Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen de archivo de la cerca y el frontis de la Casa Blanca en Washington. 31 de octubre de 2004. Un intruso que portaba una mochila fue arrestado tras trepar una cerca e ingresar en terrenos de la Casa Blanca, dijo el sábado el Servicio Secreto de Estados Unidos, en la más reciente fisura en el sistema de seguridad de la residencia presidencial. REUTERS/John Pryke

(reuters_tickers)

WASHINGTON (Reuters) - Un intruso que portaba una mochila fue arrestado tras trepar una cerca e ingresar en terrenos de la Casa Blanca, dijo el sábado el Servicio Secreto de Estados Unidos, en la más reciente fisura en el sistema de seguridad de la residencia presidencial.

El presidente Donald Trump estaba dentro de la Casa Blanca cuando un sospechoso trepó la entrada sur del complejo a las 23:38 hora local del viernes y fue arrestado por personal uniformado, indicó el Servicio Secreto en el comunicado.

Trump dijo a periodistas el sábado que el Servicio Secreto realizó un "trabajo fantástico" y agregó que había sido notificado acerca de la intromisión el viernes en la noche.

El mandatario, que hizo las declaraciones antes de una reunión con miembros de su Gabinete y parte del personal de la Casa Blanca en una cancha de golf que posee fuera de Washington D.C., calificó al intruso como una "persona con problemas".

Trump no corrió ningún peligro durante el incidente, indicó la cadena de noticias CNN citando a una fuente anónima.

En 2014, una intromisión en la Casa Blanca generó la renuncia de la entonces directora del Servicio Secreto, Julia Pierson, además de una serie de recomendaciones para reforzar la seguridad presidencial.

En el episodio del viernes, el sospechoso fue detenido cerca del ingreso sur, donde los presidentes suelen entrar en contacto público, dijo CNN. La entrada está cerca de la zona donde reside el presidente.

Las autoridades no identificaron al sospechoso, pero el portavoz del Servicio Secreto, Martin Mulholland, dijo que no tenía antecedentes penales ni registros en la agencia, que es la encargada de proteger al presidente, a su familia y a otros funcionarios electos.

La mochila del intruso fue controlada por precaución pero no contenía material de riesgo, según el comunicado del Servicio Secreto, que revisó los terrenos norte y sur de la Casa Blanca y no halló problemas.

(Reporte adicional de Joseph Ax en Nueva York y Roberta Rampton en Washington; Escrito por Frank McGurty; Editado en español por Ana Laura Mitidieri)

Reuters