Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen de archivo del ministro del Interior de España, Juan Ignacio Zoido, a su llegada a una reunión de gabinete en Madrid, nov 4, 2016. REUTERS/Sergio Perez

(reuters_tickers)

Por Angus Berwick

MADRID (Reuters) - La célula yihadista que mató a 16 personas en un doble atentado en Cataluña este mes evadió los controles policiales destinados a detectar posibles amenazas, dijo el lunes el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, quien aseguró que esos procedimientos se revisarán.

Las autoridades españolas creen que el grupo inspirado por Estado Islámico pasó meses preparando su ataque en la pequeña localidad de Alcanar, a 200 kilómetros de Barcelona, donde el 17 de agosto uno de sus miembros atropelló a decenas de personas en la célebre avenida de Las Ramblas.

La policía perdió la ocasión de destapar el complot por errores de procedimiento y falta de comunicación entre investigadores, según dijeron fuentes a Reuters la semana pasada.

La policía cree que el plan de cometer un atentado de mayores proporciones fracasó al explotar fortuitamente la casa de Alcanar, en la que fallecieron dos miembros de la célula, incluido el imán sospechoso de haber radicalizado al resto del grupo. Los demás atacantes decidieron entonces alquilar furgonetas para atentar en Barcelona y, horas más tarde, en el balneario de Cambrils.

Al ser preguntado sobre si las autoridades deberían haberse dado cuenta de la actividad sospechosa en la casa, Zoido dijo que la célula logró evadir algunos controles, como la adquisición de material para fabricar bombas, incluidas 120 bombonas de butano.

"Es verdad que estos controles existen. Aquí ha podido a lo mejor faltar un control, y lo que tendremos que hacer es determinar de qué manera podemos evitar que esto vuelva a suceder", dijo el ministro en la emisora Cadena Cope el lunes.

Zoido defendió la labor de los Mossos d'Esquadra (policía regional catalana) y la Policía Nacional tras las acusaciones de falta de comunicación entre ellos, que llevaron a que las causas reales de la explosión se conocieran cuando se estaba cometiendo el atentado de Barcelona.

El ministro aseguró que ambos cuerpos trabajaron de forma estrecha, pero que se iba a llevar a cabo un "análisis muy minucioso" para determinar si había habido algún error.

(Reporte adicional de Jesús Aguado; editado en español por la Redacción de Madrid)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters