Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen de archivo de marines estadounidenses saliendo de un vehículo anfibio durante un simulacro de desembarco en una playa en Kaneohe, Hawái, EEUU. 30 julio 2016. REUTERS/Hugh Gentry

(reuters_tickers)

Por Phil Stewart

WASHINGTON (Reuters) - Un sargento del Ejército estadounidense que sirvió en Irak y Afganistán y que está destinado ahora en Hawái fue arrestado con cargos de facilitar apoyo material a extremistas de Estado Islámico, informó el lunes la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).

Ikaika Kang, de 34 años, asignado a la 25 Brigada de Aviación de Combate de la 25 División de Infantería, estuvo bajo investigación por parte del Ejército y el FBI durante más de un año y el sábado fue puesto bajo custodia por agentes federales, según un comunicado de la agencia al que tuvo acceso Reuters.

De acuerdo a la acusación presentada en un tribunal de Honolulu, Kang juró fidelidad a EI, el grupo militante que tomó grandes porciones de territorio en Siria e Irak para formar lo que calificó de califato. También pesan cargos en su contra de dar documentos militares y entrenamiento a los yihadistas, destacó el FBI.

Las autoridades federales creen que Kang, que está destinado en el Barracón Schofield de la isla de Oahu, actuó en solitario, ya que no se le conocen asociaciones con personas que pudieran representar una amenaza para Hawái, sostuvo el FBI.

Kang, un especialista en control del tráfico aéreo con rango de sargento de primera clase, realizó tres servicios en el extranjero, según consta en su hoja de servicio: Corea del Sur (2002-03), Irak (2010-11) y Afganistán (2013-14).

El Barracón Schofield, a unos 27 kilómetros de Honolulu, fue establecido en 1908 como una guarnición para la defensa del Ejército en Pearl Harbor y de Oahu, y alberga a más de 22.000 personas, entre efectivos militares y familiares.

El Ejército busca evitar una repetición de la violencia militante islamista por parte de uno de sus propios efectivos desde que en 2009 el mayor Nidal Hasan, un musulmán nacido en Estados Unidos, mató a 13 personas e hirió a otras 32 en la base de Fort Hood, Texas, en un ataque que aseguró era una respuesta a las guerras estadounidenses en el mundo musulmán.

(Reporte adicional y escrito por Steve Gorman en Los Ángeles; editado en español por Javier Leira y Carlos Serrano)

Reuters