El sondeo no muestra qué porcentaje de peruanos está de acuerdo con el manejo del mandatario para encarar los destrozos generados por los desbordes de ríos, que ha dejado como saldo más de 70 personas muertas y ha obligado al Gobierno a declarar en emergencia a la mitad del país. [nL2N1GU1TJ]

El rechazo a Kuczynski se ubicó en un 58 por ciento este mes frente al 51 por ciento de febrero. Fue a partir de enero que la desaprobación a la gestión del mandatario superó a su popularidad.

De acuerdo al sondeo de Ipsos, un 35 por ciento de personas percibe que el presidente no se preocupa por mejorar la seguridad ciudadana, el 29 por ciento cree que no va cumplir sus promesas, mientras que un 27 por ciento considera que en su gobierno hay corrupción.

Kuczynski, que ocupó el cargo de primer ministro y de finanzas durante la gestión de Alejandro Toledo, ha rechazado en varias oportunidades estar vinculado en el caso de corrupción de la brasileña Odebrecht.

El ex presidente Toledo está acusado de haber recibido supuestamente sobornos por unos 20 millones de dólares de la empresa brasileña a cambio de la concesión de dos tramos de una carretera interoceánica.

El sondeo de Ipsos también muestra que un 43 por ciento de personas no ve avances en la lucha contra la corrupción, mientras que un 51 por ciento cree que la economía sigue igual.

El sondeo de Ipsos fue realizado entre el 15 y 17 de marzo a 1.250 personas, con un margen de error de más o menos 2,8 puntos porcentuales.

(Reporte de Ursula Scollo; editado por Carlos Serrano)

Reuters