Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La policía británica dijo que había arrestado a dos hombres el sábado mientras intensificaba sus esfuerzos para capturar a los miembros de una red que podría estar implicada en el ataque suicida que mató a 22 personas en Manchester a principios de esta semana. En la imagen, un policía en un homenaje a las víctimas del ataque en el Manchester Arena, en el centro de Manchester, 26 de mayo de 2017. REUTERS/Phil Noble

(reuters_tickers)

Por Michael Holden

LONDRES (Reuters) - La policía británica dijo que había arrestado a dos hombres el sábado mientras intensificaba sus esfuerzos para capturar a los miembros de una red que podría estar implicada en el ataque suicida que mató a 22 personas en Manchester a principios de esta semana.

Los oficiales usaron una explosión controlada para acceder a un domicilio en el norte de la ciudad donde se realizaron las últimas detenciones. Los detectives están interrogando a 11 hombres sobre el ataque de Salman Abedi a la salida de un concierto pop en Manchester el lunes.

Mientras el oficial de mayor rango en la lucha contra el terrorismo de Reino Unido dijo que la policía confiaba en que habían hecho "inmensos progresos" y había capturado a "una gran parte de la red", agentes armados adicionales estarán de guardia en unos 1.300 eventos que se celebrarán en todo el país durante un fin de semana prolongado por el festivo del lunes.

Reino Unido sigue en nivel de alerta "crítico", el más alto, lo que significa que existe la posibilidad de un ataque inminente. El ejército está reforzando la vigilancia de la policía, y hospitales de todo el país han dicho al personal que esté preparado para otro incidente.

El periódico The Times indicó el sábado que los servicios de inteligencia habían identificado a 23.000 extremistas yihadistas que vivían en Reino Unido.

A principios de esta semana, una fuente con conocimiento del asunto dijo a Reuters que los servicios de seguridad gestionaban 500 operaciones activas que involucraban a unas 3.000 personas que podrían representar una amenaza.

Sin embargo, el Mark Rowley, el jefe de la policía del Reino Unido en la lucha contra el terrorismo, aconsejó a la gente que estuviera vigilante, pero que "salga como planeó y disfrute".

Hay una serie de eventos de perfil alto durante el fin de semana, entre ellos finales de competiciones de fútbol en Londres y Glasgow, y una carrera en Manchester.

Aunque policías y políticos han elogiado a las comunidades en Manchester por su reacción al bombardeo, el jefe de policía de Greater Manchester dijo que había habido un aumento en los crímenes de odio registrados, de un promedio de 28 a 56 incidentes el miércoles.

"No podemos vincularlos directamente a los acontecimientos del lunes por la noche y seguimos vigilando la situación", dijo.

La campaña política para las elecciones nacionales del 8 de junio que fue suspendida después del ataque de Manchester se reanudó el viernes con el bombardeo como tema central.

El Partido Laborista de la oposición, animado por una mejoría en las encuestas de opinión, argumentó que la política exterior de Reino Unido había aumentado el riesgo de ataques y criticó a la primera ministra conservadora Theresa May por recortar el gasto en policía.

Por su parte, May acusó al líder laborista Jeremy Corbyn de decir que Reino Unido era culpable del bombardeo.

Una encuesta publicada el jueves colocaba a los conservadores de May cinco puntos por delante de los laboristas, lo que sugiere una carrera más apretada de lo previsto anteriormente.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters