Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

En la imagen, el diputado Warren Entsch abraza a la diputada Linda Burney tras la legalización del matrimonio homosexual en la Cámara de Representantes del Parlamento en Canberra (Australia) el 7 de diciembre de 2017. AAP/Lukas Coch/via REUTERS

(reuters_tickers)

SÍDNEY (Reuters) - Australia se convirtió el jueves en la nación número 26 en legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo, provocando aplausos y cánticos entre el público que abarrotaba la galería de visitas del Parlamento, en un país donde algunos estados consideraban los actos homosexuales como ilegales hasta hace apenas 20 años.

Los diputados, que habían desechado la iniciativa conservadora de permitir que los objetores religiosos pudiesen rechazar dar servicio a las parejas homosexuales, ondearon banderas arcoíris y se abrazaron en el hemiciclo de la cámara, después de una votación abrumadoramente a favor de la nueva ley.

Menos de cinco de los 150 diputados votaron en contra.

"Qué gran día. Qué gran día para el amor, la igualdad, para el respeto", dijo el primer ministro Malcolm Turnbull. "Es hora de que haya más matrimonios".

La ley, que también reconocerá a los matrimonios homosexuales consagrados en países extranjeros, entrará en vigor a partir del sábado. Debido a que se requiere un periodo de un mes para que el estado reconozca un matrimonio, las primeras uniones legales de personas del mismo sexo se harán en enero.

(Reporte de Tom Westbrook. Editado en español por Marion Giraldo y Carla Raffin)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters