Reuters internacional

El candidato electo a la presidencia de Ecuador, Lenín Moreno, saludando junto a su esposa desde el palacio de Gobierno en Quito, abr 3, 2017. El socialista Lenín Moreno fue declarado el martes ganador del reñido balotaje presidencial de Ecuador por las autoridades electorales, mientras su rival conservador presentaba impugnaciones al resultado en medio de protestas callejeras. REUTERS/Mariana Bazo

(reuters_tickers)

Por Alexandra Valencia

QUITO (Reuters) - El socialista Lenín Moreno fue declarado el martes ganador del reñido balotaje presidencial de Ecuador por las autoridades electorales, pero su rival conservador presentaba reclamos contra el resultado en medio de protestas callejeras.

Con casi el total de los votos escrutados, Moreno obtuvo el 51,16 por ciento de los sufragios frente al 48,84 por ciento de Guillermo Lasso, lo que equivale a una diferencia de cerca de 230.000 votos, según el Consejo Nacional Electoral (CNE).

"Hoy 4 de abril del 2017, con el 99,65 por ciento del total del escrutinio, podemos informar al país los resultados oficiales, irreversibles, de las elecciones presidenciales de la segunda vuelta electoral", dijo Juan Pablo Pozo, presidente de la autoridad electoral en una cadena de radio y televisión.

"El Ecuador se ha pronunciado libremente en las urnas y es nuestro deber cívico y ético respetar su voz y voto", agregó Pozo al resaltar que los comicios fueron legales y legítimos.

Ahora se abre un espacio para que las organizaciones políticas presenten pedidos de impugnación o apelen la votación, por lo que demoraría la proclamación de Moreno, un administrador de 64 años, como presidente del país andino.

Lasso, un ex banquero conservador, anunció que el miércoles presentarán los fundamentos de la impugnación de los resultados que será entregada a la corte electoral y ha dicho que pedirá una auditoría al sistema informático utilizado durante el escrutinio porque considera que hubo irregularidades.

Pero para la misión de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) no hubo discrepancias entre las actas observadas y los datos oficiales tras contrastar la información.

El presidente saliente Rafael Correa, quien ha criticado fuertemente el accionar de la OEA, dijo que un conteo rápido del organismo continental le daba una victoria al oficialismo, minimizando las denuncias de la oposición.

"Hoy desayuné con jefe de la misión de OEA. También hicieron conteo rápido dándonos la victoria y se lo comunicaron a (Guillermo) Lasso.¡Qué farsa!", agregó en su cuenta de Twitter.

MANO PARA OPOSITOR

Simpatizantes de Lasso han realizado masivas concentraciones en Quito, Guayaquil y otras ciudades a lo largo del país para pedir un reconteo de votos, en medio de llamados a mantener la calma y evitar confrontaciones.

"No permitiremos que continúen con esta farsa y tendremos que salir todos a las calles a protestar por un país libre de la dictadura correísta", dijo Martha Obregón, una psicóloga de 34 años, en la ciudad de Guayaquil.

Tras conocer los resultados oficiales, Moreno, quien se moviliza en silla de ruedas, se mostró conciliador y manifestó estar abierto al diálogo con la oposición.

"Mi mano está tendida para todos, incluye por su puesto al candidato opositor; la mano está tendida para hablar acerca de los grandes objetivos nacionales", dijo a periodistas. Agregó que está conversando con "ciudadanos de valía" para conformar su gabinete de gobierno.

Además, envió un mensaje al fundador de WikiLeaks, Julian Assange: "Debe respetar la condición en la que está y no entrometerse en la política ecuatoriana", en referencia a un comentario que hizo el australiano en su cuenta de Twitter sobre el resultado de los comicios.

Assange, quien reveló cables secretos de Estados Unidos, se encuentra asilado desde hace casi cinco años en la embajada de Ecuador en Londres para enfrentar acusaciones de las autoridades suecas por delitos sexuales que él ha negado haber cometido.

(Reporte adicional de José Llangarí y Mariana Bazo en Quito y Yury García en Guayaquil. Editado por Javier López y Pablo Garibian)

Reuters

 Reuters internacional