Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

En la imagen, Kim Jong Nam en el aeropuerto de Pekín en una foto de Kyodo del 11 de febrero de 2007. La inteligencia de Corea del Sur cree que entre los sospechosos del asesinato del hermano del líder de Corea del Norte había varios trabajadores de los herméticos ministerios norcoreanos de Relaciones Exteriores y Seguridad, revelaron legisladores de Seúl. Kyodo/via REUTERS/Files

(reuters_tickers)

Por Jack Kim y Ju-min Park

SEÚL (Reuters) - La inteligencia de Corea del Sur cree que entre los sospechosos del asesinato del hermano del líder de Corea del Norte había varios trabajadores de los herméticos ministerios norcoreanos de Relaciones Exteriores y Seguridad, revelaron legisladores de Seúl.

Kim Jong Nam fue asesinado este mes en un aeropuerto de la capital de Malasia por personas que utilizaron el agente nervioso VX, un químico capaz de matar en minutos y que es catalogado por Naciones Unidos como un arma de destrucción masiva.

Corea del Sur es muy sensible a los acontecimientos relacionados con su impredecible vecino, que posee armas nucleares, por lo que funcionarios de inteligencia informaron a congresistas sobre el asesinato del hermano del líder norcoreano, Kim Jong Un.

Corea del Norte no ha reconocido estar implicado en la muerte, pero funcionarios surcoreanos y estadounidenses creen que Kim Jong Nam, que había criticado el férreo control familiar sobre el aislado país, fue asesinado por agentes de Pyongyang.

"Entre los ocho sospechosos en este caso, cuatro son del ministerio de Seguridad Estatal y dos, que realmente estuvieron involucrados, son del ministerio de Relaciones Exteriores", dijo a periodistas Lee Cheol-woo, uno de los legisladores que fue informado por la inteligencia surcoreana.

"Por eso esto es un caso de terrorismo liderado por el Estado, directamente organizado por el ministerio de Seguridad Estatal y el ministerio de Relaciones Exteriores", añadió Lee.

La policía de Malasia ha identificado a un total de ocho norcoreanos como sospechosos o como buscados para ser interrogados, incluido un funcionario de la embajada de Corea del Norte que aún se cree que está en Kuala Lumpur.

(Editado en español por Rodrigo Charme)

Reuters