Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un peso pesado del centrismo francés, Francois Bayrou, se sumó el domingo a los pedidos para que el candidato presidencial Francois Fillon se retire de la competencia electoral, mientras su propio bando conservador aumentaba la presión ante la agudización de un escándalo financiero en torno a su familia. REUTERS/Christian Hartmann.

(reuters_tickers)

Por Maya Nikolaeva

PARÍS (Reuters) - Un peso pesado del centrismo francés, Francois Bayrou, se sumó el domingo a los pedidos para que el candidato presidencial Francois Fillon se retire de la competencia electoral, mientras su propio bando conservador aumentaba la presión ante la agudización de un escándalo financiero en torno a su familia.

Fillon, de 62 años, ha visto cómo se desploman sus índices de aprobación desde que la publicación satírica Le Canard Enchainé informó el 25 de enero que pagó cientos de miles de euros a su mujer por trabajos parlamentarios que probablemente no realizó.

Bayrou no ha apoyado aún de forma pública a ningún candidato. Pese a ser una figura respetada, sus tres pasadas candidaturas presidenciales fueron infructuosas, pero arrastra un núcleo de votos del 6 por ciento. Ahora aseguró que no se alineará con la centroderecha si Fillon sigue siendo candidato.

"No tiene otra alternativa", dijo Bayrou a los medios Le Grand Jury RTL-Le Figaro-LCI el domingo, al ser preguntado sobre su debería dar un paso al costado.

Dos semanas atrás, Fillon era el favorito de la contienda y parecía en camino a lograr un fácil tránsito hasta el Palacio del Elíseo en las elecciones de la primavera boreal. Pero ahora ni siquiera es seguro que pase a la segunda vuelta.

La última gran encuesta de intención de voto mostró que el ex primer ministro, abanderado de la principal formación de centroderecha, Los Republicanos, figuraba en tercer lugar tras la ultraderechista Marine Le Pen y el independiente Emmanuel Macron. Ambos hicieron campaña en la ciudad Lyon durante el fin de semana.

"Uno no puede presentar un programa que exige sacrificios a todos, sobre todo a los que están en la base de la pirámide, mientras reservan privilegios para los que (...) tienen poder", afirmó Bayrou, quien agregó que apoyará a Alain Juppé -otro ex primer ministro- si Fillon se retira.

El senador Bruno Gilles, del partido de Fillon, dijo el sábado en una emisora que los fieles del partido han "pasado la página" y quieren un cambio de candidato de forma abrumadora. "Este escándalo nos hace más daño cada día y no podemos esperar otras dos semanas. Están en juego las elecciones presidenciales y legislativas y, además, la supervivencia de nuestro partido político. Podríamos llegar a una escisión", aseguró.

(Reporte adicional de Yann Le Guernigou; editado en español por Carlos Serrano)

Reuters